Casa Grande: Elecciones del FA para movilizar críticas, ideas y responsabilidades que reviertan enojo y decepción
20 Mar '16

Sociedad Uruguaya

Casa Grande: Elecciones del FA para movilizar críticas, ideas y responsabilidades que reviertan enojo y decepción

casa grandeDeclaración de Casa Grande Asamblea Nacional Ciudadana «Berta Cáceres».

Unos días después de su ingreso formal al Frente Amplio, Casa Grande realizó su Asamblea Nacional Ciudadana. Durante los días 19 y 20 de marzo de 2016, más de cien casagrandistas de todo el país se reunieron para evaluar este tiempo de trabajo político y los desafíos inmediatos que se deben asumir. Este encuentro llevó por nombre “Berta Cáceres”, en homenaje a la emblemática mujer indígena hondureña, asesinada recientemente luego de años de lucha en la defensa de los pueblos indígenas, de los recursos naturales y de los derechos de las mujeres.

Todas las voces que se volcaron en esta Asamblea manifestaron su satisfacción por el ingreso de Casa Grande al Frente Amplio, redoblando la apuesta por una nueva política para la izquierda uruguaya. Pero también se reflejó la enorme responsabilidad que implican los compromisos políticos y organizativos que se abren en esta etapa. Casa Grande ingresó al Frente Amplio en un momento crítico y decisivo para el futuro de nuestra fuerza política.

Los procesos progresistas y de izquierda, que se abrieron hace más de una década en muchos países de América Latina y que alumbraron un tiempo de esperanza luego de muchos años de políticas neoliberales, están viviendo momentos muy inquietantes. El avance de la derecha, la expansión de modalidades perversas de corrupción, la proliferación de formas blandas de golpes institucionales, los obstáculos de los intereses económicos para mejorar la redistribución, el desgaste en la gestión de nuestros gobiernos, su divorcio creciente de las bases sociales así como la ausencia de nuevos impulsos políticos e ideológicos dentro de la propia izquierda (entre otros aspectos), son datos de la realidad que no se pueden ocultar.

En el Uruguay, también se viven momentos de muchas dificultades, y eso obliga a esfuerzos mayores. Los y las frenteamplistas tenemos que estar muy seguros de todos nuestros logros durante más de diez años. Pero también hay que tener mucha conciencia sobre los problemas, las debilidades y la falta de rumbo en asuntos esenciales como por ejemplo, defensa, seguridad, desarrollo inclusivo, igualdad de género, medio ambiente, etc. No podemos imaginar un proyecto de izquierda sin una profundización de las políticas de redistribución y de igualdad.

En este contexto, hay que colocar toda la energía e imaginación en el Frente Amplio, pues éste es la mejor expresión de ese proyecto de izquierda en el Uruguay. Las próximas elecciones internas del 29 de mayo son una gran oportunidad para movilizar críticas, ideas y responsabilidades que reviertan el enojo y la decepción de amplios sectores del pueblo frenteamplista.

Casa Grande ha decidido hacer campaña por el Frente Amplio, estimulando la participación y articulando espacios para que la campaña se llene de ideas y propuestas. El Frente Amplio presenta dificultades muy arraigadas por la imposición de la lógica de los sectores, por la ausencia de debates reales, por la debilidad para exigir y acompañar al gobierno nacional, por el desestímulo a la participación y por la incapacidad de renovar a fondo la agenda programática.

Los candidatos a la presidencia del Frente Amplio, aprobados por el Plenario Nacional, son hombres destacados y con proyección. Sin embargo, como indicador de los problemas que hemos mencionado, no podemos dejar de advertir sobre la incapacidad de la fuerza política para proponer mujeres que asuman posiciones de conducción y responsabilidad.

Casa Grande ha decidido convocar a sus militantes, y a quienes nos acompañan desde el primer día, a redoblar el entusiasmo y la participación en estas elecciones internas y a votar, junto con nuestra lista 3311, por cualquiera de los compañeros que han sido propuestos como candidatos para ocupar la presidencia del Frente Amplio.

Casa Grande participará en las próximas elecciones internas bajo el impulso del entusiasmo, la crítica y las ideas, exigiendo y comprometiendo a los distintos candidatos para una transformación radical de nuestro Frente Amplio. El futuro del país necesita un nuevo proyecto de izquierda.

Deja un comentario

*