La “renovación” según el cristal político con que se mire
5 Jul '14

Sociedad Uruguaya

La “renovación” según el cristal político con que se mire

La palabra “renovación” estuvo de moda durante las pasadas elecciones internas del 1º de junio, en el posterior análisis de sus resultados, también en la deliberación sobre la conformación de las fórmulas, y en las consecuencias que tendrá para la emergente coyuntura política.

Pero si lo llevamos al Frente Amplio (FA), al Partido Nacional (PN), al Partido Colorado (PC), al Partido Independiente (PI), y al resto de las colectividades, habría que determinar claramente a qué tipo de cambio o de renovar –según el WordReference.com- en lo político nos estamos refiriendo: al de “Hacer que algo recupere la fuerza o la energía”; el de “Restaurar, remozar, modernizar”; el de “cambiar una cosa vieja o sin validez por otra nueva”, o el de menor uso, el de “reanudar”.

Recopilamos la opinión del Presidente de la República, José Mujica y la de los candidatos electos por las cuatro fuerzas con representación parlamentaria, Tabaré Vázquez (FA), Luis Lacalle Pou (PN), Pedro Bordaberry (PC), y Pablo Mieres (PI).

Pero también lo hizo con Constanza Moreira (FA), Jorge Larrañaga (PN), José Amorín Batlle (PC), Raúl Sendic (FA), Mónica Xavier (FA), Álvaro García (FA), Enrique Rubio (FA), y Verónica Alonso (PN).

El 7 de junio LA REPÚBLICA dio cuenta de los dichos del ex mandatario y hoy candidato único a la Presidencia por el Frente Amplio, Tabaré Vázquez, quien dijo: “Creo en la renovación pero la experiencia cuenta”.

“El doctor Lacalle (Pou) tiene gran futuro, pero en este momento tiene que primar la experiencia”, dijo Vázquez al periódico El País de Madrid.

En tanto, entrevistado por el programa Los Desayunos de TVE (España) insistió con su metáfora futbolera de jugar un Mundial con la Sub 20 o con la selección de mayor experiencia. En esta oportunidad, el candidato hizo una aclaración y dijo: «Creo profundamente en la renovación».

Recordó que su gobierno de 2005 a 2010 lo inició con ministros “mayores de edad” porque era necesario “asentar un gobierno nuevo en un país que tenía 174 años de los gobiernos tradicionales”. Pero luego, “hicimos cambios ministeriales e incluimos a mujeres porque pensamos en la igualdad de género (…) pero incluimos jóvenes”.

“Creemos que en esta oportunidad, si bien hay que ir transitando el paso a la renovación, la experiencia cuenta y cuenta mucho”.

Recambio

El 27 de marzo, según señaló El Telégrafo de Paysandú el hoy electo candidato a la Presidencia por el Partido Nacional, Luis Lacalle Pou enfatizó en el tenor de sus objetivos: “Venimos a Paysandú porque creo que estamos formando parte de un proceso de renovación en todo el país. No me cabe la menor duda que la realidad del PN indica que la gente está pidiendo figuras de recambio, de renovación. Y no estoy diciendo que las que están sean malas”.

Lacalle Pou afirma que no sigue la rutina de la clase política, sino que -aferrado al concepto de renovación- utiliza nuevos caminos. “Agarramos la primera hoja del manual y la arrancamos”, dijo. Esa primera hoja “decía que teníamos que tener una campaña dura en las internas, una campaña un poco más al centro en octubre y un campaña emocional hacia el balotage. Eso dice el manual, pero nosotros arrancamos la hoja”.

Explicó que “no queremos travestirnos o modificar nuestra actitud” según las circunstancias.

Propuesta

El 1º de junio cuando las urnas le dieron el Sí nuevamente a Pedro Bordaberry en su condición de encabezar la postulación del Partido Colorado, reivindicó “esa renovación que hace cinco años comenzamos en Vamos Uruguay y que hoy se está extendiendo al resto del sistema político. Una renovación política que nos lleva a ser de propuesta o no de protesta. Hoy tenemos la fortaleza de esta nueva generación que ha llegado a la política”.

Desde su punto de vista “la renovación que se ha dado en el Partido nos va a fortalecer”.

Con Wilson

Las principales menciones de Jorge Larrañaga (AN) al término “renovación” se dieron en referencias a la figura de Wilson Ferreira Aldunate, y en la reciente campaña, el término fue “apropiado” por Lacalle Pou.

«Wilson fue renovación porque quiso cambiar cosas que no cambiaban, y ahora esos cambios siguen siendo postergados. Por eso nosotros nos reivindicamos como la renovación”, mencionó en el 2013, al conmemorarse los veinticinco años de la muerte del caudillo blanco.

“¿Cómo no va a ser renovación pretender que en vez de castigar a la clase media, se la defienda? ¿Cómo no va a ser renovación pretender un país descentralizado cuando hoy, en 2013, aún hay escuelas públicas de la campaña que no tiene luz ni agua potable como si estuviéramos en 1813? ¿Cómo no va a ser renovación pensar que la gente solo escapa de la pobreza con trabajo?”, se preguntó.

“Una señal”

El líder de la lista 711, Raúl Sendic fue el más votado en las internas del FA.

El 6 de junio, el diario Primera Hora de San José obtuvo sus apreciaciones: “la 711 es una apuesta a la renovación generacional dentro del Frente, de propuestas e ideas”. Sendic entiende que el resultado de las internas deja en evidencia “una señal” que indica que “la gente está cansada de las discusiones estériles que no llevan a nada”.

