15 Jul '09

Sociedad Uruguaya

Visita a la imagen del Inmaculado Corazón de María de Fátima

Los Heraldos del Evangelio en una iniciativa de llevar la presencia de la Virgen a sus hogares, han puesto a disposición de aquellos que estén interesados, la imagen del Inmaculado Corazón de María de Fátima, realizando diariamente dos (2) visitas, la primera a las 18:00 hrs. y la segunda a las 20:00 hrs, con una duración promedio de una hora y media.

Esta visita es una excelente ocasión para reunir a toda la familia y a sus más cercanos a los pies de la Virgen, en esta época tan convulsionada por toda clase de conflictos nacionales e internacionales, crisis sociales y económicas, teniendo la oportunidad para honrarle y hacerle compañía.

También es una ocasión para rezar en familia y pedirle a la Madre de Dios todo tipo de gracias y favores, que Ella como medianera universal derrama en abundancia sobre aquellos que la invocan en calidad de hijos. Estas visitas de la Virgen pueden ser solicitadas también por colegios, comunidades religiosas, parroquias, centros de salud, cárceles, e instituciones privadas y públicas, etc.

Para solicitar la visita sin costo alguno de la Virgen Peregrina de Fátima, por favor llamar a los teléfonos 4134134 o 4198256, Montevideo y hablar con el Sr. Fernando Silva, encargado de estas visitas de la imagen peregrina. O escríbanos a heraldos@adinet.com.uy

Visite nuestros blogs: www.noticiascatolicasuruguay.blogspot.com

http://uruguay.blog.arautos.org

Hay 1 Comentario.

  1. Abel Francisco CABRERA
    8:57 am noviembre 11, 2009

    Hola Hermanos:
    T enemos un Centro de Oración que lleva el nombre hermoso de «Inmaculado Corazón de María» está funcionando en Rosario (Santa Fe – Argentina), atendidos por Legionarios de María, que dependemos de la Parroquia N. S. de Guadalupe. Nos interesaria saber donde podemos conseguir para comprar una Imagen del Inmaculado Corazón de Fátima (45 o 50 cms.), para que desde su altarcito presida los encuentros de oración cada semana.
    Exelente esta página, muy espíritual y empapada del espíritu mariano.
    Desde ya muchas gracias y saludo a todos los hermanos. Abel.

Deja un comentario

*