30 Nov '13

Sociedad Uruguaya

¿Por qué Marchar contra Monsanto el 3 de Diciembre?

Recibimos y Publicamos el Comunicado Antropología Nutrición.

“En lo particular, creemos que siendo un Martes a la hora de salida del trabajo de muchos compatriotas y sin ninguna otra marcha cercana a la fecha, se hace más que propicio para la difusión de información en la Plaza Independencia.

¿Qué pasa con la información a la sociedad?

La información escasea, en primer lugar desde los grandes medios de comunicación, que como toda entidad está atada a intereses, a veces nobles, a veces de supervivencia y crecimiento a costas del silencio. Se dificulta la información en los medios por sus propias propagandas (y las posibles y futuras propagandas), las que pagan su vida, muchas de ellas, de alimentos, en su gran mayoría ultra procesados, muchos con elementos transgénicos (Entre otros males). ¿Cómo un canal de televisión podría ir en contra sus auspiciantes por la salud de su sociedad?. Es como cuando invitan a un Nutricionista para hablar sobre alimentación saludable durante 10 minutos, y luego se pasan toda la semana promocionando la basura alimentaria. Esos medios se tildan de inculcar una correcta alimentación cuando hacen todo lo contrario. Ese es el juego, así se financian, y no nos negamos, pero tendríamos que cuestionar más a los supuestos medios de comunicación y a su “verdad”, porque a nuestro entender están sobrevalorados. ¿Qué pasa con los medios estatales y sin publicidad?, también con intereses, dependiendo de la voluntad de sus políticos. Lo que les falta a los medios es dignidad con su sociedad.

Los transgénicos, el gran embrollo.

Hasta hace poco tiempo la lucha directa era contra sus agrotóxicos. Pero la cosa se nos viene con tormenta. Últimos estudios revelan la interacción de elementos genómicos entre especies. Esta interacción siempre existió en nuestra naturaleza, ejemplo, entre un animal y la planta que consume, donde las bacterias (no patógenas) cumplen la gran función. Estas interacciones llevan a la adaptación, en otras palabras a la evolución de miles de años. La adaptación es resistencia al medio, sobrevivir. El problema que se plantea con los transgénicos es precisamente el cambio genético específico que realizan; ejemplo, apagar el gen de un alimento para que no actúe, ahí el embrollo, cuando con cada estudio se corrobora que se explayará de la misma manera en el organismo resultante(en nosotros) ante genes semejantes. Esta manipulación genética no se refiere ni a la evolución, ni a la adaptación, se refiere a empresas que literalmente experimentan con la vida humana. El querer cambiar en pocos años lo que a la naturaleza le llevó cientos de miles, sin saber a ciencia cierta los efectos a mediano y largo plazo es un acto inhumano, es la experimentación con nuestra sociedad por sus intereses económicos, y lo peor de todo, ni nos enteramos.

Los académicos y profesionales en el tema

Los académicos y profesionales comprometidos;

Aquellos con sustento científico, que lo explayan, que debaten por principios y convicciones, suelen marchar junto a las masas, tienen gran reconocimiento social.

Académicos y profesionales sin compromiso (Duendes)

Son aquellos que realizan jornadas académicas pero sin un verdadero compromiso, nunca los verán marchar ni debatir fieramente, su único fin son las jornadas con 10, 20, o 30 personas, certifican la jornada, y así tienen un puntito más en su currículo para cuando quieran subir de grado. Su meta es la olla de monedas de oro, y están en todos lados, aunque disimulan muy bien. Nunca se la juegan, “mejor no meterse en este tema”. Son competitivos y egoístas, solo uno de ellos llegará al tesoro. Generalmente no tienen reconocimiento social. Entran dentro de la categoría de “Duendes”. Y en Nutrición hay muchos.

Marchamos por el derecho humano a una alimentación saludable. Marchamos en contra de los agrotóxicos, marchamos en contra de la modificación genética de alimentos. Marchamos a favor de los alimentos que a ciencia cierta sabemos son saludables, los naturales”.

Más Información en www.antropologianutricion.org

 

Deja un comentario

*