13 Jun '10

Sociedad Uruguaya

MEVIR se propone entregar más de 6000 viviendas en el quinquenio

Las autoridades de la Comisión Honoraria Pro Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre (MEVIR) anunciaron en el Parlamento que en el quinquenio se plantean el objetivo de entregar 6.000 unidades, escriturar las viviendas que estén en condiciones reglamentarias, una reparación anual entre 250 a 300 unidades, disminuir en el entorno del 80% las reparaciones por deficiencias de obras, y bajar de dieciocho a quince meses el período de ejecución de la mitad de los programas nucleados.

Así lo informaron ante el Parlamento en la Comisión de Vivienda y Ordenamiento Territorial del Senado el martes 8 de junio, el presidente de MEVIR, el arquitecto Francisco Beltrame, Presidente, y el vocal del organismo, el ingeniero agrimensor Enrique Barone.

“En lo que tiene que ver con las principales metas proyectadas -sin duda, un gran desafío- pretendemos entregar 6.000 unidades en el quinquenio, así como 800 viviendas nucleadas y 400 Unidades Productivas por año. De esta forma estaríamos llegando a las 30.000 viviendas, cuando hoy tenemos 23.480. Como dije, creemos que es un desafío fuerte pero no imposible”, sostuvo Beltrame.

Agregó que “también se procurará que todas las viviendas que estén en condiciones reglamentarias sean escrituradas y que el flujo anual de reparación sea sostenido en 250 a 300 unidades hasta fines de 2010, cuando pensamos que podemos abatir el déficit crónico que tenemos por este concepto”.

“Otra de nuestras metas es abatir en un 80% durante el quinquenio las reparaciones por deficiencias de obras, construyendo con menos problemas para que no haya que volver. Un propósito fuerte es que se utilice el 100% del stock; no tenemos el sistema de antenas necesarias para estar constantemente informados y a veces hay viviendas de MEVIR que durante muchos años permanecen abandonadas. Pienso que no nos podemos dar ese lujo, porque cuando están vacías, a su alrededor siempre hay alguien que las puede necesitar”, dijo.

Según Beltrame, “otra de las metas que nos planteamos -y que tiene que ver con eso de llegar a las 6.000 unidades- es que la mitad de los programas nucleados sean ejecutados en quince meses o menos, es decir, bajar de dieciocho a quince meses en este período”.

Balance

Beltrame también aludió al balance de lo actuado en el anterior período de gobierno: “se entregaron 3.810 unidades de construcción, pero el total de intervenciones fue de 4.692. Se llevaron adelante 195 programas que permitieron actuar en 89 localidades diferentes del país”.

“Se concretaron 2.355 viviendas nucleadas, 120 viviendas dispersas en el marco de los programas de Unidades Productivas, 1.282 Unidades Productivas, 254 mejoras prediales, 22 salones comunales y 9 soluciones de vivienda de otro tipo”, puntualizó.

Respecto a esto último, “quiero aclarar que básicamente estamos hablando de convenios con las Intendencias Municipales, con el Ministerio de Salud Pública y con el Ministerio del Interior, que tienen como finalidad posibilitar la radicación del personal de esas reparticiones en el territorio”.

En ese sentido, “no se trata simplemente de proporcionar una vivienda al policía o al personal de enfermería que circunstancialmente está abocado a cierta tarea en determinado lugar, sino de que quienes disponen la ubicación de estos funcionarios en el territorio tengan la posibilidad de darles un destino con una vivienda en condiciones adecuadas. Hemos realizado otro tipo de intervenciones en este período; por ejemplo, en los CAIF, en escuelas, liceos, policlínicas y en 22 destacamentos”.

Morosidad

Por otra parte, Beltrame destacó que “se atacó un problema crítico, como es el de la morosidad. La recaudación real sobre la recaudación esperada entre los años 2004 y 2005 tenía un promedio del 78%; en el 2007 se logró un promedio del 87%, en el 2008 se llegó al 93% y hoy tenemos un 95%”.

Por otro lado, “las viviendas vacías son 260, alquiladas, recuperadas y readjudicadas a lo largo de cinco años, lo que equivale a cinco conjuntos de 52 viviendas; esto no es menor a la hora de la evaluación. El total de viviendas escrituradas en la historia de MEVIR es de 1.023, mientras las que pudimos escriturar en el quinquenio fueron 826”.

“Esto nos va permitir contar con buenos indicadores en el período, ya que hemos tenido la oportunidad de trabajar con los fraccionamientos y la regularización de los predios, lo cual nos permite tener la documentación en regla”, añadió.

El titular de MEVIR sostuvo que “hace diez años que la gente canceló sus obligaciones con la Institución. ¿Cuál fue el aporte de la comunidad en todo este período? Fue de 3:230.000 horas, equivalentes a 491.250 jornales».

Deja un comentario

*