27 May '12

Sociedad Uruguaya

Conmemoración por presencia uruguaya en Antártida

Homenaje a los pioneros uruguayos, Cnel (Av) (R) don Roque Aíta y Cnel (Nav) (R) don Bernabé Gadea, quienes fueron los que hace 30 años colocaron el Pabellón Nacional en el Polo Sur.

El viernes 25 de mayo de 2012, el Instituto Antártico Uruguayo conjuntamente con la Asociación Antártica Uruguaya, la Asociación Antarkos y la Asociación Patriótica del Uruguay organizaron un evento enmarcado en la Semana de la Ciencia y la Tecnología 2012, que culminó con la entrega de la Medalla a la Trayectoria Antártica a dos pioneros uruguayos que marcaron el hito de plantar el Pabellón Nacional en el Polo Sur geográfico el 19 de enero de 1982, treinta años atrás.

El Cnel (R ) Emilio Alvarez, integrante de la Directiva de la Asociación Antártica Uruguaya, tuvo a su cargo la apertura del evento, presentando la conferencia titulada «Evolución de la ciencia y la tecnología en la conquista del Polo Sur», la cual fue dictada por Cnel. Waldemar Fontes, Jefe de RRPP del Instituto Antártico Uruguayo.

Allí Fontes resumió de manera clara y precisa, la evolución tecnológica de estos cien años de presencia humana en la Antártida, mostrando la forma en que se planificaron las expediciones de Amundsen y Scott, que compitieron por llegar primero al Polo Sur en el verano austral de 1911-1912.

De la comparación de tecnología, planificación, logística y objetivos de cada una, se fue analizando como los materiales y equipos empleados en aquellos tiempos, fueron útiles a los fines de exploración, viendo cómo algunos siguen aún siendo aplicados en la actualidad.

Al celebrarse el centenario de aquellas conquistas, en este verano numerosos aventureros repitieron los itinerarios de los pioneros, comprobando que a pesar de los avances tecnológicos, aún la Antártida sigue imponiéndose.

Con respecto a la evolución de la actividad científica en el Polo Sur, el conferenciante mostró imágenes de 1911 donde se apreciaban los aparatos y medios disponibles, comparando aquellos con la moderna estación Amundsen-Scott de USA, instalada en el mismo Polo Sur y administrada por la Fundación Nacional para la Ciencia (NSF por su sigla en inglés), donde se realizan estudios astronómicos, de la atmósfera y perforaciones en el hielo, entre otras investigaciones.

Cnel Waldemar Fontes, jefe de RRPP del IAU

Fontes destacó la participación de Uruguay en la conquista del Polo Sur, recordando que desde 1776, cuando se instaló el Apostadero de Montevideo, la flota colonial española tenía jurisdicción sobre los mares australes y las tierras que pudieran descubrir más allá.

Luego, más adelante en el tiempo, desde nuestro territorio se apoyó a las diversas expediciones de exploración, con suministros, logística, información meteorológica y muchas cosas más, destacándose por ejemplo la inclusión del corned beef y los extractos de carne OXO, producidos en el frigorífico Liebig´s de Fray Bentos o el apoyo logístico brindado por la empresa naviera de don Pedro Chirstophersen a la concreción de la expedición de Amundsen. Al respecto se destacó la presencia de Amundsen y su gente en mayo de 1912, en Montevideo, donde fueron agasajados por su logro, hecho que quedó plasmado en los medios de prensa de la época.

Cerrando la conferencia, Fontes fue recordando a las distintas expediciones pioneras que llegaron al Polo Sur, hasta ponernos en contacto con la llegada de nuestros pioneros, quienes por invitación de la NSF, arribaron allí el 19 de enero de 1982.

Un emotivo video, que compilaba escenas de aquella aventura de nuestros uruguayos pioneros, conmovió al público al escuchar la voz de Gadea, que emocionado relataba su llegada al polo. El video culminaba con el momento en que el Pabellón Nacional ondea al viento polar, confundiéndose al sol de la bandera con el sol de mediodía que brilla las 24 horas en el verano polar, lo que hizo estallar los aplausos del público.

Mientras las imágenes seguían pasando en la pantalla, se dio lectura a la resolución de la Asociación Antarkos para el otorgamiento de las medallas a la trayectoria antártica, que decía lo siguiente:

La Medalla a la Trayectoria Antártica, instaurada por la Asociación Civil ANTARKOS, se otorga a aquellos nominados, que por aprobación unánime de la Comisión designada a esos efectos, hayan demostrado hechos notables y prolongados en el tiempo, en pos de la presencia del Uruguay en la Antártida.

Medalla a la Trayectoria Antártica

Se concederá a quienes se hayan destacado en forma excepcional, demostrando una dedicación permanente y continuada a la actividad antártica por un período mínimo de 20 años y no sólo a través de acciones aisladas sobresalientes.

Su otorgamiento se hará a propuesta de un grupo de personas relacionadas a la Antártida y por la aprobación unánime del Comité designado a esos efectos.

