28 Mar '14

Sociedad Uruguaya

Encuesta del BID halla que los latinoamericanos quieren mayor transparencia en los gobiernos municipales

Encuesta sobre megaciudades e infraestructura en Bogotá, Buenos Aires, Lima, Ciudad de México y São Paulo

Los latinoamericanos que viven en las grandes ciudades quieren más transparencia y participación en las decisiones de los gobiernos locales sobre nuevas políticas e inversiones que involucran infraestructura urbana, según los resultados de una encuesta innovadora anunciados el día de hoy por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En la encuesta participaron 5.000 personas en Buenos Aires, Ciudad de México y São Paulo, tres megaciudades dado que superan los 10 millones de habitantes, así como en Lima y Bogotá, dos ciudades con un crecimiento acelerado que pronto alcanzarán esa categoría.

El nuevo estudio basado en la encuesta “Megaciudades e infraestructura en América Latina: lo que piensa su gente” también muestra que la seguridad se ha convertido en una prioridad principal para los habitantes de estas ciudades, independientemente de su contexto socioeconómico. Para la clase media, el transporte público es un factor importante que afecta su calidad de vida. Para los hogares de más bajos recursos, la falta de acceso a servicios básicos de agua, saneamiento y energía eléctrica sigue siendo un obstáculo considerable para el mejoramiento de sus condiciones de vida en la ciudad.

“Las megaciudades latinoamericanas experimentan un fuerte crecimiento económico, lo cual representa desafíos importantes para los responsables del diseño de políticas para el suministro de infraestructura y servicios de alta calidad”, dijo Alexandre Meira da Rosa, gerente del Sector de Infraestructura y Medio Ambiente del BID.

“Este estudio permite ver las prioridades de los ciudadanos urbanos. Necesitamos saber qué esperan los latinoamericanos de la infraestructura urbana para así poder trabajar mejor con los gobiernos con el fin de satisfacer sus necesidades”.

Hoy, América Latina es la región más urbanizada del mundo; el 82 por ciento de la población vive en ciudades. Para 2050, se espera que esta cifra alcance 90 por ciento. Las ciudades concentran gran parte de la actividad económica y, por este motivo, la infraestructura urbana y los servicios públicos de buen nivel se han transformado en aspectos fundamentales para cualquier país que busque promover la innovación e incrementar su competitividad.

El estudio identificó los desafíos más urgentes para promover el desarrollo sostenible de las ciudades así como los problemas más grandes que afectan el acceso a la infraestructura básica y a los servicios públicos y la calidad de vida en los centros urbanos.

Los resultados preliminares incluyen:

Seguridad y transparencia son prioridades importantes para los ciudadanos de las cinco ciudades.

28,1 millones de personas de la región viajan por lo menos 90 minutos al día. Esto equivale a 10 semanas de trabajo al año por persona.

La clase media representa el grupo más numeroso de usuarios del transporte público en las grandes ciudades.

76 por ciento de los encuestados dicen estar satisfechos con el servicio de agua que reciben. Los niveles varían mucho: En Bogotá, sólo 2 por ciento dijo que el servicio es malo o muy malo. En la Ciudad de México, 28 por ciento dice estar insatisfecho.

64 por ciento dice que los servicios de energía eléctrica son caros. En promedio, los hogares de bajos recursos sufren más cortes eléctricos y fluctuaciones de tensión que los hogares de mayores ingresos.

78 por ciento cree que los eventos climáticos extremos, tales como inundaciones, fuertes lluvias y olas de temperaturas extremas, se producen con mayor frecuencia que en períodos anteriores. El 82 por ciento de ellos cree que el cambio climático global afecta el clima de sus ciudades, mientras que un 67 por ciento considera que el cambio climático afecta directamente sus vidas.

Uno de cada seis habitantes de las ciudades encuestadas opina que los espacios públicos se encuentran entre las cuatro prioridades principales de infraestructura urbana.

 

Deja un comentario

*