8 May '12

Sociedad Uruguaya

Trabajo de CPA FERRERE y Aquanima señala que las organizaciones latinoamericanas deben optimizar su estructura de costos para mejorar su competitividad

En un desayuno de trabajo titulado “Mejora dela Rentabilidadmediante la gestión global del gasto”, el departamento de Consultoría Estratégica de CPA FERRERE, junto a Aquanima, empresa especializada en la gestión del gasto y abastecimiento, presentaron el primer Benchmark de madurez en la gestión del abastecimiento, realizado en empresas chilenas.

Bruno Gili, socio de CPA FERRERE señaló que si bien “las ventas aumentan por el crecimiento de la economía, la rentabilidad de las empresas no necesariamente acompaña ese crecimiento, lo cual es motivo de preocupación de los empresarios, en un contexto de aumento de salarios reales, que a su vez son rígidos a la baja”.

Por este motivo, y en un marco de crecimiento general de las empresas, Gili considero que “la bonanza es el momento adecuado para implementar cambios, para aprovechar las oportunidades, y logar un cambio en la eficiencia de la empresa”. Uruguay debe mejorar productividad y de esta manera la eficiencia para competir” afirmó.

Según el Foro Económico Mundial Uruguay se ubica en el puesto 63 del ranking de competitividad. Sin embargo hay algunos factores determinantes de este ranking, donde se encuentra ubicado por debajo, el más importante, la falta de “innovación y Sofisticación de negocios.

“Para hacer más rentable hay que ser más eficiente y en el contexto actual significa hacer más y mejor con los mismos recursos”, indicó Gonzalo Icasuriaga, gerente del departamento de Estrategia y Capital Humano de CPA FERRERE, quien agregó que para esto “es necesario pensar una manera distinta de hacer las cosas”.

Con este fin, desde CPA FERRERE se está colaborando con las empresas a través de distintos servicios como, por ejemplo, la implementación de soluciones tecnológicas, la reorganización del trabajo, la implementación de sistemas de incentivos por mejor desempeño, estructuración financiera, inteligencia competitiva, entre otros.

El acuerdo de CPA FERRERE con Aquanima tiene por objetivo brindar un servicio de alto valor añadido focalizado en mejorar la forma en la que las empresas compran y gastan, obteniendo de esta forma ahorros genuinos que repercuten directamente en la rentabilidad del negocio.

El contador Gustavo Renom, gerente general de Aquanima Cono Sur señaló que “mientras en Chile las empresas aumentan sus ventas pero no así sus beneficios, en Estados Unidos, ocurre a la inversa, y las empresas aumentan sus beneficios con ventas estancadas. La diferencia fundamental está en la productividad y la eficiencia de la gestión de los costos».

En este sentido, Renom señaló que “es fundamental la eficiente gestión del recurso externo, pensando el trabajo cross organización y supra organización”. Esto quiere decir “organizar y centralizar la gestión de las compras a proveedores externos, mediante un sistema eficiente, que atraviese las diferentes áreas de la empresa, y que a su vez facilite pensar un negocio por cadenas de valor, donde el proveedor es un socio estratégico en una cadena de valor”.

Para graficar este concepto de cadena ejemplifico el caos de las autopartes y las armadoras de vehículos, que no solo se ubican físicamente cercanos, sino que tienen una coordinación que le permite continuar el proceso productivo exactamente donde termino el proveedor anterior.

Javier Faveiro, director de clientes de Aquanima para el cono sur afirmó que el Benchmark de Gestión del Gasto de las empresas chilenas indica que el 90% de las empresas se encuentran en los primeros dos niveles de la clasificación, que indican compras total o parcialmente descentralizadas, con pocos o nulos procesos de compras.

A su vez, al comparar el grado de madurez de las compañías chilenas líderes, que se ubican en el otro 10%, con los Benchmark dela Unión Europea, los resultados señalan que aún queda mucho camino por mejorar y recorrer para las empresas chilenas. En este sentido los analistas presentes consideraron que las mismas conclusiones son extrapolables a la mayoría de los países de la región, incluyendo a Uruguay.

El estudio concluye que en la mayoría de las empresas chilenas, la estrategia de compras, no está alineada con la estrategia de la compañía, lo cual es un error, dado que el costo de los recursos externos suele representar cerca del 50% del gasto de las compañías. Para Faveiro suele “existir un excesivo número de proveedores, con muy poca integración con los mismos, que a la vez presentan dificultades para una comunicación eficiente”.

Para graficar esta desconexión y la falta de importancia otorgada al rol de las compras y la gestión de los recursos externos, ejemplificó que existe un CEO (chief executive officer) o gerente general para las empresas, un CFO (chief purchasing officer) o gerente de finanzas, pero es muy difícil encontrar un CPO (chief purchasing officer) o gerente de compras.

Esto último también se refleja en un perfil inadecuado en materia de formación y expertise del encargado de compras, y en la falta de oferta de formación para este cometido a nivel académico.

Ante este diagnóstico, CPA FERRERE y Aquanima proponen la aplicación del método de Optimización del Costo Total de Adquisición (TCO por sus siglas en inglés). Este método implica analizar la gestión del gasto desde una perspectiva integral que conecta las adquisiciones de todas las áreas de la empresa, generando un análisis de costos no solo por unidad, sino de toda los factores asociados a la cadena, que van desde gestión administrativa, cantidad de negociaciones con diferentes proveedores, repetición de gestiones por distintas áreas de la empresa y categorías específicas de gasto.

Renom destacó que en una empresa el 70% de las transacciones se lleva solo un 10% del gasto, sin embargo, existe un 10% de las transacciones, que hacen al corazón del negocio, que pueden representar el 70% del gasto. Por este motivo, en muchos casos, una reducción del 1% del gasto puede generar más de del 5% de incremento en la rentabilidad.

Para Faveiro, compras tiene que ser un área de negocio que aporta valor a la compañía y contribuye a la estrategia competitiva dela Empresaconectando las capacidades de los proveedores con las necesidades del negocio.

Deja un comentario

*