11 Dic '12

Sociedad Uruguaya

El BID lanza GRADUATE XXI para prevenir el abandono escolar en América Latina

Casi la mitad de los jóvenes no acaba la educación secundaria

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanza GRADUATE XXI, una iniciativa que busca concienciar a la población sobre la crisis del abandono escolar en secundaria en América Latina y encontrar soluciones para mantener el máximo número posible de jóvenes en las escuelas. GRADUATE XXI tiene como objetivo implicar a los ciudadanos latinoamericanos de todos los sectores de la sociedad en la mejorara del sistema educativo y aumentar el número de graduados en la región. Para ello, presentará los datos y análisis más recientes sobre abandono escolar a través de medios de comunicación social, cine y foros interactivos en línea.

Los motivos

El acceso a la educación en América Latina ha mejorado considerablemente en los últimos años. La educación primaria es prácticamente universal en toda la región. Sin embargo, casi la mitad de estudiantes no termina la educación secundaria. Las brechas en el acceso a la educación persisten entre los grupos socioeconómicos y étnicos así como entre las comunidades urbanas y rurales. La juventud indígena, los jóvenes de pocos recursos económicos, los estudiantes con discapacidad y aquellos que viven en áreas rurales aparecen de forma desproporcionadamente alta en las tasas de deserción escolar de América Latina.

Los datos muestran que:

En todos los países de América Latina la brecha entre estudiantes pobres y ricos persiste.

Cerca de la mitad de la juventud indígena no completa 9 años de enseñanza.

Más del 40 por ciento de los jóvenes indígenas con edades comprendidas entre los 12 y los 17 años no van a la escuela.

Se estima que tan sólo entre un 20 por ciento y un 30 por ciento de los niños y jóvenes con discapacidad en la región asiste a la escuela. La mayoría de ellos no termina la secundaria.

Las metas

El BID trabaja conjuntamente con gobiernos de América Latina para cerrar las brechas en el acceso y mejorar la calidad de la educación secundaria. Según encuestas de hogares, la mayoría de los estudiantes entre 13 y 15 años que no van a la escuela identifican la falta de interés –por encima de los problemas económicos, de acceso o familiares– como la razón principal de abandono escolar. Estos sorprendentes resultados sugieren una posible deficiencia en la calidad de la educación y del plan de estudios de los jóvenes. GRADUATE XXI pretende investigar en profundidad, analizar y generar debate sobre las causas subyacentes del abandono escolar.

Además de vídeos, blogs, material educativo y los datos más recientes sobre deserción escolar, GRADUATE XXI acogerá una serie de 10 concursos en la red. Cada mes, los visitantes de la web podrán proponer ideas para un concurso sobre cómo superar los obstáculos que enfrentan los jóvenes latinoamericanos para terminar secundaria. Al cierre de cada concurso un comité de expertos elegirá a los finalistas que, finalmente, ganarán con votaciones directas de los usuarios de GRADUATE XXI. Los ganadores actuarán como embajadores honorarios de Graduate XXI en sus propios países y recibirán un iPad mini. Sus contribuciones serán publicadas en GRADUATE XXI.

Cada concurso culminará con el anuncio de la idea ganadora y la proyección de un cortometraje sobre el tema pertinente. El primer concurso, que se presentará hoy el 10 de diciembre, se centrará en las barreras a las que se enfrentan los estudiantes con discapacidad y se solicitarán ideas para hacer la educación más inclusiva y accesible. “Hugo”, el primer cortometraje de la premiada directora Mariana Chenillo, se estrenará en el cierre del primer concurso, a finales de enero.

El director argentino Pablo Fendrik y el colombiano Carlos Gaviria ofrecerán sus talentos narrativos para GRADUATE XXI en próximos concursos. El cortometraje de Fendrik explorará las barreras para acceder a la educación en áreas rurales de América Latina y la necesidad de trabajar de los jóvenes de bajos recursos. El impacto de la violencia sobre las tasas de graduación escolar será el tema del cortometraje de Gaviria.

Testimonio

Chenillo, que grabó un documental sobre estudiantes sordos en la ciudad de México para GRADUATE XXI, asegura sentirse “orgullosa de formar parte de este proyecto porque hace de la educación un tema central de debate”. Añade: “educar a la próxima generación es la inversión más importante que México o cualquier otro país puede hacer para su futuro. No hay futuro para una región en la que la mitad de su población no tiene enseñanza secundaria. Es nuestra responsabilidad colectiva garantizar la igualdad de acceso de nuestros jóvenes a la educación de calidad. La necesidad de actuar es urgente y creo que GRADUATE XXI inspirará a muchos latinoamericanos para implicarse en el proyecto”.

Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

El BID es la principal fuente de financiación multilateral y experiencia para el desarrollo económico, social e institucional sostenible en América Latina y el Caribe.

La División de Educación del BID realiza investigación educacional, proporciona asistencia técnica y financia proyectos para mejorar la infraestructura, plan de estudios y políticas de sistemas educativos en la región. La División trabaja en asociación con países de América Latina y el Caribe para apoyar sus metas educativas y reformas, y que todos los estudiantes de la región tengan acceso a una educación de calidad.

Esta iniciativa es posible gracias al generoso apoyo Fondo Coreano para la Reducción de la Pobreza. En el 2005 el gobierno de la República de Corea estableció este fondo para apoyar actividades orientadas a la reducción de la pobreza y al desarrollo social que beneficia directamente a los grupos más vulnerables o con mayores desventajas económicas.

 

Deja un comentario

*