Del 2008 al 2012 la inversión directa de Uruguay en Estados Unidos aumentó casi 21%, la mayor tasa latinoamericana
27 Ago '13

Sociedad Uruguaya

Del 2008 al 2012 la inversión directa de Uruguay en Estados Unidos aumentó casi 21%, la mayor tasa latinoamericana

Discurso del Subsecretario de Comercio de los Estados Unidos en la Cámara de Comercio Uruguay – EE.UU.

Discurso del Subsecretario de Comercio de los Estados Unidos, Francisco Sánchez sobre “Uruguay y los Estados Unidos: En un Camino Hacia el Futuro Guiados por la Innovación y la Prosperidad”.

Es un placer estar aquí en Montevideo con tantos distinguidos invitados. No es mi primera vez en su gran país. Cuando tenía mi empresa de asesoría mi socio era de Montevideo. Y vine muchas veces a reunirme con él.

Embajadora Reynoso, gracias por su liderazgo en fortalecer la relación entre Uruguay y los Estados Unidos.

Y cuando se habla de Embajadores, la Cámara de Comercio Uruguay-Estados Unidos es un gran embajador para los beneficios de la expansión del comercio e inversión entre nuestras dos naciones.

He tenido una larga y gratificante relación de trabajo con países

latinoamericanos.

En mi capacidad oficial de subsecretario de comercio internacional, les puedo decir ciertamente que nos encontramos en un período único en nuestra relación con Latinoamérica.

La administración del Presidente Obama está complacida de observar países en las Américas participando a nivel global para enfrentar los retos comunes, particularmente después de la reciente recesión global que muchos países enfrentaron.

Naciones en nuestro hemisferio están demostrando que las economías que

están abiertas al comercio y finanza global pueden resistir choques externos

severos sin caer en una crisis.

Además, observamos que decenas de millones de latinoamericanos se están

moviendo a la clase media de la pobreza, y exigiendo más de ellos mismos y de sus gobiernos.

La región, con algunas excepciones, se a girado hacia una visión democrática positiva, y es mucho más pro-libre empresa, pro-inversión de lo que era anteriormente.

El hemisferio occidental continúa siendo una alta prioridad para los Estados Unidos y el Presidente Barack Obama.

Para nosotros, es sobre un compromiso proactivo y la creación de una relación con nuestros socios basada en intereses mutuos y valores compartidos.

Los Estados Unidos tienen más socios de tratados de libre comercio con países en el hemisferio occidental que con cualquiera otra parte en el mundo.

De los veinte países con la cual los Estados Unidos tiene tratados de libre

comercio, doce se encuentran en el hemisferio occidental.

 

Y, valoramos estas importantes asociaciones.

La creciente prosperidad de la región ha creado importantes nuevos mercados para productos estadounidenses y, es la razón por la cual la aprobación de los tratados de libre comercio con Colombia y Panamá fue tan positiva e importante.

Nuestra meta general, al igual que para muchos de nuestros amigos en la

región, es de continuar a progresar hacia una región integrada económicamente.

He venido a Montevideo esta semana para enfatizar el compromiso que los

Estados Unidos ha hecho a la administración del Presidente Mujica y, para explorar medidas que podamos tomar para aumentar la cooperación

económica entre los Estados Unidos y Uruguay.

Uruguay es un verdadero líder en el hemisferio occidental con sus avances en relaciones comerciales, la innovación, y educación.

Los Estados Unidos y Uruguay disfrutan de una fuerte relación en muchas

áreas, incluyendo la cooperación sobre los derechos de propiedad intelectual, innovación, agricultura y educación.

Hay más de cien compañías estadounidenses haciendo negocio en Uruguay, y la inversión estadounidense en Uruguay está creciendo rápidamente en el sector de informática, con oportunidades de enlaces innovadores en energía renovable, capital humano, educación y tecnología.

Las exportaciones han aumentado continuamente durante gran parte de la

última década – nuestro comercio total en 2012 de $1.68 mil millones de dólares es el más alto de lo que ha sido en años recientes.

