30 Oct '09

Sociedad Uruguaya

Creador del programa «una computadora, un niño» destacó rol de Uruguay en el plan Ceibal

Nicholas Negroponte, el fundador del programa «Una computadora, un niño», destacó que en Uruguay 400.000 alumnos de las escuelas primarias poseen una computadora, todos sin excepción. Uruguay es el único país en el Mundo que puso al programa en un sello postal, situación que es una especie de indicador que «no hubiéramos esperado nunca».

En los Ángeles, Estados Unidos, en el marco del 40 cumpleaños de Internet, Nicholas Negroponte destacó que es indispensable que los niños puedan conectarse, sobre todo si son pobres y están aislados.

En ese sentido, dijo que contar con esta herramienta es fundamental, señalando que por ello comenzó con el programa «Un ordenador para cada niño», una de las formas de que todos tengan múltiples opciones de comunicación, evento clave para resolver problemas.

Indicó que es vital saber el modo como los niños aprenden y en ese marco educativo el proyecto comenzó en Uruguay, Perú y Ruanda, países que decidieron adherir a su idea.

Señaló que Uruguay no es uno de los países más grandes, ni más pobre, no obstante se aceptó la aplicación del programa «Una computadora, un niño». En ese marco, 400.000 alumnos de las escuelas primarias en Uruguay poseen una computadora, todos desde el primero al último.

Enfatizó que de este modo, si un ciudadano concurre en Navidad a Punta del Este o algún otro lugar de vacaciones, podrá visualizar que todos los niños que caminan por la calle llevan su laptop.

El científico señaló que una fotografía muy familiar en Uruguay es visualizar a los niños con sus computadoras. Indicó que en Uruguay cada niño tiene una computadora, una dirección de correo electrónico y conectividad de banda ancha tanto en la casa como en la escuela. Enfatizó que esa situación es muy importante porque en algunos países todavía no tienen banda ancha, pero está por llegar.

Uruguay es el único país que puso al plan en un sello postal, lo que nunca hubiésemos esperado, añadió.

El proyecto también fue aplicado en Perú donde fue necesario crear conectividad en pueblos remotos y donde los niños hablan diferentes lenguajes nativos, con lo cual enseñan a sus padres a leer y escribir.

Afirmó que con el uso de las laptops como herramienta educativa, los niños se enseñan entre ellos. El científico aseguró que «esto es algo que se repite en todos nuestros proyectos y siempre se escucha, no puedes llevar un laptop a la jungla…. pero realmente ahora eso se puede.»

Negroponte dijo que uno de los beneficios de tener un trabajo no redituable, con la conformación de una organización sin fines de lucro, es que las reglas se deben cumplir. Recordó que «no somos vendedores ni negociantes, por lo que no tenemos acciones y no tenemos que preocuparnos por vender laptops».

«Muy a menudo trato de destacar de que la mejor decisión que tomamos es la de no ser un proyecto lucrativo debido a la claridad de nuestros propósitos. Y es muy importante tener claridad en los propósitos», dijo finalmente.

Deja un comentario

*