120 jóvenes de INAU se integraron al mundo del trabajo y ninguno reincidió en delitos
3 Mar '13

Sociedad Uruguaya

120 jóvenes de INAU se integraron al mundo del trabajo y ninguno reincidió en delitos

INAU desarrolla una propuesta educativo-laboral dirigida a jóvenes en situación de reclusión, a través de la cual acceden a cursos de capacitación en empresas privadas y aquellos que acrediten sus conocimientos podrán incorporarse a la empresa una vez que recuperen su libertad. El programa se desarrolló por primera vez en 2012 y de los 120 jóvenes que participaron, ninguno reincidió en actividades delictivas.

El director del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (SIRPA), Ruben Villaverde explicó a la Secretaría de Comunicación que muchos de esos jóvenes que realizaron la experiencia cumplieron la medida dispuesta por la Justicia y continuaron trabajando, otros cambiaron de trabajo, “pero ninguno de esos muchachos, hasta el momento, ha caído en un nuevo delito”.

Aclaró que esta propuesta educativo-laboral no es tan sencilla como para replicarla a todos los jóvenes de los 16 centros del SIRPA, porque requiere de medidas de seguridad y confianza en los jóvenes que salen a trabajar todos los días. Sin embargo, no se descarta diseñar una experiencia en La Tablada con empresas que funcionen dentro del centro y que se dirija específicamente a los mayores de 18 años.

Acuerdos con empresas

Por otra parte, se avanza en un acuerdo con ANTEL y ANCAP para posibilitar el desarrollo de experiencias laborales. Para ello, un grupo de jóvenes se está formando en la instalación de fibra óptica.

Igualmente, una empresa metalúrgica, en acuerdo con el PIT-CNT, realiza una experiencia de instalación de paneles solares para una cooperativa de 500 viviendas. Se trata de una iniciativa del MVOTMA que invitó al INAU a llevar adelante esta labor con 15 jóvenes que trabajan en la instalación de esos paneles.

Experiencia en altamar

También se realizó una experiencia en enero a partir de una iniciativa del Sindicato de Trabajadores del Mar (SUNTMA), en la cual el presidente del sindicato acompañó durante 10 días el trabajo embarcado en un barco pesquero. En esa experiencia participó un joven del INAU quien, tras haber recuperado su libertad, se encuentra trabajando en ese barco.

A través del sindicato, diversos empresarios del rubro pesquero observaron cómo se desarrolló esta primera experiencia y se espera que a lo largo de 2013 se extienda esta propuesta laboral para otros jóvenes.

Tras esta iniciativa se comenzó a realizar un taller de construcción de redes para las embarcaciones en un centro de alta seguridad, dirigido a jóvenes que por su condición no tienen la oportunidad de salir a trabajar, pero que igualmente se pueden capacitar en el tejido de las redes de pesca y comenzar a involucrarse con este sector.

Hípica y construcción

Algunas de las propuestas de «Salidas Laborales» suponen una etapa previa de preparación para determinados aprendizajes. Por ejemplo, se realizaron experiencias con Hípica Rioplatense en el trabajo con caballos de carrera. El próximo lunes comenzará una experiencia con la empresa constructora Saceem que brindará a un grupo primario de 20 jóvenes un curso de 4 meses de duración. Allí los jóvenes recibirán conocimiento para certificarse como medio-oficial de construcción con la opción de ingresar a trabajar a la empresa una vez aprobado el curso. “Estamos haciendo un muy buen esfuerzo para mejorar la oferta educativa, tanto a nivel formal como laboral”, subrayó Villaverde.

Superación personal

La selección de los jóvenes que participan en este tipo de experiencia se realiza en los centros, donde se van identificando aquellos más interesados, que participan en los distintas propuestas y actividades y que tienen una actitud positiva con un claro deseo de superación personal.

Además, existe un equipo de apoyo al egreso que realiza una serie de entrevistas a los jóvenes a partir de la validación del equipo de psicólogos y en las que se trabaja para prepararlos en los desafíos que supone el mundo laboral.

“Esta experiencia no solo implica aprender modos de trabajo, una salida del mundo delictivo, sino que además, demostró ser efectiva, porque entre esos 120 jóvenes no se produjeron reincidencias”, enfatizó el director del SIRPA.

Fuente Contenido e Imagen: Presidencia de la República. www.presidencia.gub.uy

 

Deja un comentario

*