10 Nov '10

Sociedad Uruguaya

Cepal expuso tres exitosas iniciativas sociales en reunión del Centro Mexicano para la Filantropía

Un modelo aporta sostenibilidad financiera a organizaciones de la sociedad civil, otro aumenta la eficiencia y transparencia del gasto público en los municipios y un tercero apoya a estudiantes rurales que viven lejos de sus escuelas. Estos son los tres proyectos de innovación social que la CEPAL presentó en Ciudad de México.

Las iniciativas se presentaron en la reunión anual del Centro Mexicano para la Filantropía, CEMEFI, en el panel de inauguración llamado Condiciones sociales para la innovación, que tuvo lugar el Martes 9 de noviembre en Ciudad de México. El lema de la reunión fue Innovar, renovar acciones de la sociedad civil.

Los tres emprendimientos son ganadores del concurso Experiencias en Innovación Social que organiza la CEPAL con el apoyo de la Fundación Kellogg desde el 2004, y que en sus cinco ciclos ha recogido 4 800 postulaciones de todos los países de la región.

María Elisa Bernal, directora del proyecto  Experiencias en Innovación Social, postula que, así como los sectores productivos innovan apoyados en las nuevas tecnologías, los sectores sociales deben incorporar innovaciones para ser más efectivos, eficientes y competitivos, ya sean públicos o de la sociedad civil.

“Estos proyectos han solucionado problemas: dan atención permanente a discapacitados, evitan el desfalco de las arcas municipales, prolongan la educación de niños y niñas que viven lejos de las escuelas. Son experiencias de gran impacto, que surgen de las bases ante situaciones apremiantes, se han sostenido en el tiempo y pueden ser replicadas creativamente. Su éxito se asocia a la participación de la comunidad y al rol catalítico que juegan las ONGs”, dice.

Los tres proyectos son:

1.        De la basura a la rehabilitación, de Chile, asegura la sostenibilidad económica de un centro de rehabilitación para personas de escasos recursos con la ayuda activa de la comunidad.

2.        El Observatorio Social de Maringa  de Brasil, crea una herramienta de control social para prevenir el desvío de fondos y la malversación de recursos públicos que asegura la  transparencia en los procesos de licitación mediante la participación ciudadana.

3.        Hospedaje Estudiantil en Familia, de Bolivia, asegura el acceso y la permanencia escolar hasta finalizar la enseñanza básica  de niños y niñas de zonas rurales alejadas y mejora la calidad de la educación.

Deja un comentario

*