28 Feb '14

Sociedad Uruguaya

Declaración de Naoyuki Shinohara, Subdirector Gerente del Fondo Monetario Internacional

28 de febrero de 2014.

Naoyuki Shinohara, Subdirector Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), realizó la siguiente declaración en el día de hoy en Montevideo:

“Es para mí un gran placer encontrarme en Uruguay, en mi primera visita a un país reconocido por su sociedad progresista y sus solidas instituciones democráticas. He tenido el privilegio de reunirme con el Vicepresidente Danilo Astori, y mantuve un encuentro muy fructífero con el Ministro de Economía, Mario Bergara, y el Presidente del Banco Central, Alberto Graña. También tuve oportunidad de reunirme con varios miembros del Parlamento y con representantes del sector privado y la sociedad civil. Desearía expresar mi agradecimiento a las autoridades uruguayas por su cálida bienvenida.

Uruguay ha tenido un desempeño notable durante la última década. Hoy, el elevado ingreso per cápita y los impresionantes indicadores sociales son testimonio de que Uruguay ha logrado promover un crecimiento económico vigoroso e inclusivo. Ese logro fue posible gracias a las políticas macroeconómicas prudentes, las reformas institucionales progresistas y las políticas sociales activas. La gestión macroeconómica prudente por parte de las autoridades contribuyó en gran medida a la capacidad de resistencia que demostró tener Uruguay ante la crisis financiera internacional de 2008-09.

Las perspectivas de la economía uruguaya son favorables. Sin embargo, el entorno externo plantea riesgos. La disminución del crecimiento en los países vecinos podría continuar empujando a la baja la actividad económica de Uruguay. Con todo, el impacto global no debería ser tan fuerte como los efectos de contagio experimentados en el pasado, ya que Uruguay ha diversificado significativamente el comercio exterior y ha reducido las vulnerabilidades de endeudamiento durante la última década.

Si las perspectivas llegara a debilitarse , el tipo de cambio debería actuar como el principal amortiguador. Las amplias reservas financieras que las autoridades acumularon con prudencia podrían servir para suavizar todo exceso de volatilidad. Además, los estabilizadores fiscales automáticos contribuirían a neutralizar shocks negativos pasajeros.

Una prioridad clave para Uruguay en materia de política económica sigue siendo reducir la inflación para que se ubique en la banda fijada como meta. En este contexto, acogemos favorablemente el reciente endurecimiento de la política monetaria. Asimismo, el endurecimiento de la política fiscal podría facilitar a la política monetaria la tarea de controlar la inflación y preservar la competitividad.

En términos generales, Uruguay está en condiciones de mantener un crecimiento robusto. La profundización de las reformas estructurales para mejorar la infraestructura e incrementar la eficiencia de los mercados de trabajo realzaría la competitividad de Uruguay, reforzaría la capacidad de resistencia de la economía, y sustentaría un fuerte aumento de la productividad y la inversión, lo cual conduciría a una economía más próspera en beneficio de los ciudadanos del país”.

 

Deja un comentario

*