22 Mar '13

Sociedad Uruguaya

Funcionaria de UTE por casi 30 años asumió como directora del ente

El ministro Kreimerman participó de la asunción de la economista María Cristina Arca como directora de UTE, ente en el que trabajó casi tres décadas. El jerarca valoró lo que esto representa en materia de género y la visión “interna” que aportará al Directorio en momentos en que UTE “avanza por el camino de la transformación energética” de un modo que puede enorgullecer a los uruguayos.

La economista María Cristina Arca asumió hoy su cargo como integrante del Directorio de UTE, en una ceremonia realizada en el Palacio de la Luz de la que participaron el ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, y el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, junto al resto de las autoridades del ente.

En el acto, Kreimerman recordó que esta “designación largamente esperada” se produce en momentos en que UTE vive una etapa de “fuerte trabajo y transformaciones” que el país necesitaba y en la que se requiere “el esfuerzo de todos”.

El ministro dijo que, en esta etapa de crecimiento, Uruguay “demanda más en un montón de temas”, incluyendo energía para la industria, la producción y el agro. Además, debido que ha mejorado su calidad de vida, los uruguayos consumen más.

Si bien nuestro país tiene una relativa baja intensidad de consumo energético, dada la alta calidad de vida de sus habitantes, la primera de estas variables viene en aumento. Por cada punto de crecimiento del Producto Bruto Interno, el consumo energético también aumenta un punto, algo que no pasaba en otras épocas, informó el jerarca.

Kreimerman destacó que en momentos que el mundo vive un cambio en su modelo energético, necesario aunque “peleado”, Uruguay está a la vanguardia en esta materia, y ha podido superar las ambiciosas metas trazadas por el acuerdo multipartidario en materia energética de 2010.

El objetivo es lograr “más energía con energías más limpias”, y de este modo contribuir con el planeta, mientras se logra mayor soberanía energética, más oferta y más diversificación de la matriz.

Otro objetivo central es lograr el 100% de electrificación rural, algo hacia lo que UTE avanza.

El secretario consideró que UTE está creciendo no solo cuantitativamente, sino también cualitativamente, “con sus fricciones, con sus negociaciones hacia dentro y hacia afuera, con sus apuestas y con sus dificultades”. En cualquier caso, aseveró que los uruguayos “podemos estar orgullosos de que esta empresa del Estado está avanzando por el camino de la transformación energética, que es parte del camino de la transformación productiva y en materia de telecomunicaciones que Uruguay está haciendo”.

Kreimerman felicitó a Arca por su designación, y destacó que los trabajadores de UTE, sus compañeros hasta hace pocos meses –la economista ha trabajado casi tres décadas en la empresa- “saben de su capacidad, de sus conocimientos y de su calidad humana”. Por ello, Arca podrá aportar al Directorio su “visión interna de la empresa”, algo que resulta particularmente relevante.

También consideró que el avance que implica esta designación en temas de género es “fundamental”.

En cuanto al presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, destacó el plan de inversiones de UTE, que pone a la empresa pública a la vanguardia de las transformaciones que el país lleva adelante. Valoró los tres años de trabajo del actual Directorio, que, a través del intercambio permanente, ha posibilitado que en 2013 y 2014 se logren diversas concreciones de enorme importancia. Entre ellas destacó la planta de ciclo combinado, la regasificadora, los parques eólicos y las plantas de energía solar.

Por otra parte, enfatizó la importancia del “desafío transversal” que implica la transformación del modelo de gestión de recursos humanos del ente.

Renovación

La economista María Cristina Arca agradeció en su discurso de asunción el apoyo de sus compañeros de trabajo y definió a UTE como “una gran familia”. Destacó logros de los últimos tiempos, entre ellos la ampliación de las redes de distribución, la apuesta a las energías autóctonas y renovables, la electrificación rural y la regularización de los barrios más carenciados.

La nueva directora afirmó que actualmente el criterio con que se rige UTE no es el de costo-beneficio, sino el de costo-beneficio social.

Añadió que se viven “aires de renovación” en el ente energético, que incluyen cambios tecnológicos y en su política de recursos humanos.

Arca también enfatizó que es la tercera vez que una mujer asume un cargo en el Directorio de UTE, y valoró la importancia de este hito para que todas las uruguayas puedan ir venciendo ese “techo de cristal” que, aunque invisible, las aleja de los cargos donde se toman las decisiones.

María Cristina Arca ingresó a trabajar en UTE en 1975. Estuvo exiliada en Argentina y Cuba entre 1976 y 1984. Posteriormente fue restituida al ente, donde desempeñó diferentes cargos. Entre 2005 y 2012 fue asesora del Directorio.

Obtuvo sus títulos (licenciada en Planificación de la Economía y economista) en las universidades de la República y de La Habana (Cuba).

 

Deja un comentario

*