Esto es evidencia de las políticas pro-libre empresa y diversificación industrial que continuamos aumentando nuestras actividades comerciales.

Estamos comprometidos a trabajar con líderes de gobierno y empresa para

apoyar el crecimiento futuro en el comercio e inversión.

Esto hace la labor que ustedes hacen y su presencia aquí muy importante para nuestros esfuerzos.

Estamos orgullosos de considerar a Uruguay como un socio en muchas áreas.

En 2010, firmé un convenio sobre educación y desarrollo de la fuerza laboral con el Ministro de Industria, Energía y Minas Roberto Kreimerman. Una iniciativa bajo el convenio es un programa piloto de consultoría con la Universidad de Maryland y dos universidades uruguayas.

Este programa ha producido algunos éxitos notables con grupos de estudiantes completando proyectos de consultoría con empresas uruguayas.

También hemos trabajado con la Universidad de Indiana, la Universidad DePaul, y la Universidad de Nebraska en investigaciones, ética empresarial, y programas empresariales con escuelas uruguayas.

Juntos estamos trabajando para educar empresarios que puedan hacer a ambos países más competitivos en un mercado cada vez más global.

Estoy también honrado de estar aquí para el inicio de muchos intercambios entre nuestros gobiernos sobre la modernización aduanera y gestión fronteriza.

Los negocios han identificado medidas para facilitar el comercio en general, y los procesos aduaneros en particular, como barreras mayores a la competitividad en Latinoamérica.

Con la ausencia de un despacho de aduana fácil y eficiente, empresas pierden dinero, productos pierden valor, y consumidores pierden variedad rentable.

En el mundo de hoy, donde las cadenas logísticas están altamente segmentadas para mejor ubicar recursos de producción, productos necesitan moverse de una manera oportuna y segura.

Retrasos en el movimiento de productos son costosos.

Cada día ahorrado en el tiempo de transporte es equivalente a

aproximadamente 0.8 porciento de reducción en el precio de productos

fabricados y 0.9 por ciento para productos agrícolas. Esto no solo impacta

empresas, sino también a todos los ciudadanos en ambos de nuestros países.

Yo sé que Uruguay, en su papel como un centro regional de distribución, está muy consciente de las ventajas competitivas de hacer la logística aún más eficiente.

Y, quisiéramos trabajar con ustedes en esta meta.

Una programa bajo la iniciativa Caminos a la Prosperidad en las Américas,

el programa de modernización aduanera y gestión fronteriza para Centro y Sudamérica, busca establecer y fortalecer el diálogo público-privado para medidas para facilitar el comercio, y, por último, mejorar la competitividad regional.

Finalmente, debido a procedimientos aduaneros y fronterizos más eficientes y un enfoque a la coordinación regional, países participantes en esta iniciativa están mejorando el aspecto atractivo de sus mercados y la competitividad de sus países, y, estamos adquiriendo socios más cercanos en medidas para facilitar el comercio.

Estamos muy contentos que Uruguay se esté uniendo a esta iniciativa y que ya ha tomado muchos pasos para hacer su mercado atractivo para la inversión y el comercio, y esperamos reforzar nuestra asociación.

Estamos ansiosos de trabajar con Uruguay ambos bajo en marco de este

programa muy exitoso y en otras cosas.

El convenio que firmaré con el Ministro Lorenzo más tarde hoy visualiza una asociación continua y largo plazo para colaborar en estos temas.

Nuestro gobierno está comprometido a trabajar con nuestros países socios y

organizaciones multilaterales para desarrollar un sistema eficiente de gestión aduanera y fronteriza para el siglo 21 que facilita el comercio,

expande el crecimiento económicoy, mejora la competitividad de la región.

 

También estoy complacido de ampliar nuestra visión común de buscar nuevas e innovadoras maneras de crear competitividad en el hemisferio y darles a nuestros ciudadanos la oportunidad de prosperar en el mercado global.

Nunca ha existido un tiempo más oportuno de unir a las Américas en el esfuerzo de mejorar nuestra competitividad, reducir nuestras barreras de comercio de uno a otro, e impulsar el crecimiento económico que tiene la potencia de levantar a millones de personas de la pobreza.

