15 Sep '09

Sociedad Uruguaya

Uruguayos portadores del virus del SIDA denunciaron que se desviaron fondos de dinero destinado al tratamiento de la enfermedad

La Asociación de Ayuda al Sero Positivo (Asepo) denunció que el dinero proveniente de las transferencias de deportistas y que tendrían que ir destinadas a su medicación, ha desaparecido.

La Ley 17.296, promulgada el 23 de febrero de 2001, y derogada a raíz de la implementación del IRPF del actual gobierno, fijaba mediante el Artículo 575 una “alícuota de hasta el 10% a las cesiones o permutas de los derechos sobre la prestación de la actividad de un deportista realizadas por las instituciones.”
La ley indicaba que el tributo sería destinado en un 50% al Ministerio de Deporte y Juventud, que posteriormente se transformó en el actual Ministerio de Turismo y Deportes, para la promoción de actividades deportivas, especialmente en las etapas de la niñez y la juventud, y un 50% al Fondo Nacional de Lucha contra el SIDA.
La Red de Trabajadores con VIH/SIDA, presidida por Federico Deveras, quien además es impulsor de la empresa Uruguay Látex Protección, denunció que los fondos nunca llegaron al último destino: la lucha contra la enfermedad.
Deveras afirmó que el Impuesto a la Transferencia generó una importante suma de dinero en el tiempo que estuvo vigente. Aseguró que la suma fue distribuida a los correspondientes ministerios y que estos no pueden justificar qué se hizo con el dinero.
“(El impuesto) generó como dinero 14.350.000 dólares. Nosotros visitamos Tenfield, al señor Sergio Daniel Gutiérrez, en la AUF al señor Corbo y en la DGI al señor Zaindestat y al señor Nelson Hernández; el dinero fue a su destino: Ministerio de Deporte y Ministerio de Salud Pública. El Ministerio de Turismo Deporte y Juventud tenía que aplicar más de siete millones de dólares en políticas sociales destinadas exclusivamente en las áreas de la niñez y la adolescencia y el Ministerio de Salud Pública tenía que destinar más de siete millones de dólares exclusivamente, según lo dice el Artículo 575, en el Fondo Nacional de Lucha contra el SIDA. Lo curioso es que ninguno de los dos ministerios puede demostrar dónde está el dinero o qué se hizo con más de 14 millones de dólares”.

Deja un comentario

*