8 Dic '13

Sociedad Uruguaya

Kreimerman realizó una presentación sobre Uruguay ante misión de empresarios japoneses

El ministro Kreimerman y el canciller Luis Almagro expusieron en un seminario sobre Uruguay realizado en el marco de una misión comercial de Jetro (Japan External Trade Organization). El titular del MIEM –al igual que el embajador de Japón- repasó las características que hacen de nuestro país un buen lugar para invertir.

El ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, y el canciller Luis Almagro expusieron el lunes 2 de diciembre en el seminario sobre Uruguay realizado en el marco de una misión comercial de Jetro (Japan External Trade Organization, por su sigla en inglés) en nuestro país. El seminario se desarrolló en el Hotel Sheraton y contó con la participación de 15 empresarios japoneses, junto a otros provenientes de Brasil y Estados Unidos.

Además de los dos ministros, entre los oradores estuvieron el gerente de inversiones de Uruguay XXI, Roberto Bennett; el embajador de Japón en Uruguay, Kazuaki Obe; y el presidente de la Cámara Uruguayo-Japonesa de Comercio e Industria, Raúl Palacios, junto a integrantes de empresas japonesas instaladas en nuestro país.

Por qué invertir en Uruguay

El ministro Kreimerman realizó una exposición sobre Uruguay, en la que repasó algunas de sus características que lo hacen un lugar indicado para invertir. Previamente, sostuvo que los vínculos comerciales entre nuestro país y Japón son “fundamentales” y pueden incrementarse.

El jerarca mostró diversos rankings internacionales que dan cuenta de la estabilidad política, social y económica del Uruguay, ubicado en las primeras posiciones de la región latinoamericana en todos ellos. Recordó que durante ocho años el país creció a una tasa de 6% anual, y hoy se ubica entre el 3 y el 4%. Además, informó que obtuvo su estatus de grado inversor.

Por otra parte, Kreimerman dijo que el objetivo del país es lograr “una industrialización inclusiva y sostenible”, y que la filosofía es de apertura económica, ya que “el gran mercado es el mundo”, si bien también ha crecido fuertemente el mercado interno.

El secretario de Estado mostró además cómo las exportaciones de bienes han crecido sin pausas desde 2002, y hoy se acercan a los 10.000 millones de dólares anuales, un tercio de ellos provenientes de la industria manufacturera, otro tercio de la agroindustria, y el último tercio consistente en productos primarios.

Añadió que se ha logrado una mayor diversificación de productos (hoy, además de la carne, los más vendidos al exterior son los cereales, la soja, la madera y las autopartes, entre otros) y de destinos. Kreimerman informó además que el Gobierno quiere seguir modificando la estructura productiva del país, profundizando también la diversificación.

En cuanto a las exportaciones de servicios –un cuarto del total- se han multiplicado por cuatro. A esto se suma la localización estratégica de Uruguay –que es una puerta de entrada al Mercosur, región con 276 millones de personas- y su buena infraestructura que, no obstante, debe aún mejorarse, explicó el jerarca.

Además, Uruguay es líder en telecomunicaciones en el continente. A la fibra óptica, que pronto llegará al 75% de las familias e industrias, se suma la telefonía 4G, dijo Kreimerman a los empresarios, y recordó que nuestro país es el primer exportador de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) per cápita en la región, y el tercero en términos absolutos.

El ministro también se refirió a la política industrial, que tiene como objetivo la producción de más bienes con una mayor tecnología aplicada, tanto en los procesos como en los productos finales, y recordó la importancia de la ley de promoción de inversiones.

En cuanto a las energías renovables, expuso acerca de la política energética hacia 2030, acordada por todos los partidos políticos con representación parlamentaria, y sobre las ventajas de nuestro país para la profundización de las energías renovables, en particular gracias a su sol y su viento. También se refirió a la producción de biocombustibles y la exploración de hidrocarburos en el suelo y la plataforma marítima.

Kreimerman también remarcó la importancia de diversificar los servicios globales de exportación, sobre la base de la capacidad de nuestra gente, e hizo hincapié en la seguridad jurídica con la que cuenta el país.

Aprendizajes

Por su parte, el canciller Almagro dijo que los mejores promotores del Uruguay son aquellos que han invertido y mantenido vínculos comerciales y económicos con nuestro país. Afirmó que la presencia de empresas japonesas en nuestro territorio obliga a mejorar día a día en cuanto a la promoción de inversiones uruguayas en Japón.

Destacó la cooperación política y económica entre ambos países, por ejemplo en el área científico-tecnológica, y añadió que la forma de gerenciamiento y la tecnología aplicada por las empresas japonesas instaladas en Uruguay enriquecen el sistema productivo nacional.

Por otra parte, manifestó el interés del Gobierno en que nuestro país sea una plataforma de ingreso hacia América del Sur, y dijo que el acuerdo de promoción de inversiones entre ambos países generará una nueva dinámica en la que el rol de los inversores será clave.

Almagro subrayó también la estabilidad y las garantías sociales, políticas y económicas con las que cuenta Uruguay, y remarcó que se trata de un país de “infinitas oportunidades”. Para terminar, ratificó además el compromiso del Gobierno en facilitar las inversiones extranjeras directas.

En tanto, el embajador de Japón en Uruguay destacó las ventajas que presenta nuestro país ante los inversores, entre ellas la cantidad de importantes empresas japonesas que ya están instaladas; su número de zonas francas; el hecho de que constituye una base de distribución para la región; sus grandes oportunidades en materia de energía; la realidad de sus TIC y su turismo; y la producción y el procesamiento de comestibles.

 

Deja un comentario

*