7 Nov '13

Sociedad Uruguaya

Nueva Generación: Ciento veintiocho nuevos Maestros

Ciento veintiocho nuevos maestros formados en los Institutos Normales de Montevideo (IINN) “María Stagnero de Munar y Joaquín R. Sánchez”, recibieron sus títulos habilitantes para enseñar en las escuelas de todo el país, en una emotiva ceremonia en la cual se instó a continuar abogando por la puesta en marcha de políticas que contribuyan a que más jóvenes elijan esta carrera para desarrollarse profesionalmente.

El acto académico –que se realizó en el Teatro Solís- fue encabezado por el Presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Profesor Wilson Netto, los Consejeros del CODICEN, Inspector Javier Landoni, Licenciado Daniel Corbo, Maestra Teresita Capurro, y Profesor Néstor Pereira, la Directora General del Consejo de Formación en Educación (CFE), Maestra Edith Moraes, las Consejeras del Organismo, Profesora Laura Motta y Licenciada Selva Artigas, el Director General del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Maestro Héctor Florit, y la Directora de los IINN, Maestra Cristina Hernández.

La ceremonia, cargada de emotividad –sin que faltara alguna lágrima de alegría- fue seguida atentamente y sin ocultar su orgullo, por los familiares y amigos de los ciento veintiocho nuevos docentes, para quienes el momento supuso el final del esfuerzo dedicado a la capacitación en la carrera elegida y el comienzo de una nueva etapa vital, que les permitirá –cotidianamente entregar su aporte, desde su vocación consumada, a la sociedad.

La Consejera del CODICEN, Maestra Teresita Capurro, expresó su satisfacción y su deseo por construir “una escuela llena de pueblo y un pueblo lleno de escuelas”. La jerarca dijo que esto ocurrirá cuando “la sociedad se conmueva y nuestros jóvenes sientan la necesidad de ser maestros”.

La educadora instó a rescatar de la tradición los elementos positivos y a identificar los cambios que se han producido en la escuela uruguaya con el paso de los años. “No hay cambio posible si los docentes no lo generamos.

Tenemos lo mejor de la tradición, forjemos juntos el cambio. Dichosos los que pueden ejercer la profesión con orgullo”, afirmó.

COMPROMISO Y ORGULLO

Por su parte, la Directora General del CFE, Maestra Edith Moraes, valoró como dos componentes clave en el ejercicio de la profesión, el compromiso y el orgullo.

La Directora enfatizó en la importancia de recoger elementos de la experiencia anterior, ya que “en todas las épocas el magisterio tuvo sus desafíos, siempre requiriendo la creatividad necesaria”.

Moraes apuntó que los principios que hacen al encuadre de la profesión permanecen inmutables, “la igualdad social, la equidad y el acceso a la educación, los cuales garantizamos en la oferta educativa”, sentenció.

Además, informó que se continuará adelante con la puesta en marcha de la Universidad de la Educación, la que calificó como necesaria, porque “la formación docente requiere una institución que se centre en el conocimiento como producción, y no sólo como transmisión”.

La Directora de los IINN, Maestra Cristina Hernández, alentó al fomento de políticas que redunden en que más jóvenes puedan elegir ser maestros.

También abogó para que la Universidad de la Educación “cogobernada y autónoma, sea una realidad”, ya que los maestros “merecen extender su formación al ámbito académico”.

Asimismo, expresó a los egresados que las puertas del centro educativo se encuentran abiertas para que regresen cuando lo deseen, al igual que los laboratorios e instalaciones del centro educativo. Hernández se comprometió, además, a destinar un espacio de la página web de los IINN para los egresados.

La jerarca reflexionó acerca del acto, que constituye un homenaje “a su opción por enseñar, a su enseñanza, a su certeza de encontrar en el ejercicio de la docencia su lugar en el mundo. A la vocación transformadora del magisterio nacional, que desde la escuela con los colegas y con la comunidad, procuran una vida más digna para el conjunto de nuestra sociedad”.

ENFRENTAR DESAFÍOS

Por último, la Maestra Andrea Gómez, quien obtuvo el promedio más alto de su generación recibió el premio “Nilda Castelucci de Barbagelata”, otorgado por una bisnieta de la Maestra Nilda Castelucci y por dos integrantes de la “Asociación de Amigos de los Institutos Normales”, consiste en una donación de ochocientos dólares, un diploma y una medalla de oro alusiva.

La novel docente hizo un raconto acerca de cómo se fue sintiendo a lo largo de su carrera, y se refirió a cómo tomó su entorno la decisión de dedicarse a esta carrera. Andrea dijo que todos los comentarios y preguntas resultaban desalentadores, pero que, de todos modos, decidió iniciar la experiencia.

Luego, narró cómo fue su primer año, este, como maestra. “En marzo me enfrenté sola a mi escuela, grupo y nueva realidad. La relación y el vínculo que se establece con los alumnos vence todas las dificultades”, afirmó.

La Maestra se preguntó, además, al mencionar todas las muestras de cariño que le brindan los escolares, “¿en qué profesión se recibe tanto amor?”.

Gómez reflexionó que “se hace necesario reconocer la importancia de nuestra tarea en los tiempos que corren. Este es el comienzo de un camino cargado de desafíos”.

Finalmente, los ciento veintiocho egresados recibieron sus títulos y los tradicionales anillos que reproducen una abeja obrera. La parte artística del acto de colación estuvo a cargo de la Orquesta Sinfónica Metropolitana Juvenil, con 70 músicos en escena.

 

Deja un comentario

*