23 Feb '10

Sociedad Uruguaya

Tabaré Vázquez expresó que se va con la conciencia tranquila, la frente en alto y las manos limpias

El Presidente Tabaré Vázquez, en el marco de la presentación de la publicación «Uruguay Ser en el Mundo», se salió del protocolo y mantuvo un ágil intercambio con la prensa. Respondió a diversas preguntas y aseguró que se retira sin nostalgia ni fervor, con una gran serenidad de espíritu. Enumeró sus próximos pasos una vez que deje el gobierno y depositó en manos del tiempo y de la biología las posibilidades de su futuro político.

En la Sala de Prensa de la Torre Ejecutiva y tras agradecer, según dijo a todos aquellos que nunca lo dejaron solo, aún en la controversia y la discusión, se mostró dispuesto a responder preguntas de los periodistas presentes.

La primera consulta apuntó a que el Presidente ubicara dos momentos: el más grato y más ingrato que le tocó vivir durante su gobierno.

Para el primero de los casos, Vázquez no dudó en responder que fue cada vez que se obtuvieron resultados prácticos en favor de los uruguayos. En cuanto al segundo planteo, declaró su preferencia por olvidar los malos momentos.

Luego, ante la pregunta de si recibió -en el ámbito de la Cumbre del Grupo de Río- algún comentario para su postulación como Secretario General de la OEA, el Mandatario dejó en claro que el Gobierno uruguayo hizo las comunicaciones correspondientes para respaldar la reelección de Insulza.

Con relación al financiamiento del acto oficial a través de donaciones de privados, Vázquez reiteró los términos expresados en una reciente comunicación de la Presidencia de la República, que el acto oficial será pagado por el Estado y que se trata un gasto que estaba previsto en el presupuesto quinquenal.

En otro momento de su intervención, el Presidente expresó que recuerda el 1º de marzo de 2005 como un momento capaz de conmoverlo en sus fibras más íntimas y aludió al juramento ante la Asamblea General como el momento máximo de aquel día. En este sentido, manifestó su sentimiento de haber cumplido con la Constitución y la Ley.

Asimismo, expresó su confianza en que el presidente electo, José Mujica, tendrá las mismas sensaciones y el mismo compromiso.

Consultado en relación con la negociación que mantiene el presidente electo con la oposición por la integración de los Entes y Servicios Descentralizados, afirmó que le parece excelente. Además, auguró exitosos resultados dada la importancia que tiene la integración para garantizar el contralor. Reconoció que durante este gobierno no pudo concretarse, pero que igualmente ese control se dio por la vía de las interpelaciones y convocatorias a comisiones.

Vázquez dijo que lo primero que hará -una vez que termine su mandato- será abrazar a su esposa para agradecerle su apoyo.

Seguidamente, dijo que comenzará a responder a las invitaciones que le han hecho para participar en conferencias en el extranjero.

Informó que el 12 de marzo (2010) concurrirá a un seminario sobre Medicina y Periodismo en Argentina. Y que del 17 al 19 de marzo visitará Marruecos, para asistir a una conferencia sobre gobernabilidad. Ya en abril viajará a Panamá invitado por empresarios, y a México invitado por el Gobierno de ese país.

En mayo concurrirá a una conferencia sobre tabaquismo en Barcelona y en julio, viajará a Sudáfrica invitado por la AUF, con motivo del Mundial de Fútbol.

Ante el planteo proveniente de un periodista en el sentido de cuál sería la «deuda» de este gobierno, el Mandatario aclaró que los países son construcciones permanentes. Muchas veces, dijo, se realizan cosas en un período que deben terminarse en el siguiente, un claro ejemplo es la obra del Aeropuerto de Carrasco. «Hubiéramos querido hacer más», añadió.

En cuanto a cómo continuar reduciendo los niveles de pobreza, Vázquez dijo que la mejor forma es continuar trabajando sobre lo dispuesto en el Programa de Gobierno. Si bien se redujo en forma importante, aún resta mucho por hacer. Mientras haya un pobre en el país, se debe seguir trabajando, aseguró.

Consideró que ante todo, un gobierno debe ser «humano», como en su momento le dijo el Papa Juan Pablo II durante el encuentro que mantuvieron cuando él era Intendente de Montevideo. Subrayó su total confianza en cuanto que así será el próximo gobierno.

Sobre la relación de Uruguay con Argentina ante la instalación de la planta de celulosa en Fray Bentos, el Mandatario dijo que -como gobierno y como pueblo- han mantenido excelentes relaciones, que vienen desde hace mucho tiempo. Vázquez señaló que con el tiempo se superarán las diferencias.

«El camino de Uruguay es el de la defensa de la soberanía sobre nuestro territorio y de todas formas este gobierno procura hallar caminos de entendimiento. Tras la instancia judicial se verá como se retoma el tema».

Respecto al MERCOSUR, el Presidente dijo que es difícil avanzar en algo donde existen tantas desigualdades. Apuntó a que se deben disminuir las asimetrías y los fondos estructurales van en ese sentido (FOCEM).

En este sentido, aclaró que no hay destino en soledad ni siquiera para los países grandes. Vázquez abogó por trabajar por un mejor MERCOSUR y dijo que existe voluntad política de promover una inclusión de América Latina y el Caribe.

En cuanto a la visión que existe acerca de Uruguay en el mundo, aseguró que el país está muy bien posicionado. Es visto como un país serio y responsable, y es un concepto avalado por los hechos. Los números lo garantizan, ejemplificó.

Es un país bien visto para invertir en el sector productivo y así generar puestos de trabajo, agregó.

Dijo que Uruguay es un país pequeño en dimensión pero grande en historia Es considerado un punto de referencia en el contexto latinoamericano, en varios aspectos, y señaló el caso del sindicalismo y el empresariado. Este logro es de todos los uruguayos, incluso del «Uruguay peregrino», dijo.

Asimismo, se refirió a su futuro político, sobre el que en cinco años es mucho tiempo, ya que existen circunstancias políticas que atender y la propia biología que juega un rol importante. Aseguró que en determinada etapa de la vida sólo se pueden fijar metas a corto plazo.

Un periodista lo interrogó en cuanto a la posibilidad de que forme su propio grupo político. Vázquez respondió enérgicamente que no, que es un tema descartado. Aclaró que él es «frenteamplista», que así llegó a la Presidencia y así continuará.

Tabaré Vázquez dijo que se retira sin nostalgia ni fervor, con gran serenidad de espíritu. «Me voy con la conciencia tranquila, la frente en alto y las manos limpias», añadió.

Fuente Contenido: Presidencia de la República. www.presidencia.gub.uy

Fuente Imagen: www.semana.com

Deja un comentario

*