El Dr. Roberto Puceiro ha sido la primera persona propuesta y seleccionada para recibir la Medalla a la Trayectoria Antártica, habiendo recibido la misma en octubre de 2011.

La medalla deberá ser de metal de color plata y blanco, que simbolice la asociación entre la nieve y el hielo, con la sabiduría del que ha dedicado una larga etapa de su vida a la Antártida y a la pureza que ella significa.

En su frente estará representado en tonalidades de plata blanco y celeste, el Copo de Nieve de Koch, una de las más sencillas figuras fractales, que con su simplicidad y belleza expresará, que a través del trabajo silencioso y permanente, es posible concretar obras grandiosas.

En el anverso de la Medalla, estarán representados dos pingüinos barbijo, habitantes de la Antártida, que por su simpatía son reconocidos por todo el mundo.

Los pingüinos barbijo son animales simpáticos y curiosos, que se aproximan a recibir a los visitantes y viven particularmente en la zona donde Uruguay ha hecho sus primeras incursiones antárticas.

Los dos pingüinos representarán una pareja, macho y hembra, que en actitud vigilante, protegen un paisaje antártico que muestra, cielo, mar y tierra, ambientes en donde el ser humano desarrolla su actividad.

El pingüino macho levanta su pico en señal de alabanza, por el logro alcanzado por la persona que recibe la medalla, mientras la hembra, observa al futuro, proyectando ese logro hacia las nuevas generaciones.

En el borde superior, irá grabada una leyenda que diga: “Por su Trayectoria Antártica”

Al centro de la Medalla, se inscribirá el nombre de la persona que la recibió y la fecha de otorgamiento.

La Medalla tendrá una cinta blanca, representado los colores de la nieve, con una franja de líneas azules y blancas, que representarán la Bandera Nacional.

Conjuntamente con la Medalla, se entregará un Diploma de Honor y una carta, especificando los detalles de porqué se otorgó la distinción, ambos firmados por el Presidente y el Secretario de la Asociación Civil Antarkos.

Con motivo de haberse cumplido el pasado 19 de enero, 30 años del importante hito que fue la colocación por primera vez del Pabellón Nacional en el Polo Sur geográfico de manera oficial, las siguientes personas serán distinguidas con la Medalla a la Trayectoria Antártica:

Bernabé Gadea Echeverría

Bernabé Gadea

Coronel (Navegante) (Retirado) de la Fuerza Aérea Uruguaya, Profesor de Astronomía y Meteorólogo.

En el año 1982 izó el Pabellón Nacional en el Polo Sur Geográfico junto al Cnel (Aviador) Roque Aita.

En febrero de 1984 se llevó a cabo la «Primera Misión Antártica Uruguaya», la cual integró como tripulante y científico.

En el periodo 1984/85 integró la dotación de la «Base Científica Antártica Artigas» como director del proyecto de «Meteorología» y «Física de la atmósfera superior».

Integró en el año 1986 la primera dotación uruguaya que pasa el invierno en la Antártida.

Como Director del Programa de física de la atmósfera superior, instaló en el año 1991 junto al mencionado grupo científico, la estación ionosférica «IONOANTARU», al cumplirse 30 años de ratificación del Tratado Antártico.

Fue integrante del Consejo Directivo del Instituto Antártico Uruguayo entre los años 1998 a 2001.

Es socio Fundador de la Asociación Civil ANTARKOS, Apoyamos a Uruguay en la Antártida, habiendo integrado la Comisión Directiva en varias oportunidades y siendo su Presidente en el período 2007-2009

Ha participado en seminarios y simposios de carácter internacional en el ámbito antártico y actualmente se desempeña como asesor honorario del Instituto Antártico Uruguayo.

Roque Antonio Aíta González

Roque Aita

Coronel Aviador (R ) de la Fuerza Aérea Uruguaya

El 10 de marzo de 1964 el entonces Tte. 2º (P.A.M) don Roque Aita elevaba a sus superiores un proyecto de vuelo cuidadosamente elaborado en el cual probaba la factibilidad de una Misión a la Antártida.

En 1968 se vinculó al Profesor Julio C. Musso, que recientemente fundara el Instituto Antártico Uruguayo y comenzó a trabajar en la temática.

En 1970 participó de la Primera Convención Nacional Antártica e integró la Comisión de Navegación como secretario.

En 1968 se integró al Instituto Antártico Uruguayo hasta su oficialización en 1975, primero como integrante y luego como Consejero, tarea que desempeñó entre 1979 y 1989 y luego entre 1992 y 1996.

En el año 1982 izó el Pabellón Nacional en el Polo Sur Geográfico junto al entonces Capitán (Nav) Bernabé Gadea.

En febrero de 1984 se llevó a cabo la «Primera Misión Antártica Uruguaya», la cual integró como jefe de Misión.

Es fundador de la Asociación Antártica Uruguaya y actualmente desempeña el cargo de Vicepresidente.

————————————–

Por mayor información

Instituto Antártico Uruguayo

Oficina de Relaciones Públicas

Mail: rrpp@iau.gub.uy

 

Deja un comentario

*