14 Mar '09

Sociedad Uruguaya

Secador de pelo y peine fino: armas letales para piojos y liendres

Comenzaron las clases y, además de las clásicas listas de útiles que año a año los padres deben actualizar para sus hijos, reaparece el sempiterno problema de los piojos y liendres.

Recientemente, un estudio científico aseguró que los terribles animalitos se han hecho más fuertes y los tradicionales cosméticos ya nada hacen en su contra.

Pero -siempre hay un pero- otro estudio determinó que dos usuales utensilios hogareños parecerían ser letales tanto para los piojos como para las liendres.

Tanto desesperar en busca del producto milagroso para acabar con los piojos y tal vez la solución estaba al alcance de la mano. En realidad, no se trataría de la solución total pero sí de un muy buen aliado: el secador de pelo. Aunque faltan estudios exhaustivos, algunos pediatras ya se animan a recomendarlo acompañado del peine fino, que sigue siendo el método más eficaz conocido y que sólo requiere de la constancia necesaria para pasarlo por el cabello dos veces por día. Se basan, sobre todo, en un estudio norteamericano publicado en la revista Pediatrics, según el cual el calor mata a una de cada dos liendres y a alrededor del 20% de los piojos ninfas y adultos.

En ese experimento, llevado a cabo en 169 personas, se les pidió a los niños que indicaran cuando el calor comenzaba a molestarles para no exponerlos exageradamente y con consecuencias secundarias para la salud de los infectados

Para comprobar los efectos del calor en piojos y liendres, investigadores norteamericanos diseñaron un secador de pelo con peine incorporado. La sorpresa fue total cuando determinaron que el 90% de los invasores capilares había muerto. Desde entonces no son pocos los que apelan al humilde secador para luchar contra los bichos que cada año colonizan las cabezas de los más chicos. Si bien hacen hincapié en que faltan más investigaciones profundas sobre el tema, ya hay pediatras que se animan a recomendarlo. Con todo, insisten en que el peine fino es fundamental.

Si bien la falta de investigaciones profundas sobre el tema impide indicar con precisión cuánto tiempo es preciso exponer las cabezas a la calidez del secador de pelo manual, sí se sabe que con temperaturas superiores a los 50ºC, los piojos mueren a los cinco minutos (y los secadores lanzan calor de entre 55º y 60º, aunque de un modo desparejo).

Deja un comentario

*