10 Mar '11

Sociedad Uruguaya

Penadés preocupado ante víctimas de accidentes de tránsito

En la media hora previa del Senado del miércoles 9 de marzo el legislador nacionalista Gustavo Penadés se manifestó preocupado ante víctimas de accidentes de tránsito

SEÑOR PENADÉS. “Señor Presidente: en la mañana de hoy queremos referirnos a un tema que todos los días toma estado público y que, lamentablemente,  nos trae malas noticias: me refiero a las víctimas de los accidentes de tránsito. En nuestro país, este es un flagelo al que, a la brevedad, tendremos que  prestarle la debida atención, ya que constituye una de las principales causas de muerte y la principal para los jóvenes. Dada la problemática, se han tomado una serie de medidas que creo que no se vienen cumpliendo en su totalidad.

En el período pasado este Parlamento votó una ley de seguro obligatorio, pero el otro día tomamos conocimiento de que había más de 150.000 vehículos que todavía no estaban asegurados. Es más, muchos de esos vehículos se encuentran en pésimas condiciones como para transitar las calles de las ciudades y, fundamentalmente,  las rutas nacionales.

Ante la mirada impávida de las autoridades –que nada hacen para contrarrestar esto–, nos enfrentamos a otra situación muy compleja, producto del inocultable crecimiento económico que, por suerte, nuestro país está viviendo. Me refiero a la proliferación de motos y ciclomotores en las vías de tránsito de nuestro país, conducidos por ciudadanos que muchas veces no están en condiciones de hacerlo. Si a eso se agrega que muchas de estas motos se encuentran en un estado realmente calamitoso,  no tienen la debida iluminación y a veces transportan hasta tres pasajeros, incluso  niños, en situaciones más que arriesgadas, creo que las autoridades deberían prestar la debida atención a esto, porque hoy el sistema de tránsito de nuestro país casi está colapsando. En ese sentido, señor Presidente, creemos que tanto el Banco de Seguros del Estado como la Policía de Tránsito, las Intendencias Departamentales y la Policía Caminera, deberían tomar las precauciones necesarias para comenzar paulatinamente –nadie está sugiriendo ningún tipo de medida abusiva o represiva– un proceso de educación y adoptar medidas severas para regularizar esta situación que pone en riesgo de vida, nada más y nada menos, a personas que, muchas veces, son víctimas inocentes y pierden su vida a causa de la irresponsabilidad de los conductores en las vías de tránsito de todo el país.

Asimismo, se dice que, como consecuencia de los accidentes de tránsito, se generan pérdidas económicas que superan los US$ 100:000.000 al año. Por ese motivo, creemos imperioso que las autoridades nacionales y departamentales adopten medidas severas para comenzar un férreo control: en primer lugar, registrar los vehículos que no se encuentran en condiciones de transitar; en segundo término, requerir a la brevedad algún tipo de aprendizaje para conducir ciclomotores o motos en la vía pública, tanto en la ciudad como en las rutas nacionales y, en tercer lugar, exigir en su totalidad la aplicación de la ley que obliga a todos los vehículos a estar debidamente asegurados ante las entidades aseguradoras de nuestro país para que, ante la eventualidad de un accidente, las víctimas puedan estar cubiertas, aunque sea parcialmente.

Solicito que la versión taquigráfica de mis palabras sea enviada al Ministerio del Interior, a la Dirección Nacional de Policía Caminera, al Banco de Seguros del Estado, a la UNASEV, al Ministerio de Transporte y Obras Públicas y a las Intendencias y Juntas Departamentales de todo el país”.

Deja un comentario

*