En las primera movidas pre electorales, líderes sectoriales de UNA expusieron ante un nutrido Congreso
24 Jul '12

Sociedad Uruguaya

En las primera movidas pre electorales, líderes sectoriales de UNA expusieron ante un nutrido Congreso

Más allá del reiterado anuncio del líder de Unidad Nacional, Luis Alberto Lacalle de no ocupar la primera fila de toma de decisiones en el sector y de hacer un llamado a la unidad para evitar “una lucha despiadada”, y del polémico punto sobre el totalitarismo del FA en su Declaración Final, el Congreso permitió que los seis conductores sectoriales se posicionaran ante más de 1000 referentes de UNA.

¿Y qué tuvieron para comentar Luis Alberto Heber (Herrerismo), Francisco Gallinal (Correntada Wilsonista), José Carlos Cardoso (Más País), Luis Lacalle Pou (Aire Fresco), Ana Lía Piñeyrúa (Herrerismo), y Carmelo Vidalín (Soplan Vientos Nuevos) el sábado 21 de julio en Cambadu ante un nutrido Congreso de 1230 participantes?.

El discurso de Lacalle Pou despertó una importante adhesión. “Sueño con el día en que un Presidente blanco termine su mandato y le entregó la banda a otro”, afirmó.

En el tema de candidaturas sostuvo que “más vale demorar en tomarlas pero que las tomemos entre todos. Hay que frenar un poquito, poner punto muerto y entre todos” decidir.

A su entender “hay medidas originadas en el gobierno de Vázquez. Que no se haga el chancho rengo”, dijo.

“¿Para qué estamos acá? No se vino a hablar de candidaturas. Me parece que sería poner la carreta delante de los bueyes si no sabemos para qué”.

Reclamó “la humildad de saber que toda conducta humana tiene sus errores. Todos alguna vez nos hemos equivocado. Y lo malo no es equivocarse, es no reconocerlo”.

Estimó que “en un gobierno del PN -acá hay jóvenes que no habían nacido-hubo muchos más aciertos que errores”, y de los Objetivos del Desarrollo del Milenio, Uruguay del 90 al 94 había cumplido casi el 80%”.

El país está en su momento de su prosperidad. Una cosa es tener dinero, (pero) de qué sirve ganar bien, si tengo miedo a que me roben, de qué sirve si a mi hijo no lo puedo educar bien, no tengo las ambulancias porque se las llevaron”.

Es partidario de “humanizar la política”, y de “un gobierno de cercanía. La

Alcaldía en Montevideo, tienen menos fuerza que una Matutina abierta. No pueden hacer nada”, pero es diferente en el interior.

Es partidario de enfrentar temas como el precio de la leche que sale más caro en Sarandí del Yi a $ 19 que en Montevideo”.

Afirmó que existe una “frivolidad gubernativa”, y que existieron “medidas originadas en el gobierno de Vázquez. No se haga el chancho rengo Tabaré Vázquez”.

Mencionó los dichos del sociólogo Gustavo leal, que sostiene que a pesar del importante gasto social, “los ricos son cada vez más ricos y los pobres son cada vez más pobres”.

“La frase de que lo político superó a lo jurídico es veneno para la democracia”, indicó, cuestionando al mandatario Mujica.

Apeló a ser “mejores gestionadores de los recursos. Hay que apoyar y mejorar a los funcionarios públicos. Hay 31.000 funcionarios nuevos desde que asumió el gobierno de izquierda”, pero yo me pregunto, “cuántos de ellos son profesores de educación física, maestros, o choferes de ambulancia”.

No creen en la democracia

Piñeyrúa expresó que en el gobierno “no creen en la democracia. Dejaron las armas, usaron los mecanismos democráticos para acceder al poder pero no creen en la democracia. Nadie como el PN para defender la democracia”, dijo la parlamentaria.

Aludió a la encuesta en donde UNA supera a otros sectores dentro del PN pero señaló que “los votos que pierde el FA pasan a ser indecisos”.

