20 Abr '07

Sociedad Uruguaya

Regularizarán a 200.000 vecinos en Arroyo Carrasco

Con el objetivo de “realizar una experiencia inédita” y de construir un nuevo un entramado social, MVOTMA, el PNUD, Intendencias de Montevideo y Canelones resolverán la situación de alta vulnerabilidad de 200.000 vecinos que viven en la Cuenca del Arroyo Carrasco. El 25% de ellos vive en asentamientos y en lugares degradados ambientalmente.

La decisión está en marcha y los grupos de trabajo están coordinando los pasos de este desafío mediante la gestión compartida e integral de una cuenca urbana, rural y departamental.

El Ministro (i) de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Jaime Igorra, destacó que tuvo la oportunidad de sobrevolar la zona con el apoyo de la Fuerza Aérea y constatar que es imprescindible comenzar acciones que resuelvan situaciones de emergencia.

Igorra dijo que al sobrevolar la zona tuvo una reacción temerosa de lo que puede pasar si esta situación no se revierte.

Los esfuerzos que se desarrollarán implican generar una estructura que es una gran oportunidad de trabajo conjunto entre distintos organismos y las deliberaciones de este segundo taller serán insumos que promoverán acciones que tiendan a revertir lo negativo de una zona importante para la región metropolitana.

El Intendente Municipal de Montevideo, Ricardo Ehrlich, dijo que la resolución de resolver los problemas de la cuenca requiere poner en marcha recursos humanos y materiales importantes, para lo cual se precisan técnicos y capacidad de investigación “porque 200.000 personas constituyen un agrupamiento de gran envergadura”.

En la cuenca se refleja la historia social de varias décadas con áreas abandonadas y degradadas en forma irresponsable o por falta de conocimiento, y se constata el abandono de sectores marginales que encontraron allí un lugar donde vivir.

El jefe comunal precisó que el entramado social actualmente presente en la zona demuestra que se han levantado murallas invisibles que fueron separando a los vecinos que viven en condiciones diversas con distancias enormes, separadas por pocos metros.

Esas distancias generan desestabilización social y tensiones que atentan contra la convivencia, en un lugar donde está casi todo está por construirse.

Este proyecto requiere enfoques múltiples y la atención de una multiplicidad de problemas, además, de capacitación de los involucrados, creación de empleo, resolución de problemáticas ambientales y de temas de vivienda para una mejor convivencia.

Por su parte el Intendente Municipal de Canelones, Marcos Carámbula, expresó que el desafío planteado tiene una enorme significación para la zona de influencia de la Cuenca del Arroyo Carrasco en los dos departamentos. La agenda Metropolitana es un espacio permanente de trabajo, de intercambio y de desarrollo de propuestas.

El representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Benigno Rodríguez, dijo que la idea de revertir situaciones de vulnerabilidad coincide con la declaración de los Objetivos del Desarrollo del Milenio del año 2000, la cual firmaron 189 países miembros de las Naciones Unidas que se comprometieron a combatir la pobreza, el hambre, la enfermedad, el analfabetismo, el deterioro del medio ambiente y la desigualdad de género.

En ese contexto, el PNUD apoya desde el año pasado iniciativas con las comunas de Montevideo y Canelones para desarrollar instrumentos para la planificación, la acción estratégica, el monitoreo y la evaluación de políticas departamentales.

En la jornada de trabajo sobre tratamiento de la cuenca de los arroyos Manga, Toledo, Las Cañadas de Chacarita, Canteras y el arroyo Carrasco se acordó que el desafío es recuperar un espacio central “con y para la gente”.

Fuente: Presidencia de la República. www.presidencia.gub.uy

Deja un comentario

*