28 May '08

Sociedad Uruguaya

Miembros de la Comunidad Bahá’í de Irán fueron detenidos y están desaparecidos

El Consejo Nacional Bahá´í de Uruguay (Asuntos Externos) emitió el 28 de mayo un comunicado alertando sobre la situación de miembros de su comunidad arrestados en Irán por sus creencias religiosas.

«El 14 de mayo de 2008, seis de los siete miembros del grupo que coordina las actividades de la Comunidad Bahá´í en Irán fueron arrestados por las autoridades iraníes tras varias horas de registro en sus hogares y hasta la fecha permanecen desparecidos. Estos seis creyentes, cinco hombres y una mujer, se suman a la séptima miembro del grupo que permanece retenida desde el 5 de marzo de 2008 por sus creencias religiosas, al igual que el resto de los miembros. Estas personas permanecen incomunicadas, sin acceso a abogado y sin que sus familiares sepan su paradero.

Esta acción es llevada a cabo en el marco de una serie de hechos que han dejado a la Comunidad Bahá´í de Irán en situación cada vez más vulnerable. Desde el establecimiento de la República Islámica de Irán en el año 1979, la Comunidad Bahá´í ha sufrido sistemáticamente hostigamiento y persecución. En el año 1980 nueve bahá´ís de Irán fueron secuestrados y se los consideran desaparecidos. En el año 1981, ocho bahá´ís fueron ejecutados por el gobierno de Irán, todos ellos miembros del Consejo Nacional Bahá´í de Irán. Durante ese período fueron ejecutados 200 bahá´ís en ese mismo país. En los últimos años los sitios sagrados de los bahá´ís en la República Islámica de Irán han sido destruidos, los jóvenes no tienen acceso a la educación superior y se les restringe el acceso al empleo y a subsidios a todos los creyentes. Actualmente no tienen permitido reunirse, celebrar ceremonias religiosas ni practicar su religión en comunidad.

La Fe Bahá´í, la minoría religiosa más extensa en Irán con 300.000 creyentes y aproximadamente cinco millones de adeptos en el mundo, no es reconocida como religión por la Constitución iraní, violando así el derecho a que practiquen su religión libremente, como lo estipula el artículo 18.1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, del que Irán es Estado Parte. Las únicas religiones aceptadas son el Islam, el Cristianismo, el Judaísmo y el Zoroastrismo.

Recientemente ha sido presentado ante el Parlamento iraní un proyecto de ley que viola los compromisos de Irán en el Convenio Internacional de los Derechos Humanos. Existe particularmente una sección sobre la apostasía en donde se determina explícitamente la pena de muerte como castigo fijo a cualquier persona que se convierta del Islam a cualquier otra religión y a toda persona que no sea seguidora del Islam pero que en el momento de su concepción al menos uno de sus padres haya sido musulmán. Los bahá´is pueden ser considerados dentro de cualquiera de los dos grupos de apostatas.

La Fe Bahá´í es la más joven de las religiones independientes del mundo. Su fundador, Bahá´u´lláh (1817-1892), es reconocido por los Bahá´ís como el más reciente en la línea de los Mensajeros de Dios que incluye a Abraham, Krishna, Zoroastro, Moisés, Buda, Jesús y Mahoma.

Los bahá´ís creen en la unidad de Dios, la unidad de las religiones y la unidad de la humanidad. Su objetivo es alcanzar la paz mundial a través de principios como la eliminación de todo tipo de prejuicios entre los seres humanos, la igualdad de derechos y oportunidades entre el hombre y la mujer, la eliminación de los extremos de pobreza y riqueza, una educación universal, la búsqueda independiente de la verdad, la armonía entre la ciencia y la religión y el establecimiento de un idioma auxiliar universal, entre otros.

Pedimos que se de amplia difusión a este comunicado buscando impedir que estos atropellos acompañados de acciones totalmente violatorias de los derechos humanos continúen. Es tan grave esta noticia que agencias de la prensa y de derechos humanos de nivel internacional se han manifestado en contra de estos acontecimientos.
Es nuestro deseo de que las autoridades que tienen en su poder la toma de decisiones, se sensibilicen ante esta situación y hagan su reclamo ante la Comunidad Internacional para que los derechos de estas personas sean respetados por parte del Gobierno de Irán».

Consejo Nacional Bahá´í de Uruguay.
Asuntos Externos.

Deja un comentario

*