Es importantísimo el desafío, y hay que conversar, y convencer”.

Consideró que hay que “empezar por derogar la ley de Vázquez de Educación”, cuestionando la gestión en salud y la política exterior.

“Tenemos motivos para estar enojados y no nos importa decirlos

La misión es sacar al FA del gobierno”, dijo.

A su entender, “hay un agotamiento de un modelo que instaló Tabaré Vázquez. Ley de educación y salud, la pérdida de democracia, seguridad, son de la época de Tabaré Vázquez. Ese modelo de la izquierda es lo que está fracasando. Vázquez es parte del problema”.

Afirmó que “en el FA no hay buenos y malos, radicales y moderados, son todos la misma cosa”.

Estimó que hay que “transformar ese enojo en energía y entusiasmo. Todos juntos, no es la hora de personalismos”.

Clase media

En tanto, Heber señaló que “el gobierno funciona en aumentar y cobrar impuestos. 10.500 millones recaudan de todos nosotros. La gran clase media que no tiene voz ni sindicato es la que paga religiosamente a un estado que no está dando respuestas”.

“El gobierno del FA no tiene ideas y no tiene conducción”, reflexionó.

Al respecto, “el propio Presidente no puede conducir la educación, la salud, las corporaciones han bloqueado. No prevalece la democracia representativa”.

Existen “1100 millones de dólares en la salud y la gente humilde se muere en las emergencias, no hay policlínicas”.

También “2000 millones de dólares en la educación. Sindicalistas quejarse que no se construye, que hay problemas edilicios. Solo se disputa el poder en la sociedad corporativa”.

Según el presidente del Directorio del PN “estamos frente a un adversario que opina diametralmente diferente a nosotros. El gobierno acepta las reglas democráticas pero no cree en las reglas democráticas”.

“Mujica dijo participar en la democracia liberal no significa cree en ella.

Vázquez dijo que las mayorías no siempre tienen la última palabra”, aludió, refiriéndose además a los dichos de Topolanski a favor de unas FFAA “fieles a nuestro proyecto”.

Mencionó la frase del mandatario “lo político superaba lo jurídico” en relación al ingreso de Venezuela al Mercosur.

Por todo ello, “el PN tiene que ganar, debe ganar, con esta sociedad no podemos permitir que gane el FA con un tercer gobierno”.

Cicatrices

“He participado de 1000 batallas”, mencionó Heber, señalando algunas que fueron positivas como el accionar en el gobierno nacionalistas y otras “con viento en contra” cuando se procuró “el exterminio del sector”.

“En todas, no se me tuvo que llamar, estaba en primera fila, como soldado. En una causa que creía, creo y voy a creer. Con el cuero curtido, quizás con alguna cicatriz, pero sin rencores. La mayor cicatriz es la que viene y no la que hemos pasado”, manifestó Heber.

Debate

Cardoso replicó las críticas de la senadora Lucía Topolanski sobre la participación de la oposición en las empresas públicas. “Vamos a proponerle un debate. Vamos a decirle al Uruguay qué hacen los directores de los entes autónomos”, cuestionando “manejos autoritarios”.

“La eficacia electoral es el gran desafío que tenemos por delante”. Hay que actuar “con inteligencia. Construir una columna sólida”.

“El liderazgo de Lacalle sigue siendo fuerte entre todos nosotros pero está claro que no será el candidato. El desafío nuevo es elegir otro candidato. Con inteligencia, para saber cuál es el compañero para ganar la interna del PN y luego el gobierno”, opinó.

Promovió una propuesta sobre la forma de elegir, en donde “no hay codazos ni empujones”.

Sostuvo que en el PN “habían dos miradas sobre el gobierno. Eso ha cambiado. En el Uruguay no hay cohabitación, no hay gobierno compartido. Mayorías parlamentarias y gobiernan ellos. Somos la alternativa”.