Dijo que su sector es “una organización de gente de izquierda que pretende una renovación del FA, estamos haciendo una propuesta de izquierda moderna, que pueda presentar un proyecto de desarrollo de país, de diálogo y comunicación permanente con la sociedad”, indicó.

Por su parte, la legisladora Verónica Alonso afirmó que “quedó claro que la gente optó por una renovación, tanto con Luis Lacalle Pou en el PN o Raúl Sendic en el FA”.

“Separar paja del trigo”

El candidato por el PI, Pablo Mieres sostuvo que “los triunfos de Lacalle Pou en el PN y de Raúl Sendic en el FA son algunas de las señales que indican un cierto reclamo de renovar los elencos políticos. La elección de Conrado Ramos como candidato a la Vicepresidencia por el PI también va en esa dirección”.

El 4 de junio, Mieres indicó que “ahora todos los candidatos en los discursos comenzamos a incorporar el término ‘renovación’ para no quedar afuera de la nueva tendencia percibida en la opinión pública”.

“Sería bueno que los ciudadanos supieran ‘separar la paja del trigo’ e indagar más allá de la primera vista, para buscar lo que hay detrás de la renovación de las formas, conocer lo que cada uno propone. Porque es mucho lo que después se define a la hora de gobernar”, agregó.

A su entender “importa mucho más que la renovación formal, la renovación de los contenidos de las políticas de gobierno”.

“Gente nueva pero ¡guarda!”

A una semana de las internas, el Presidente José Mujica respaldó la fórmula Vázquez-Sendic y la asoció con el necesario proceso de renovación.

“No cabe ninguna duda que siempre hay que apostar la renovación, apostar la gente nueva, pero ¡guarda! Es muy bueno entreverar gente que tenga años en el cascoteo por la vida para dar consejos y mirar el rumbo; así funcionó siempre”, dijo Mujica en declaraciones a Canal 4.

Mujica recordó que él fue uno de los primeros en apoyar a Sendic y agregó que el líder de la 711 “tiene una especie de glamour hecho por la historia del padre, por la mítica”.

“Necesitamos la fuerzas y el ímpetu de la juventud y necesitamos para gobernar la experiencia”, dijo.

Además habló del candidato del PN, Luis Lacalle Pou. “Lacalle tiene el glamour del Herrerismo, ¿por qué Sendic no puede tener el glamour del padre?”, se preguntó.

Combinación

En tanto, el martes 10 de junio la presidenta del FA, Mónica Xavier, opinó que la fórmula presidencial Vázquez- Sendic “es la continuidad con renovación, una muy buena combinación que deja” a la fuerza política “muy bien representada”.

Baja de la edad de imputabilidad

El ex ministro de Economía y Finanzas, Álvaro García, expresó en el Correo Socialista del pasado 11 de junio de 2014 que “la renovación de derecha está a favor de la baja de la edad de imputabilidad, ahora de forma unánime”.

Según García “estos cambios en la derecha política de nuestro país, y más aún luego del triunfo del lacallismo en las internas nacionalistas, configuran la consolidación del proceso de renovación partidaria que han realizado los partidos tradicionales en los últimos años”.

Por tanto, “tendremos que analizar con nuevos ojos esta realidad diferente”.

“Desconocer esta situación novedosa, que llegó para quedarse, sería un grave error.

No dejemos de observar la nueva situación, los nuevos discursos, y la muy buena estrategia de marketing electoral hasta el momento que ha resultado exitosa para la renovación generacional de los PPTT”, estimó.

El ex titular del MEF aludió a que “también el Frente Amplio está procesando su renovación. Ya hemos visto cómo nuevas figuras van tomando un protagonismo importante en nuestra fuerza política”.

“Ya hemos dicho reiteradas veces que un eventual tercer gobierno del FA debe reflejar una adecuada mezcla de experiencia y renovación, con presencias juveniles de treintañeros y veinteañeros”, sostuvo García.

Pero, “la gran diferencia que existe a nuestro favor, si nos comparamos con la renovación de la derecha, es que nuestra renovación no se esconde bajo el manto de la neutralidad de los valores, está del lado del país y de los intereses de las grandes mayorías, e incluye al enorme plus que nos da Tabaré Vázquez, junto al cambio y la renovación”.

“Relevo” sin renovación

La senadora Constanza Moreira negó que existiera renovación en los candidatos a la Presidencia, y destacó que aunqué sí presentan un recambio generacional, continúan lineamientos políticos de sus ascendentes.

Según consignó el diario El Observador en base a una nota en el programa “Yo te lo dije”, de CX 30, Moreira dijo que el candidato a la Presidencia por el Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, «evidentemente es un relevo generacional». «Una personas de 40 años es otra generación, pero me parece que el aparato político y financiero del Herrerismo hizo una contribución central a la campaña» del candidato blanco.

Sin embargo indicó que «Lacalle Pou ocupa el lugar que ocupó (Pedro) Bordaberry en el gobierno pasado. Continúan siendo la derecha del espectro político, pero no aparecen como derecha. Aparecen con una cara pragmática, positiva». Aseguró que este fenómeno se repite en otros países de Latinoamérica, como sucedió con Mauricio Macri en Argentina.

Ala batllista

En tanto, en su campaña, el senador José Amorín Batlle promovió una renovación y logró el 25,5% de los votos colorados, basada en el énfasis a su corriente batllista.

Fuente Imagen: rochaaldia.blogspot.com

 

Deja un comentario

*