10 May '12

Sociedad Uruguaya

Declaración de la Jornada Regional de Educación Ambiental de las Mercociudades

DECLARACIÓN DE CIUDAD DE LA COSTA.

Jornada Regional de Educación Ambiental de las Mercociudades.

Ciudad de la Costa, Canelones, 9 de mayo de 2012.

Los presentes, representantes de organizaciones e instituciones de la región que trabajamos por una educación ambiental hacia el desarrollo sustentable, adherimos a la presente Declaración.

Esta Declaración se enmarca en el Encuentro Regional de las Mercociudades hacia el Desarrollo Sostenible, de cara a la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, Rio + 20.

Considerando:

1.-Que ya desde la Declaración de la Conferencia Intergubernamental sobre Educación relativa al Medio Ambiente (Tbilisi, 1977), pasando por varios encuentros a nivel mundial y regional, se ha venido trabajando y promoviendo la Educación Ambiental.

2.- Que la Agenda 21, aprobada en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo realizada en Río de Janeiro en 1992, en el Capítulo 36, exhorta a los gobiernos, a la adopción de medidas de acción coordinada en educación ambiental, promoviendo a tal fin, la identificación y creación de los espacios institucionales que entiendan necesarios.

3.- Que en la región se están dando avances hacia el crecimiento inclusivo, hacia la aplicación de varios aspectos de la Agenda 21, pero aún falta mucho por hacer y es en este sentido que es necesario seguir trabajando colectivamente desde lo local.

4.- Que es necesario fortalecer las capacidades locales para lograr avances significativos hacia un verdadero cambio socioambiental.

5.- Que desde la Declaración de Buenos Aires del 2005, de la Red de Mercociudades, se propone que los gobiernos locales, como receptores directos de las demandas sociales, deben dar respuesta a los problemas ambientales, promoviendo una activa participación de la ciudadanía en la definición de las políticas públicas, revalorizando las diversas pautas culturales, intereses, motivaciones y necesidades, a través de diferentes estrategias de educación.

6.- Que también en la Declaración de Buenos Aires se propone educar para actuar, participar y decidir sobre la construcción de futuros alternativos, tomando en cuenta la realidad regional y articulando esfuerzos hacia una alianza estratégica entre las ciudades y sus habitantes.

7.- Que en el documento borrador de Mercociudades, que se está elaborando de cara a Rio + 20, se plantea avanzar hacia el desarrollo sustentable, con un crecimiento inclusivo, y tendiendo hacia una gobernanza regional, a través de acciones coordinadas, participativas y  abarcativas de los diversos problemas ambientales a nivel regional.

Afirmamos que:

1.- La perspectiva ambiental del desarrollo debe ir hacia la reformulación del paradigma predominante en las últimas décadas, donde convive el individualismo, la desigualdad social, y la explotación ambiental. Es necesario seguir avanzando en la formación de capacidades, promoviendo valores que se reorienten hacia el desarrollo sustentable, con bases en el respeto por la diversidad biológica y cultural, la equidad social y la democracia participativa.

2.- La educación ambiental es de crucial importancia como herramienta para generar conciencia, promover comportamientos individuales y colectivos que tiendan a la construcción de verdaderas sociedades y ciudades sustentables, garantizando la calidad de vida de nuestros ciudadanos y conservando los ecosistemas locales y su biodiversidad.

3.- Las capacidades necesarias para promover el desarrollo sustentable, se deben generar a nivel regional, fortaleciendo a los más diversos actores locales que trabajan en el tema, desde los gobiernos locales a las organizaciones de la sociedad civil. La participación y la voz de lo local debe incidir en las acciones globales.

4.- Los gobiernos locales, subnacionales y nacionales, como representantes de la sociedad civil, cumplen un rol fundamental en promover una cultura ambiental y nuevas prácticas sociales.

Proponemos:

1.- Trabajar desde lo local en la profundización y aplicación de los diversos aspectos de la Agenda 21, en la búsqueda de una sociedad más justa y mejor relacionada con su entorno.

2.- Buscar la cooperación entre los gobiernos locales, subnacionales y nacionales, las  organizaciones de la sociedad civil y la ciudadanía, consolidando estrategias de acción coordinadas, generando un espacio de encuentro, a fin de lograr una construcción conjunta con miras al desarrollo sustentable.

3.- Fortalecer a nivel local las capacidades e involucramiento de la ciudadanía, que tiendan hacia el modelo de sociedades y ciudades sustentables y solidarias, articulando también las acciones a nivel regional.

4.- Promover actividades permanentes de educación ambiental, no sólo en los ámbitos formales, sino también en los no formales y que abarquen a todas las generaciones. Capacitar en educación ambiental a futuros docentes y educadores ya desde su formación.

5.- Incursionar no sólo en las herramientas tradicionales de educación, sino también en el uso de herramientas innovadoras características de este siglo XXI, en especial los medios de comunicación, internet, etc.

6.- Promover desde la educación ambiental el involucramiento masivo de la ciudadanía y lograr un verdadero cambio de hábito a largo plazo, promoviendo una ètica ambiental que garantice el desarrollo sustentable, la protección de los ecosistemas y su biodiversidad y la existencia de sociedades inclusivas.

Deja un comentario

*