30 Dic '13

Sociedad Uruguaya

Cancillería avanzó en pasaporte electromecánico, visa electrónica y cédulas para migrantes

Este año, Uruguay alcanzó las 60 mil apostillas con amplia aceptación internacional; avanzó en materia normativa con la actualización del Reglamento de la Organización Consular y el proyecto de reforma de la nacionalidad; comenzó a implementar el pasaporte electromecánico, y en breve, el sistema de visa electrónica. Asimismo, mediante un convenio, se facilitó la tramitación de cédulas de identidad desde oficinas consulares.

La Cancillería de Uruguay presentó nuevas herramientas y medidas al servicio de los compatriotas en el exterior, retornados y migrantes. La actividad, realizada en la sede del ministerio, fue presidida por la directora general de Asuntos Consulares y Vinculación, Lourdes Boné, acompañada por el subdirector, Jorge Muiño y el director general de Secretaría, Gustavo Álvarez.

Todas las medidas que se implementan corresponden a tres líneas de acción: modernización tecnológica, simplificación administrativa de trámites vinculados a compatriotas y las que fundamenten su perspectiva en un enfoque de derechos, con el ciudadano como centro.

Apostilla

Boné informó que en octubre se cumplió un año de implementación de la apostilla que, consideró, representa un nuevo enfoque consular porque insume menos tiempo y dinero y representa un cambio del criterio de recaudación hacia el enfoque de derechos para beneficio de los ciudadanos. Según destacó, en 2013 Uruguay alcanzó las 60 mil apostillas con un alto nivel de aceptación por los demás países.

También recordó que Uruguay organizó el 8.° Foro de la Apostilla Electrónica de manera de proyectar al país a un paso más de la apostilla, que es la facilitación electrónica y la descentralización, para que la gestión consular se acerque a los compatriotas del interior.

Normativa actualizada

La jerarca destacó avances en la actualización de la normativa y los procedimientos, y en la proyección de nuevos servicios y revisión de los existentes. Indicó que este proceso implicó la actualización del Reglamento de Organización Consular —que data de 1906, tiempo en que la actividad consular y las necesidades de las personas eran distintas a las actuales—. El proyecto se encuentra en el Parlamento, al igual que el vinculado a la segunda reforma de nacionalidad y ciudadanía, que implica transformar el avecindamiento en un acto casi administrativo y trasladar la nacionalidad a los nietos de los uruguayos nacidos en el exterior.

Documentación

En materia de documentación de uruguayos en el exterior, Cancillería trabajó para que el servicio sea similar al destinado a quienes residen en el territorio nacional. Esto implicó la implementación del pasaporte electromecánico. “Hasta ahora se trabajaba con pasaportes manuales que generaban enormes dificultades para los compatriotas en los aeropuertos”, relató. “Para muchos uruguayos el pasaporte es su única documentación porque en el país de residencia tienen un estatus migratorio irregular”, agregó. Según detalló, esta medida se implementó, primero, en 14 oficinas y, este año, en 16 oficinas más. Se estima que en noviembre de 2014 todas las oficinas consulares estarán emitiendo este tipo de pasaporte.

En cuanto a las partidas del Registro Civil, Boné explicó que quienes residieron en el exterior o tienen familiares que residen en el exterior saben que este es uno de los documentos más demandados, sobre todo para los trámites de residencia y para otros imprescindibles para la vida cotidiana. “Nosotros trabajamos en dos líneas: la firma de convenios con intendencias y la firma de un protocolo de actuación con el Registro Civil, que permite reactivar la olvidada función de registro civil de los cónsules en el exterior (registro de nacimientos, reconocimientos y defunciones). En este momento está en prueba piloto en Buenos Aires”.

Otro avance gestionado por la Cancillería implica la posibilidad de tramitar la cédula de identidad en todos los consulados de la región. “La cédula de la región cobró importancia como documento de viaje, pero además porque muchos países con ese documento permiten tramitar otros”, aseguró la entrevistada. Hasta el momento se hacían operativos puntuales, y se comprobó que el costo de un solo procedimiento equivale al valor del software para hacer de este servicio una acción permanente en los consulados de la región. “En enero se comienzan a hacer los ‘testeos’, también en Buenos Aires”, agregó.

Visa electrónica

Por otra parte, se desarrolló, conjuntamente con el Ministerio del Interior, un nuevo sistema online de solicitud de visas. “Es un sistema cerrado, seguro, de pronta implementación, a través del cual el cónsul tiene un usuario y una contraseña, viaja toda la información, se genera la solicitud y en ese mismo sistema se devuelve la autorización o la denegatoria —explicó Boné—. Paralelamente, ya que modificábamos el sistema de solicitud, se cambió el estampado de la visa hacia una visa electrónica”, concluyó.

Fuente: Presidencia de la República. www.presidencia.gub.uy

 

Deja un comentario

*