24 Sep '14

Sociedad Uruguaya

CAF y organismos regionales lanzaron programa de Eficiencia Energética para América Latina

La iniciativa busca unir esfuerzos para promover el desarrollo de proyectos de eficiencia energética vinculados a la oferta y la demanda, y hacerlos viables a través de instrumentos financieros desarrollados por la institución con el apoyo de fondos internacionales.

(Montevideo, setiembre de 2014). CAF -banco de desarrollo de América Latina-, junto con la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), la Asociación Regional de Empresas del Sector Petróleo, Gas y Biocombustibles en Latinoamérica y el Caribe (ARPEL), la Comisión de Integración Eléctrica Regional (CIER), el Consejo Mundial de la Energía (WEC), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), presentó el programa regional de Eficiencia Energética, segunda etapa de la iniciativa “Hacia una Agenda Energética Compartida”, orientada a promover el desarrollo de proyectos de eficiencia energética en la región.

Con el objetivo de estimular un mercado energético en el que prime la eficiencia tanto en el uso de los recursos como en su producción, el programa regional orienta sus acciones y propuestas a los actores regionales vinculados a la oferta, como proveedores de energía entes públicos y privados. Además suma al sector de los consumidores de energía.

Durante la presentación del programa, realizada en la sede de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) en Montevideo, el secretario general de la organización, Carlos Álvarez, destacó la importancia de la integración entre los países para lograr la eficiencia energética. “América Latina puede llegar a constituirse en un actor muy importante en un mundo convulsionado y en transición. El desafío es grande y la vuelta a una visión de planeamiento estratégico, más abierto y flexibles muy pertinente para el desarrollo de nuestra región”, afirmó.

El director Nacional de Energía de Uruguay, Ramón Méndez destacó la importancia de contar con un liderazgo político que apuntale esos objetivos de cambio. “La fuerte presencia del Estado, lejos de ser nefasta para el mercado, incentiva la participación”, señaló. A modo de ejemplo indicó que Uruguay invierte en transformación energética un monto anual equivalente al 3% de su Producto Interno Bruto (PIB). Agregó que la “región está empezando a ser mirada de una forma diferente” debido a la incorporación de mecanismos novedosos que proponen una reformulación de los esquemas tradicionales.

Por su parte, el coordinador interinstitucional del programa de Eficiencia Energética, Alfonso Blanco, señaló que aún existen barreras en la innovación como limitantes vinculadas al acceso a la información, a fondos de garantías, instrumentos financieros y la escasez de capacidades locales profesionales. Durante su disertación Blanco expuso algunas de las iniciativas que están siendo desarrolladas por los distintos organismos regionales, entre las que mencionó eventos, seminarios web y colaboraciones con empresas productoras de energía.

La directora representante de CAF en Uruguay, Gladis Genua, recordó que la primera instancia de este trabajo en conjunto se centró en un balance de la agenda energética en América Latina y sus retos. “Para CAF el tema energético es de vital importancia ya que aproximadamente el 30% de nuestra cartera de financiamiento en la región se refiere a proyectos de este rubro, tanto en la generación, como en distribución y transmisión. Ahora nos toca abarcar el tema de eficiencia energética, porque si bien tenemos suficientes recursos, es responsabilidad de esta generación hacer un uso adecuado de los mismos para que en el futuro se puedan seguir disfrutando”, apuntó.

CAF generó una alianza con el banco de desarrollo alemán KfW para ofrecer dos líneas de financiamiento destinadas a la concreción de proyectos vinculados con la oferta y la demanda energética.

Mauricio Garrón, especialista Senior en Energía de CAF, explicó que un primer instrumento está orientado a consumidores finales y PyMES, y es canalizado a través de bancos e instituciones financieras locales. Además recordó que las empresas generadoras o distribuidoras de energía que requieran apoyo financiero podrán optar por créditos a ser otorgados directamente por CAF a través de los mecanismos existentes. Precisó que existe un fondo de asistencia técnica no reembolsable que apoyará a la realización de estudios y auditorías energéticas que las empresas requieran para establecer las ganancias y beneficios del proyecto.

El evento contó con la participación de representantes de la Asociación Regional de Empresas de Petróleo y Gas Natural en América Latina y el Caribe (ARPEL), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Comisión de Integración Energética Regional (CIER), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) y el World Energy Council (WEC).

CAF -banco de desarrollo de América Latina- tiene como misión impulsar el desarrollo sostenible y la integración regional, mediante el financiamiento de proyectos de los sectores público y privado, la provisión de cooperación técnica y otros servicios especializados. Constituido en 1970 y conformado en la actualidad por 19 países -17 de América Latina y el Caribe, junto a España y Portugal- y 14 bancos privados, es una de las principales fuentes de financiamiento multilateral y un importante generador de conocimiento para la región. Más información en www.caf.com

 

Deja un comentario

*