20 Jul '12

Sociedad Uruguaya

Fructífero diálogo con inversores en Corea del Sur

Los inversores coreanos de varios sectores demostraron su interés en apostar a Uruguay, luego de un seminario promovido por la delegación oficial que integra el ministro Kreimerman. Ya está confirmado un emprendimiento de la industria química coreana en nuestro territorio, mientras la carne uruguaya está próxima a ingresar al país asiático.

El ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, y el resto de la delegación oficial que visita Corea del Sur participaron hoy del seminario denominado Presentación de oportunidades de inversión en Uruguay: infraestructura y régimen de Participación Público Privada, desarrollado en Seúl.

La actividad estuvo patrocinada por la Asociación Internacional de Constructores de Corea (ICAK, por su sigla en inglés) y la Cámara de Comercio e Industrias de Corea (KCCI, por su sigla en inglés). Cincuenta empresarios de los sectores de la química, la energía y la infraestructura asistieron al evento, que tuvo como objetivo promover el comercio y las inversiones entre ambos países.

El ministro Kreimerman realizó una presentación sobre Uruguay, en la que subrayó los elementos más importantes para la promoción de inversiones –entre ellos su estabilidad, su seguridad jurídica y sus normas claras para los inversores- y abordó las relaciones comerciales con Corea del Sur.

En tanto, la presidenta del a Corporación Nacional para el Desarrollo (CND), Adriana Rodríguez, explicó a los inversores coreanos la ley de Participación Público Privada (PPP).

Por su parte, el vicepresidente de la ICAK, Shin Soong-Chull, destacó la importancia del seminario organizado por nuestro país como una señal de interés del Gobierno uruguayo en fortalecer la cooperación con Corea e incrementar las inversiones.

Luego del seminario, los empresarios efectuaron consultas específicas que evidencian su conocimiento sobre nuestro país y un interés real en concretar inversiones, particularmente en los sectores logístico, energético y de infraestructura (Corea del Sur es un país de gran tradición en astilleros y fabricación de buques metaneros, recordó el ministro Kreimerman), y en temas tales como el puerto de aguas profundas, la regasificadora y las energías renovables, sobre todo la eólica.

Asimismo, desde el sector químico se anunció la concreción de una inversión en nuestro país que se afinará durante las próximas semanas, cuando el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) reciba a los empresarios para ajustar la localización del emprendimiento y dialogar sobre la normativa vigente, entre otros puntos.

Otros sectores que demuestran potencial en cooperación son el electrónico y el de las telecomunicaciones.

Comercio

En cuanto a los vínculos comerciales, el secretario de Estado recordó que restan las últimas etapas para el ingreso de la carne bovina desosada nacional a Corea del Sur, consistentes en la publicación de la habilitación. Hasta el momento se han realizado trámites correspondientes a la normativa y el estatus sanitario del producto, entre otros.

Kreimerman explicó que esto serán de gran importancia para Uruguay –también para la industria-, debido a que Corea del Sur es un país de 50 millones de habitantes, con un alto consumo de carne y un ingreso por habitante que ha crecido considerablemente en las últimas dos décadas (hoy alcanza los 30.000 dólares anuales), lo que ha determinado una demanda de productos de mayor calidad y precio.

Actualmente, Corea del Sur importa su carne, mayoritariamente, de Australia, y en menor medida de Estados Unidos y México.

El titular del MIEM recordó que la apertura a la carne uruguaya surgió de diversas tratativas del Gobierno uruguayo que se remontan a la visita del expresidente de la República, Tabaré Vázquez, e incluyen la reunión entre el presidente José Mujica y el primer ministro coreano, Kim Hwang-sik.

Por otra parte, los empresarios que integran la gira por Corea del Sur también han encaminado negocios en el sector del vino y en otras ramas de bienes y servicios, entre ellas el turismo. Promueven la generación de una corriente turística de coreanos sobre todo hacia Punta del Este, dado su alto poder adquisitivo.

 

Deja un comentario

*

Facebook
Twitter