30 Oct '08

Sociedad Uruguaya

Un uruguayo que se creyó aquello de «dele pedal a la vida».

Erich Buhler es un uruguayo más exiliado desde hace tres años en Inglaterra, y con su anuncio ha conmovido a más de uno. Próximamente emprenderá una aventura de 16 días por el desierto entre Dubai y Omán, y a bordo de su bicicleta, un reproductor de música y algunas botellas de agua.De lograr la dura travesía de recorrer más de 1.000 kilómetros de desierto sobre su bicicleta, Erich Buhler se convertirá en el primer uruguayo en realizar una expedición de estas características. Este uruguayo es optimista y está confiado en resistir el trayecto, pero siempre hay un «pero»: dijo tenerle miedo a las arañas y demás insectos que pululan en el desierto .La financiación de este desafío sale se su propio bolsillo y sólo ha convencido a un sponsor que lo ayudó con la preparación y con su bicicleta. Erich Buhler cruzará el desierto entre Dubai y Omán desde el 17 al 31 de diciembre y utilizará su propia bicicleta de carrera, una mochila, su reproductor de mp3, agua y algún que otro elemento más. «Es un poco complicado tomar las decisiones de lo que hay que llevar. Primero porque no puedo llevar más de dos kilos y medio de mochila y puedo llevar algo más en la bicicleta, pero también tengo que llevar agua, necesito llevar unos geles de hidratación también. Necesito llevar algunas cámaras de bicicletas por las dudas de que pinche en la mitad del desierto. Y, sobre todo, necesito estar comunicado. Entonces, me llevo un panel solar que va colocado atrás en la mochila, que me va a servir para recargar durante esos días el reproductor de mp3 y el celular en caso que esté en una situación de emergencia, aunque hay algunas zonas donde no hay cobertura», indicó en entrevista con la radio El Espectador.Después de esta aventura, Buhler tiene en mente el objetivo de ser el primer uruguayo en dar la vuelta al mundo en bicicleta, aunque esos serán otros «cinco pesos».

Deja un comentario

*