25 Dic '13

Sociedad Uruguaya

Inauguraron acelerador lineal de última generación para tratamientos de radioterapia en el Hospital de Clínicas

La cooperación entre Uruguay –a través del MIEM y la Udelar- y el Organismo Internacional de Energía Atómica permitió concretar dos proyectos de enorme importancia para la atención de pacientes con cáncer: un acelerador lineal para tratamientos de radioterapia y un laboratorio secundario estándar para calibrar equipos, una tecnología inexistente hoy en Uruguay.

Este lunes se inauguraron en el Hospital de Clínicas Dr. Manuel Quintela un acelerador lineal de última tecnología para tratamientos de radioterapia y un laboratorio secundario estándar de metrología para equipamiento dosimétrico, que podrá brindar servicios a nivel nacional y regional. Ambos proyectos se realizaron gracias a la cooperación entre Uruguay (mediante el Ministerio de Industria, Energía y Minería y la Universidad de la República) y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Al acto, realizado en el Servicio de Oncología Radioterápica que funciona en el hospital universitario, asistieron el ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman; el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República (Udelar), Fernando Tomasina; el director del Hospital de Clínicas, Víctor Tonto; el director del Servicio de Oncología Radioterápica, Pedro Kasdorf; y el oficial nacional de enlace con el OIEA, Humberto Piano, entre otras autoridades.

El acelerador lineal de electrones tiene un costo de 675.000 euros y comenzará a funcionar en el transcurso de las próximas semanas. A diferencia de los equipos de cobalto –a los que ha sustituido en el mundo- “no es una fuente de radiación sino que usa energía a través de electrones y fotones”, explicó el director de la Autoridad Reguladora Nacional en Radioprotección (ARNR) del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), Walter Cabral. Para su instalación, se realizaron obras de importancia en ese sector del Hospital de Clínicas.

En cuanto al laboratorio secundario estándar de metrología para radiaciones ionizantes, es el primero del país que permitirá calibrar los equipos de radioterapia. Actualmente, estos se envían a Argentina y Brasil con este fin, un trámite que puede durar meses. El laboratorio estará habilitado en mayo de 2014, cuando llegue desde el exterior la fuente de energía radiactiva necesaria para su funcionamiento.

Uruguay aporta fondos para ambos proyectos. En el caso del acelerador lineal, el monto ascendió a 80.000 dólares, mientras que el Fondo OPEP contribuyó con 300.000. El equipo, marca Elekta, de 6MV de energía en fotones, cuenta con una tecnología que permite una mejor delimitación de los campos de tratamiento, con la maximización de la dosis al paciente.

Importancia social

Durante el acto, el ministro Kreimerman destacó que estos proyectos se concretaron gracias a la cooperación entre dos instituciones nacionales, como el MIEM y la Udelar, y subrayó que se trata de aplicaciones “muy importantes” que surgen gracias a que Uruguay está aprovechando la revolución tecnocientífica que está viviendo el mundo, con el objetivo de lograr una sociedad mejor y más justa. Esto se suma a la estrategia productiva y las vinculadas a la transformación de la matriz energética y las telecomunicaciones –consistentes en planes específicos-, que no son suficientes si no se apuesta a una transformación social, enfatizó el jerarca.

Kreimerman remarcó la colaboración internacional y la coordinación nacional para avanzar en una temática tan importante como la mejora de la calidad de vida de los uruguayos a través del área de la salud, tanto mediante la tecnología que proporcionará el acelerador lineal, como de la calidad y el control que ofrecerá el laboratorio secundario estándar.

El ministro destacó estas inauguraciones como el mayor logro de la ARNR en el balance de 2013, aportando las autorizaciones respectivas para el uso seguro de ambos equipos. A ellas se suman la aprobación de la ley de Radioprotección Radiológica (19.056) y el ingreso de recursos humanos, añadió.

Para cerrar, el ministro subrayó el “énfasis social” que tendrán las dos nuevas adquisiciones del hospital universitario, que serán utilizadas por todo el país.

Por su parte, el decano de Medicina hizo hincapié en que esta inauguración muestra el rol complementario del hospital de la Udelar en el marco del Sistema Nacional Integrado de Salud. Agregó que estos equipos darán más oportunidades de curación y control a los ciudadanos que padecen cáncer, a la vez que generarán garantías al resto de la población, a través de los mecanismos de calibración de los equipos de todo el país, algo que “contribuye a la soberanía nacional”.

Tomasina también remarcó la importancia de estos proyectos para garantizar la calidad de la formación de los profesionales.

En cuanto al director del Hospital de Clínicas, dijo que los nuevos equipos son “un orgullo para el hospital y el país”, y agradeció el esfuerzo del MIEM y la Udelar, así como el apoyo de la AIEA, para concretar el “largo proceso” que finaliza con su inauguración.

Humberto Piano, en tanto, destacó la mejora de la atención pública de pacientes con cáncer, así como las gestiones realizadas por diversos actores para obtener los equipos.

Finalmente, Kasdorf detalló el proceso –iniciado en 2005- que condujo a la concreción de estos proyectos de cooperación, y recordó que existe un tercero: la implementación de braquiterapia de alta tasa en el sistema público (una nueva tecnología de importancia en los tratamientos de cánceres ginecológicos).

 

Deja un comentario

*