25 Abr '14

Sociedad Uruguaya

Nueva terminal de contenedores vacíos de Schandy permitirá descongestionar el Puerto de Montevideo

En una apuesta decidida a la inversión, y como un aporte para descongestionar el Puerto de Montevideo, cuya escasez de espacio es una de las principales restricciones de crecimiento, la empresa Schandy inauguró una moderna terminal de contenedores vacíos. De esta manera, la firma suma otra contribución al desarrollo de la actividad logística en el país.

Ubicada a 11 kilómetros del principal centro portuario del país, en el cruce de Ruta 1 y Camino Tomkinson, la nueva terminal dispondrá de un espacio de 12 hectáreas que será destinado al acopio de contenedores vacíos, contando con capacidad para almacenar hasta 10.000 TEUs. Esto equivale a lo que descargan habitualmente en nuestro puerto 10 barcos.

En un área rigurosamente vigilada y de fácil acceso, la compañía asegurará la posibilidad de lavar y acondicionar hasta 240 contenedores de 40 pies diarios, que además podrán serán reparados en el lugar en caso de ser necesario, dado que se contará con un taller muy bien equipado. Se podrán además hacer 100 inspecciones pre embarque de contenedores reefer simultáneas. Con esto se agilizará de manera significativa la operativa.

“Este nuevo centro de operaciones nos permitirá responder plenamente a los desafíos logísticos planteados a partir del crecimiento del país y su comercio exterior. Más allá de las dificultades coyunturales, la apuesta de nuestra empresa es al desarrollo, pensando en forma constante en el Uruguay del futuro y en la posibilidad de generar más fuentes de empleo directos e indirectos y de satisfacer plenamente las necesidades de nuestros clientes”, señaló Alejandro Gorostidi, director de la división logística de Schandy. “En la medida que se libera espacio escaso en el puerto, se puede crecer y recibir más barcos”, agregó.

Las tareas de limpieza de los contenedores que ingresen a la terminal, se llevarán a cabo en un área especialmente diseñada y con procesos aprobados por la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama). “El novedoso proceso de lavado permitirá reciclar los efluentes en un circuito cerrado minimizando así el consumo de agua. A eso se suma un sistema de tratamiento biológico de aguas residuales que garantiza el cuidado medioambiental. Estamos convencidos de que el desarrollo de infraestructura, imprescindible para el crecimiento del país, puede hacerse cuidando el medio ambiente y así lo hacemos”, indicó Gorostidi.

Por otra parte, Schandy incorporó los últimos avances tecnológicos para garantizar el óptimo funcionamiento de la nueva infraestructura, cuya conectividad estará garantizada a través de un sistema de fibra óptica con backup aéreo.

La terminal cuenta con una playa de estacionamiento que contribuirá en forma positiva a ordenar el tráfico en la zona. En tanto los transportistas tendrán espacios acondicionados para brindarles una mayor comodidad durante el proceso, que por otra parte, será más ágil ya que se incrementó la capacidad de atención simultánea.

 

Deja un comentario

*