5 Jun '11

Sociedad Uruguaya

En el Día Mundial del Medio Ambiente se exhorta a preservar los bosques

“Bosques: la naturaleza a su servicio” es el lema 2011 del Día Mundial del Medio Ambiente. En Uruguay, DINAMA presenta una agenda de actividades relacionadas con la salvaguarda de los bosques nativos, elemento crucial en nuestro ecosistema. Cerca de 700 mil hectáreas del territorio continental uruguayo están ocupadas por bosques nativos y de las 2.450 especies vegetales que existen en el país, 260 son árboles y arbustos.

Este 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente 2011 con el lema “Bosques: la naturaleza a su servicio”. La intención del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) es destacar la relación indisoluble entre la calidad de vida y la salud de los bosques y los ecosistemas forestales.

Un tercio del planeta está cubierto por bosques y las funciones vitales que realizan son un factor fundamental en la cruzada contra el cambio climático. Es de destacar que la deforestación global avanza peligrosamente, cada año 13 millones de hectáreas de bosque son destruidas.

Los bosques son el hogar de más de la mitad de las especies terrestres de animales, insectos y plantas y conforman los ecosistemas de mayor diversidad biológica de la tierra. Cerca de 1.6 billones de personas dependen de los bosques para subsistir.

Uruguay cuenta con bosques nativos de gran importancia que ocupan cerca de 700 mil hectáreas de su territorio continental. De las 2.450 especies vegetales existentes en el país, 260 son árboles y arbustos.

Por su vital participación en los procesos ecológicos, es imprescindible preservar los bosques nativos uruguayos que se encuentran amenazados tanto en extensión como en composición florística.

Debido a cambios en el uso del suelo por cultivos agrícolas, forestación, ganadería y embalse para represas hidroeléctricas, cientos de hectáreas de bosques han desaparecido. Asimismo, la incorporación de especies exóticas que compiten y desplazan a las nativas, degradaron la composición florística.

La tala indiscriminada para la extracción de madera y la introducción de animales domésticos que perjudica la renovación de especies son amenazas a destacar.

En base a las características geomorfológicas y fisonómicas del Uruguay se pueden definir en él, cinco tipos de bosques.

El “bosque ribereño”, compuesto por una formación vegetal arbórea que ocupa la mayor parte del país y se ubica en las márgenes de cursos de agua, lagunas e islas.

Los “bosques serranos”, asociados a las zonas de sierras, se ubican en los valles y en lugares cercanos a arroyos y cañadas.

El “bosque de quebrada” que se desarrolla en valles profundos con paredes rocosas de pendientes muy pronunciadas generalmente en las nacientes de ríos y arroyos.

En el “bosque parque”, se utiliza el término para denominar formaciones vegetales claramente distintas en su composición y localización en el territorio.

El “bosque psamófilo” refiere a la flora natural costera dispuesta en una franja de pocos kilómetros de ancho sobre campos de médanos y barrancas. El término psamófilo alude a la afinidad por la arena.

Fuente: Presidencia de la República. www.presidencia.gub.uy

Deja un comentario

*