Asumieron los nuevos consejeros electos en el Consejo de Formación en Educación
2 Ago '13

Sociedad Uruguaya

Asumieron los nuevos consejeros electos en el Consejo de Formación en Educación

El Maestro Edison Torres Camacho y la alumna Rocío Martínez Sánchez fueron impuestos en sus cargos como miembros del Consejo de Formación en Educación (CFE), en representación de docentes y estudiantes – respectivamente- por parte del CODICEN.

El acto, contó con la participación del Presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Profesor Wilson Netto, el Consejero del Organismo, Profesor Néstor Pereira, y los integrantes del CFE -la Directora General, Maestra Edith Moraes, y las Consejeras, licenciadas Laura Motta y Selva Artigas-.

A la ceremonia, realizada en el Salón de Actos del Centro Regional de Profesores (CERP) del Centro (Florida), asistieron además, el Director General del Consejo de Educación Técnico Profesional-Universidad del Trabajo del Uruguay (CETP-UTU), Ingeniero Agrónomo Eduardo Davyt, y los consejeros, Profesora Rita Ferrari y Maestro Técnico César González, y en representación del Consejo de Educación Secundaria (CES), el Inspector Jorge Nandez.

La amplia y confortable sala del moderno y funcional edificio del CERP del Centro, fue colmada por estudiantes y docentes de las carreras de profesorado, familiares y amigos de los nuevos jerarcas electos y un grupo de alumnos del Liceo Nº 3 de Florida –pertenecientes al Coro de la institución- quienes cerraron el acto interpretando composiciones de autores uruguayos.

Edith Moraes dio la bienvenida a los nuevos integrantes del CFE, señalando que Torres Camacho -oriundo de la ciudad de Rosario (Colonia)- “es un maestro con larga trayectoria en el sistema educativo”, mientras que Martínez –estudiante del 4º año del Profesorado de Matemáticas, residente del Balneario Atlántida (Canelones)- “representará a 22 mil estudiantes que eligieron y se comprometieron”.

La ceremonia se realizó en la ciudad de Florida en función de la procedencia de los nuevos consejeros –ambos nacieron y viven en el Interior del país- quienes, a su vez, eligieron que “simbólicamente” se desarrollara en el referido centro de estudios.

Moraes valoró que con su ingreso, el organismo “concreta uno de sus cometidos, muy particular y significativo”, en función de su “origen, procedencia y representación, ya que ahora compartirán la responsabilidad de los profesionales de la educación”. Otro aspecto que destacó la jerarca, refiere a “la apertura de trabajar al nivel del co-gobierno”, pues “esto ocurre por primera vez” en el ámbito de la ANEP, lo cual demuestra que “hay una trasformación institucional en juego”.

No obstante, admitió que el proceso de incorporación los nuevos miembros al consejo “se cumplió con pasos lentos, pero firmes y seguros, porque es mucho lo que se está jugando”.

Moraes sostuvo, más adelante, que el país “necesita muchos docentes titulados, preparados para enfrentar la realidad del siglo XXI. Asumimos juntos el compromiso de trabajar en la formación profesional de los educadores”.

Rocío Martínez afirmó que la ceremonia de asunción supone “un momento histórico”, en la medida que por primera vez el orden estudiantil está representado en el organismo que dirige y gestiona la formación de docentes.

Relató que, durante tres años, “estuvimos realizando encuentros de estudiantes en todo el país y se concretó la instalación de los centros de estudiantes en cada instituto, reflejando la realidad de cada región”, como parte del proceso que se completó con la elección de la representación al CFE, conformada por un equipo de seis alumnos de distinta procedencia.

Martínez precisó que asumía el cargo, valorando a la educación como “un derecho humano fundamental”, al tiempo que sostuvo que la formación de docentes “debe ser monopolio público estatal”.

Asimismo, reivindicó “la laicidad y la autonomía” para el sistema, que se alcanza con la “confrontación democrática entre individuos críticos y reflexivos para tomar decisiones”, razón por la cual, entiende que los distintos actores de la sociedad “deben ser parte de la toma de decisiones”.

Por otro lado, cuestionó la currícula actual de la formación docente en función de la carga horaria que implica, que consideró “demasiado extensa”, lo cual impide el desarrollo de las carreras en los cuatro años pautados, al tiempo que se comprometió a trabajar para modificarla.

Por último, reclamó “evaluaciones institucionales” de todos los aspectos de la formación docente, que deben alcanzar, también, a las jerarquías que ejercen la gestión.

