6 Jun '13

Sociedad Uruguaya

Fundación Álvarez-Caldeyro Barcia promueve diversos proyectos para mejorar la calidad de vida de los bebés prematuros

Fiel a su compromiso de mejorar la calidad de vida de los niños prematuros, la Fundación Álvarez-Caldeyro Barcia prevé iniciar la segunda etapa del proceso de renovación del banco de leche humana del Centro Hospitalario Pereira Rossell recientemente inaugurado. Esta segunda fase, que incluye la incorporación de equipamiento y amueblamiento, y el resto de actividades que lleva adelante la organización requieren un importante flujo de fondos.

Desde 1999, las donaciones de empresas, instituciones y particulares le han permitido a la Fundación mejorar la salud de miles de bebés prematuros. En gran parte, dichas donaciones se concretaron debido a una disposición del Poder Ejecutivo que establece que el monto de los aportes otorgados a la organización puede deducirse en un 75% al abonar el Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) o del Impuesto al Patrimonio.

Uno de los principales proyectos de la Fundación Álvarez-Caldeyro Barcia es el banco de leche. La renovación de esta infraestructura, cuya primera etapa de obras se concretó gracias a fondos aportados por el gobierno de Japón y del Club de Leones Internacional, permite extender a todo el país el suministro de leche materna, un alimento esencial para el desarrollo de los niños nacidos antes de tiempo.

Otra iniciativa de la organización es el Hogar de Madres, que brinda alojamiento gratuito a madres provenientes del interior con hijos prematuros que nacieron o fueron derivados al Pereira Rossell. El hogar puede hospedar hasta 18 mujeres, quienes reciben contención emocional por parte de educadores sociales y participan en talleres para aprender a cuidar de sus bebés prematuros y para prevenir un nuevo parto pretérmino. En estas instancias de capacitación y contención también participan mujeres de Montevideo.

Asimismo, la Fundación financia un programa para el diagnóstico precoz y el tratamiento de alteraciones oculares en bebés prematuros. A través de este proyecto se han logrado evitar múltiples casos de ceguera y se ha disminuido la tasa de desarrollo de enfermedades severas de la retina en Uruguay. La Unidad de Trastornos Alimenticios (UTA), por su parte, analiza y trata patologías complejas vinculadas a la alimentación y deglución de los niños nacidos en partos pretérmino.

Los costos de funcionamiento de estos programas y los salarios de los profesionales que los llevan adelante dificultan la ampliación de los servicios y la implementación de mejoras a nivel de infraestructura. En aras de asegurar la continuidad de sus proyectos, la Fundación abrió cuentas en el Banco Santander (Nº 7755333 en pesos y dólares, y Nº 4900669 en euros) y en Abitab (Nº 1142), para captar donaciones. También dispone de las líneas 0900–9990, 0900–9991 y 0900-9992 para recibir donaciones de $ 50, $100 y $200, respectivamente.

 

Deja un comentario

*