28 May '08

Sociedad Uruguaya

Un INAU más familiar en Colonia

El jefe departamental del INAU de Colonia, Luis Purstcher,
informó a LA REPUBLICA
que están trabajando para abrir tres nuevos centros CAIF en el departamento.
Las instituciones atenderán cerca de 2.000 niños, niñas y adolescentes y se
sumarán a los 10 servicios especiales, seis convenios y 10 centros CAIF, que ya
existen, según da cuenta esta nota divulgada este 28 de mayo de 2008.


Luis Purstcher. Jefe del INAU Colonia trabaja por hogares
más familiares.

Purtscher es partidario de evolucionar hacia hogares para
que los niños tengan un entorno parecido al de una familia y puedan desde allí
construir su futuro en iguales condiciones al resto de los chicos de su edad.

El sociólogo contó a LA REPUBLICA que el sistema de INAU en el
departamento «atiende a cerca de 2.000 niños, niñas y adolescentes. El
departamento cuenta con 10 servicios especiales, 6 convenios y 10 centros CAIF,
con perspectivas de abrir 3 nuevos centros».

Señaló que están trabajando «con cualquier expresión de
problemas que tenga como sujeto las diversas formas de violencia, abandono,
maltrato o infracciones a la ley». En ese abanico «hay una serie de
complejidades y viejos problemas que se expresan en forma nueva y cuyo abordaje
es de compleja resolución, porque ni las instituciones ni la sociedad tienen
herramientas para dar respuestas rápidas y eficaces». Purtscher informó
que en Colonia hay alrededor de 37.000 niños.

La pobreza es uno de los fenómenos que mayor exclusión
provoca en la niñez. «Es una constante. En los últimos 20 años se ha ido
agudizando, y esto, con los planes sociales de tres años, no se puede
reparar», dijo.

Un INAU más familiar

En Colonia se está refaccionando la jefatura departamental
de INAU para manejar su área administrativa pero, aseguró Purstcher, hay
problemas locativos. «Hay disposición del directorio para facilitar la
compra y alquiler de nuevos locales. Es necesario mudar el hogar femenino y el
hogar diurno yendo a modelos que sean más parecidos a una casa de familia,
eliminando esa vieja concepción de concentrar gurises en un solo lugar»,
explicó el jerarca.

El impacto de ENCE

Purtscher aseguró que algunas de sus preocupaciones son
medir las consecuencias de una explosión demográfica en Conchillas, producto de
la instalación de ENCE, y la necesidad de amortiguar los impactos de corrupción
infantil.

«La violencia y el maltrato es un tema común a todo el
país, pero hay lugares en donde, producto de esta explosión económica y de la
presencia masiva de mano de obra, esencialmente masculina, con poder
adquisitivo, se genera un crecimiento de la prostitución», dijo.

Fuente: Diario La República. http://www.larepublica.com.uy

Deja un comentario

*