Cuidar a UNA

Gallinal admitió que “nos sorprendieron las precandidaturas de dos compañeros” cuando preparábamos “un “congreso programático”.

“Hay que proteger y cuidar a UNA. No vamos a elegir a un candidato de un sector mayoritario: va más allá de las condiciones de los dos candidatos”.

Recordó que “el día que anunciamos la creación de UNA nadie daba un peso por nosotros. Si aceptábamos a las encuestas, no hubiésemos creado un nuevo movimiento”.

“Nos propusimos torcer esas encuestas y lo logramos. Ganamos la interna, fuimos mayoría parlamentaria, fuimos balotage, y tuvimos una muy buena votación. Tuvimos una derrota, no la de la elección nacional. La de no impedir que el FA lograra la mayoría parlamentaria”, evaluó.

Sobre Lacalle, lo definió como “un candidato que hoy no lo tenemos (pero) creo que te vamos a tener en la primera línea, el PN lo necesita y el país lo necesita, y no creo que este sea tu último discurso. No lo creo no solo porque no se lo vamos a permitir pero además no lo creo por él”.

Por tanto, “hoy no tenemos un candidato natural. No voy a decir que sea una dificultad o un problema. Creo que es una oportunidad, al país, al sector pero en la medida que hagamos las cosas como las tenemos que hacer”.

Unidad

Vidalín reclamó un cambio en la ley electoral “injusta” que permite que los senadores acumulen pero que los diputados no acumulen y que “tengan a los codazos que hacer su lugar”.

En lo interno, sostuvo que “la unión nos hará fuerza. Si queremos ser mejor que el compañero, no hablemos mal”.

Para comprender el “pensamiento de la masa”, Vidalín propone que se contrate un psicólogo social.

Culminó apelando a la unidad del PN con la frase de Martín Fierro: “Los hermanos sean unidos, Porque ésa es la ley primera. Tengan unión verdadera. En cualquier tiempo que sea, Porque si entre ellos pelean

Los devoran los de ajuera”.

“La misma copa”

A los efectos de aludir a la unidad pero graficándolo con un ejemplo, José Carlos Cardoso (Más País) al comenzar la oratoria tomó la copa de agua, que era la misma, tanto para Lacalle, como Gallinal, Heber, Piñeyrúa, Lacalle Pou, y Vidalín.

“Es una copa rellenada. Podemos compartir la misma copa. Ha sido rellenada. Que el sorbo de agua compartido seas el símbolo definitivo”, dijo Cardoso.

“Con las mismas bacterias”, bromeó Lacalle desde un costado.

No alcanza con la TV

En tanto, Lacalle se refirió a los cambios de hacer política a través de mecanismos mediáticos y de las redes sociales pero reivindicó el contacto personal con los ciudadanos.

“Estamos en otro tiempo, redes sociales, Twitter, Facebook, maravillosa posibilidad de exhibición, de llegada, de transmisión de ideas, de pensamiento ¡pero por favor! no entren en la trampa de la política electrónica. No crean que por que salen en la televisión están haciendo lo que hay que hacer”, alertó

Por ello, “tenemos que retomar aquella costumbre nuestra de estar en los rincones más alejados del país y de Montevideo”, lo que despertó una de las mayores ovaciones.

Y en particular a “los compañeros y compañeras candidatos, actuales o futuros: no alcanza con que reconozcan sus caras, tienen que tocar manos y que abrazar compatriotas, y hacerlo, por supuesto, en Bella Unión pero también aquí en la esquina del Parque Posadas, porque aquí (en Montevideo) está la mitad que tenemos que conquistar”.

Dejó en claro que requiere dejar de lugar de tiempo a la familia, a la casa y otras actividades.

Para Lacalle, “tiene que haber causas de un éxito y no excusas de una derrota o de un tropezón”.

Fuente Imagen: Subrayado. www.subrayado.com.uy

 

Deja un comentario

*

Facebook
Twitter