Los gobiernos deben hacer todo lo que puedan para asegurar que nuestras

empresas tengan éxito.

Por medio de asociaciones público-privadas y privadas-privadas en la

innovación, podemos asegurar que los beneficios de la misma se extiendan a través de ambas de nuestras economías y sociedades.

Productos, servicios y procesos innovadores son ingredientes esenciales para la competitividad.

Uruguay, la cual tiene 13 zonas libres, 3 de las cuales están dedicadas a

servicios, ciertamente comprende la competitividad- ustedes lo saben más que cualquier otro país en Sudamérica.

Quisiera resaltar una impresionante iniciativa uruguaya en siendo un líder en la innovación.

Y, específicamente, quisiera notar la importancia de unir innovación con

educación y otras políticas fundamentales del desarrollo y salud en general de un país.

Quisiera elogiar a Uruguay en su Plan Ceibal, para proporcionar 450,000 (cuatro cientos cincuenta mil) computadoras portátiles a jóvenes y maestros.

El éxito de este plan no solo se debe a la innovación tecnológica, sino también porque incluye la participación activa de la sociedad y maestros en su diseño, implementación y evaluación.

Este proyecto es sobre la prosperidad, no solo las computadoras portátiles.

El Plan Ceibal es una ilustración notable del compromiso del Presidente Mujica a su pueblo y de perfeccionar el espíritu innovador de esta nación.

Este no es el único lugar en donde Uruguay está innovando al beneficio de su pueblo.

Uruguay está también usando su posición geográfica única y estratégica, y

acceso a la Hidrovía para convertirse en un centro importante de logística y

distribución en la región.

Normas recién implementadas de asociaciones público-privadas ofrecen varias oportunidades para compañías de infraestructura estadounidenses interesadas en desarrollar aún más las capacidades de logística de Uruguay.

Tecnología de última generación, tiempos de respuesta más rápidos con

entregas justo a tiempo, mercancía a medida del cliente y, costos de

administración más bajos por medio de la centralización de operaciones hacen a Uruguay un centro regional de distribución prometedor.

El fuerte apoyo del gobierno uruguayo de estos esfuerzos y razonamiento

estratégico le ayudarán a esta nación realizar grandes beneficios económicos y comerciales para su pueblo.

Antes de concluir, quisiera hablar un momento sobre la inversión directa de

Uruguay en los Estados Unidos.

Me complace reportar que del 2008 al 2012, la inversión directa de Uruguay en los Estados Unidos aumentó casi 21 por ciento.

Esta es la tasa de crecimiento más alta que cualquier otro país latinoamericano durante este período.

A partir de 2012, la posición de acciones o, como decimos, “stock position”, de inversión directa extranjera en los Estados Unidos proveniente de Uruguay fue valorada en $234 millones de dólares.

Más tarde este año, el 31 de octubre y 1 de noviembre, el Presidente Obama será anfitrión de la Cumbre de Inversión SelectUSA 2013 en la ciudad de Washington para atraer inversión a los Estados Unidos.

Sería excelente si tuviéramos compañías uruguayas participando con nosotros en Washington en lo que promete ser un excelente evento.

Finalmente, déjenme decirles que las empresas estadounidenses están

entusiasmadas de negociar en Uruguay y construir economías fuertes y crear empleos en ambas naciones.

Uruguay está progresando en abrir puertas para las empresas, crear avances en la tecnología y formar una base educacional concreta para sus jóvenes.

Y también felicito a la Cámara de Comercio Uruguay-Estados Unidos por el trabajo hacen en nombre de las empresas en los Estados Unidos y Uruguay.

Es obvio que el recurso principal de Uruguay es su pueblo.

Ustedes trabajan duro, valoran la educación, y se esfuerzan a estar al frente de la nueva tecnología.

Deseamos trabajar con ustedes por muchos más años en el futuro, para el

beneficio de nuestras compañías, nuestros ciudadanos, y nuestras naciones.

Fuente Imagen: www.expansion.com

 

Deja un comentario

*