11 Dic '09

Sociedad Uruguaya

El INAU estudia 50 casos de jovenes delincuentes para concederles la libertad anticipada. Los beneficiados podrían tener «arresto domicilario»

El Instituto del Niño y del Adolescente del Uruguay busca aplicar nuevas medidas alternativas a la privación de libertad para sancionar a jóvenes infractores. La Presidenta del INAU, Nora Castro, explicó que ya hay 356 adolescentes que están amparados bajo este régimen.

La Presidenta del INAU, Nora Castro, explicó que se realizó una propuesta al sistema judicial para aplicar medidas alternativas a los casos de menores infractores. Señaló que se trata de «abrir las puertas de los centros» para que los chiquilines salgan directamente a la calle y no permanezcan en los centros de rehabilitación del instituto. Aclaró que este tipo de pena está prevista en el Código de la Niñez y la Adolescencia. Reveló que para que se aplique esta nueva modalidad se tienen que cumplir determinadas condiciones.

En este sentido, manifestó que el joven tiene que haber cumplido determinado periodo de su pena, haber demostrado buena conducta. Cumplido esto requisitos, será entrevistado por un Juez, con los fiscales y con defensores presentes que resolverán si ese infractor puede ampararse a estas medidas alternativas a la privación de libertad. Estas medidas son: arresto domiciliario, libertad asistida o trabajo comunitario.

Específicamente, indicó que el arresto domiciliario es una medida en donde el muchacho, que vive con una familia, o un referente comunitario será vigilado por un equipo del propio INAU con medidas socioeducativas.

El número de causas que van a estudiarse rondan alrededor de 50 jóvenes.

A nivel país, hay 356 adolescentes que ya están cumpliendo este tipo de disposiciones alternativas a la privación de libertad, con resultados muy buenos. En un departamento, que la Jerarca no quiso revelar el nombre, de 49 chicos solo 3 reincidieron con delitos menores. Los demás se reincorporaron al sistema educativo. Castro precisó que estas medidas no las toma el INAU, por lo que establece la Convención y las Normas de Naciones Unidas, claramente diciendo que la privación de libertad tiene carácter excepcional y que debe ser lo última opción que se tome.

Deja un comentario

*