5 Mar '11

Sociedad Uruguaya

Costa de Marfil: La situación humanitaria se degrada gravemente en el oeste del país

Costa de Marfil/Liberia. 4 de marzo de 2011. La organización internacional médico humanitaria Médicos Sin Fronteras, muestra su preocupación por el deterioro de la situación en el oeste de Costa de Marfil y en la frontera con Liberia. La población huye de la violencia y el personal médico se ha visto obligado a abandonar las estructuras de salud. Frente a la intensificación de los combates, MSF está adaptando su intervención y pide a todas las partes enfrentadas que permitan que los equipos médicos traten a los pacientes, con independencia del bando al que pertenezcan.

Debido a que el personal médico del país se había visto obligado a abandonar las estructuras de salud del distrito norte de Duekoue, en el oeste de Costa de Marfil, un equipo de móvil de MSF había comenzado a proporcionar atención primaria en la zona. Sin embargo, ayer 3 de marzo, MSF tuvo también que detener sus actividades en esta área por razones de seguridad. La población de la zona ha comenzado a huir de manera masiva, así como todas aquellas personas que estaban desplazadas en la localidad de Toulepleu, cerca de la frontera con Liberia, y a la cual ahora mismo es imposible acceder.

«Es esencial que la población tenga acceso a servicios de salud y que los equipos médicos de MSF, que respetan estrictamente los principios de imparcialidad y neutralidad, puedan tratar a todos los pacientes, sean del bando que sean», explica Mego Terzian, responsable del equipo de emergencias de MSF.

Desde diciembre de 2010, la organización trabaja en la zona oeste de Costa de Marfil para atender a los desplazados por la crisis política y la violencia postelectoral. Los profesionales médicos de la organización pasan consulta en la ciudad de Guiglo y en un campo que acoge a 12.000 personas desplazadas en Duékoué. Además, durante la ausencia forzada del personal médico del hospital de Duékoué, MSF ha estado trabajando durante cinco semanas en sus estructuras, donde ha tratado a más de 60 heridos.

En el hospital de Danané, cerca de la frontera con Liberia, una docena de heridos fueron atendidos la semana pasada gracias a la ayuda de los equipos de MSF que estaban pre-posicionados en la zona. Todo el área de Danané está sin electricidad y el acceso al agua potable es muy complicado.

En Abidján, la principal ciudad del país y centro económico del mismo, MSF también ha visto un deterioro preocupante de la situación y trata de proporcionar apoyo a los hospitales.

Liberia – Situación de los refugiados en el otro lado de la frontera

«Hemos observado que desde el 24 de febrero se está produciendo en Liberia una segunda oleada de refugiados provenientes de Costa de Marfil», explica Helga Ritter, coordinadora de MSF en Liberia. «La gente tiene miedo, no quieren ni oir hablar de un posible regreso a Costa de Marfil y temen por la suerte de quienes siguen en el otro lado de la frontera».

En el distrito liberiano de Nimba, donde hay más de 70.000 refugiados marfileños registrados, los equipos de MSF están intensificando la asistencia a las poblaciones locales y a los refugiados. «Los centros de salud necesitan de personal médico de apoyo y de medicamentos. Hay grandes necesidades en cuanto a refugio y distribución de agua», describe Helga Ritter. Los equipos de MSF llevan a cabo clínicas móviles, dan apoyo a centros de salud y han instalando un centro médico en el campo de refugiados de Bahn, donde realizan exámenes médicos y vacunan a los niños menores de 15 años contra el sarampión.

Las carreteras están intransitables a causa de las lluvias, y eso hace que el desplazamiento de los refugiados al campamento Bahn, previsto para acoger a 15.000 personas, se esté haciendo muy lentamente. «Es indispensable que se siga prestando asistencia en los lugares donde se encuentran los refugiados y que no nos olvidemos tampoco de la población local, que se está viendo debilitada por esta afluencia masiva de personas», concluye Helga Ritter.

MSF abrió su primer proyecto en Costa de Marfil en 1991. Los equipos trabajaron en la penitenciaría de la MACA en Abiyán, en el hospital de la ciudad de Bouaké y en los hospitales de Danané, Man, Bangolo y Zouan Hounien, al oeste del país, donde los equipos de la organización llevaron a cabo servicios de atención primaria y secundaria, así como atención pediátrica y obstétrica. Durante la crisis que tuvo lugar hasta hace unos tres años y medio, MSF también proporcionó tratamiento quirúrgico a los heridos, gestionó un proyecto nutricional y un programa integrado de tratamiento del VIH/sida y tuberculosis. MSF se retiró del país en 2007, una vez estabilizada la situación.

MSF trabaja en Liberia desde 1990. En junio de 2010, traspasó su último proyecto hospitalario a las autoridades locales. Actualmente, la organización continúa trabajando en Monrovia, la capital del país, dando apoyo al Ministerio de Salud y Bienestar Social en materia de atención a víctimas de violencia sexual.

Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico- humanitaria de carácter internacional que aporta su ayuda a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados, sin ninguna discriminación por raza, religión o ideología política. Cada año, MSF envía al terreno a más de 2.000 profesionales, que colaboran con 24.000 trabajadores locales también contratados por la organización. Actualmente MSF cuenta con más de 350 proyectos de acción médica y humanitaria en 65 países, y con 3,8 millones de socios y colaboradores en todo el mundo. En reconocimiento a su labor humanitaria, MSF recibió el Premio Nobel de la Paz 1999.

INFORMACIÓN SOBRE LA OFICINA MSF EN BUENOS AIRES

MSF cuenta con una oficina en Buenos Aires que centra su actividad en la difusión de la acción humanitaria de la organización así como en la captación de recursos humanos y financieros para sostener las operaciones que MSF lleva a cabo alrededor del mundo. Para más información sobre la oficina y sobre las actividades de MSF, consultar www.msf.org.ar

Deja un comentario

*