De inmediato, Torres Camacho, se mostró dispuesto a “asumir un compromiso inédito” en representación del cuerpo docente del todo el país. Valoró que la nueva estructura de dirección del Organismo “enriquece la formación de docentes, actores tan necesarios para la sociedad uruguaya”. Instó a “compartir saberes y aprendizajes para fortalecer la formación docente”, a “reconocer la historia que la conformó y a trabajar para ransformar el proceso”, procurando “consolidar la organización regional en todos los niveles”.

El presidente del CODICEN, Wilson Netto, también dio la bienvenida a los nuevos consejeros, quienes “asumen una responsabilidad de tal magnitud”, destacando en el caso de la representantes estudiantil, que espera un aporte con “una mirada fresca, atrevida y desafiante”.

Recordó que con las incorporaciones se ocupa “un espacio de participación en los órganos de decisión que se reclama desde hace treinta años”. El jerarca valoró que la dimensión del educador en la sociedad actual debe ser “construir aulas que propicien el desarrollo humano”.

Por esa razón, convocó a “reconocer la realidad a través de su diversidad”, lo cual supone “un desafío respecto a su sustento” y a “descartar la uniformidad que mantiene equilibrios macros pero no a las personas”.

“En la educación se deben descartar los dogmatismos y el pensamiento hegemónico que pretende asegurar igualdad, pero que no asegura el desarrollo de las personas y recurrir al pragmatismo que permitirá impactar en la vida de la gente”, concluyó el jerarca.

Los flamantes consejeros -electos por voto secreto en el acto comicial celebrado el 29 de mayo– fueron designados por el CODICEN el pasado 4 de julio, por resolución Nº 8, Acta Nº 47.

Tras el respectivo escrutinio, la Corte Electoral procedió a la proclamación de Rocío Martínez Sánchez como Consejera en representación del orden estudiantil. En este caso, la hoja Nº 1 resultó ganadora de la elección, con 9.117 sufragios.

También fue proclamado el Maestro Edison Torres Camacho, en representación del orden docente. En este caso, la lista 190 sumó 794 adhesiones.

Los flamantes consejeros se incorporan al Consejo de Formación en Educación, configurando la primera modalidad de cogobierno que funcionará en el área.

Actualmente, el organismo que gestiona el área de formación docente es dirigido por su Directora General, Magíster Edith Moraes, a quien secundan, en calidad de consejeras, las licenciadas Laura Motta y Selva Artigas. La elección para la designación de los representantes docentes y estudiantiles en el Consejo de Formación en Educación, está estipulada en la Ley General de Educación 18.437, del 12 de diciembre de 2008.

En cuanto a los antecedentes de la formación docente, inmediatos a la reinstitucionalización democrática en nuestro país, cabe recordar que la anterior Ley de Educación –la 15.739, de marzo de 1985, en el artículo N° 12- facultó al CODICEN de la ANEP a crear Direcciones Generales, que fueran las encargadas de administrar ramas especializadas de la educación.

Por otro lado, en función de lo dispuesto por la Ley de Presupuesto de abril de 1986, se creó -por Acta N° 92, Resolución 45, del 4 de diciembre de 1986, del CODICEN- la Dirección de Formación y Perfeccionamiento Docente (DFPD), sobre la base de la Inspección General Docente del Consejo Directivo Central.

En 1990, el CODICEN creó el cargo de Director Ejecutivo de la DFPD, con la responsabilidad de la administración del Área de Formación y Perfeccionamiento Docente, con la particularidad de ser designado por el Consejo Directivo Central, con tres votos conformes, y removible, sin expresión de causa por simple mayoría.

La creación de una Dirección General, cargo de especial jerarquía, obedece a la necesidad de administrar una rama especializada de la educación, en el caso la de Formación y Perfeccionamiento Docente, que corresponde a Maestros de Educación Primaria, Maestros Técnicos y Profesores de Educación Media.

Más adelante, el 2 de agosto de 1995, del Consejo Directivo Central, modificó la estructura de la DFPD, creando dos Subdirecciones: una para el Área Media y Técnica y otra para el Área Magisterial.

En el año 2005 se creó el Área de Perfeccionamiento Docente y Estudios Superiores, otorgando al responsable del área igual prerrogativa, jerarquía y potestades que las Subdirecciones del Área Magisterial y de Media y Técnica.

 

Deja un comentario

*