25 May '13

Sociedad Uruguaya

Círculo Católico: Prevenir muertes neonatales con atención domiciliaria

En el marco del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), el Ministerio de Salud Pública ha definido entre sus prioridades la implementación de la Visita Domiciliaria como un componente esencial del Programa Nacional de Salud de la Niñez (Programa Nacional de Atención a la Niñez, MSP, 2005).

En este orden, el Círculo Católico forma permanentemente a su personal de salud, priorizando la visita domiciliaria integral al recién nacido de riesgo. La evidencia científica muestra que las intervenciones que se basan en la atención domiciliaria pueden prevenir entre el 30 y el 60% de las defunciones neonatales en entornos donde la mortalidad es elevada.

Dentro de las estrategias dirigidas a la formación permanente del personal de salud del primer nivel de atención del Círculo Católico los Programas de Salud de Niñez, Mujer y Equipo de Violencia Doméstica realizaron los días 7 y 15 de Mayo la “capacitación en Visita Domiciliaria Integral”, “Estrategia de Atención y Acompañamiento al niño, niña y su familia”.

El objetivo principal de la misma fue brindar herramientas y competencias al personal de salud para poder realizar visitas domiciliarias integrales que satisfagan las necesidades y demandas de la población contribuyendo al éxito de esta modalidad de servicio.

En esta oportunidad se capacitaron 55 funcionarios (Auxiliares de enfermería, licenciados en enfermería, pediatras) provenientes de Montevideo y filiales del interior.

El objetivo de esta estrategia es apoyar y acompañar a las familias para un adecuado crecimiento y desarrollo de las niñas y niños mediante acciones de promoción de salud y prevención primaria y secundaria de enfermedad. Para ello las intervenciones tendrán un enfoque de riesgo, anticipatorio al daño e incluirán la visión de los determinantes sociales con énfasis no sólo en el niño y niña sino en su familia, en el entorno y en la comunidad.

En el momento actual, dentro de sus prioridades y en base a la evidencia empírica, el Sistema Nacional Integrado de Salud ha priorizado la Visita Domiciliaria Integral al recién nacido de riesgo.

En las jornadas de formación, se destacaron los argumentos que sostienen esta priorización, señalando que la evidencia científica muestra que las intervenciones que se basan en la atención domiciliaria al recién nacido pueden prevenir entre el 30 y el 60% de las defunciones neonatales en entornos donde la mortalidad es elevada.

La OMS y UNICEF recomiendan las Visitas Domiciliarias durante la primera semana de vida para aumentar la supervivencia de los recién nacidos.

El hecho de que se enfatice como objetivo principal la atención al recién nacido y la reducción de la mortalidad infantil, en particular la neonatal, no debe hacer perder de vista que la visita domiciliaria integral tiene como objetivo acompañar a las familias para generar las mejores condiciones para promover el crecimiento, desarrollo y bienestar de los niños, niñas, embarazadas y puérperas.

La visita domiciliaria integral como estrategia en el ámbito de salud, presenta una serie de ventajas, dada la diversidad de factores que confluyen: socioculturales, psicológicos y por supuesto médicas, que permiten ser abordadas gracias a la relación que se establece al concurrir el personal de salud al domicilio del usuario, conectando a esa familia y ampliando su espectro de posibles redes sociales territoriales.

´Desde esta perspectiva, entendemos esencial la formación permanente del personal de salud del primer nivel de atención que realizara la Visita Domiciliaria Integral´, concluyeron Integrantes del Programa Niñez- Mujer y Equipo de Violencia Doméstica del Círculo Católico del Obreros del Uruguay.

El mencionado equipo del Círculo Católico está integrado por Dra. María José López -Pediatra, Lic.en Enf. José Pedetti, Obst. Partera Sandra Roldán, Lic. en Nutrición Michelle Sillanovich, Psicóloga María Noel López y la Asistente Social Karina Galante.

 

Deja un comentario

*