Parlamento escuchó sobre la labor de la Asociación Canaria de Autismo y TGD Uruguay que solicita recursos
28 Sep '20

Sociedad Uruguaya

Parlamento escuchó sobre la labor de la Asociación Canaria de Autismo y TGD Uruguay que solicita recursos

La Comisión de Presupuestos integrada con Hacienda de la Cámara de Representantes recibió a la Asociación Canaria de Autismo y TGD Uruguay (Acatu), representada por su directora, María Rosa Morais; su secretario, Rolando Rizzo, y por la psicóloga Soledad Debra, quien solicitaron recursos al Parlamento para desarrollar su labor.

El planteo fue efectuado el pasado 11 de setiembre.

María Rosa Morais. Soy la directora de la Asociación Canaria de Autismo y TGD Uruguay, Acatu. La asociación civil fue fundada en el año 2006 y el 1º de agosto de 2007 comenzamos a trabajar en el área educativa. Somos una asociación que no es de padres, sino de personas interesadas en la temática del autismo y los trastornos del desarrollo. Hasta el año 2012, trabajamos sin ayuda económica del Banco de Previsión Social. Ahora prestamos un servicio al BPS, aunque no tenemos convenio. También trabajamos con niños de diferentes puntos del departamento de Canelones, Montevideo, Costa de Oro, Santa Rosa, Tala, Montes, Gardel, San Jacinto, Suárez, Pando y Barros Blancos. En el año 2015 nos donaron un predio en Barros Blancos, porque se disolvió una asociación y allí pudimos armar un centro, ya que teníamos la problemática de que, si bien los niños se podían trasladar en ómnibus, cuando llegaban a Pando, por la crisis que hacían, no podíamos llegar a brindarles un tratamiento. Esto fue una solución tanto para la familia, como para los niños.

Soledad Debra. Como decía María Rosa, Acatu trabaja con niños con autismo, que entra dentro de lo que son los TGD, que es una serie de trastornos en los que tienen alterada la comunicación, el área de juegos y la interacción social.

Cuando ingresa a Acatu, el niño ya tiene el diagnóstico realizado. Lo que se le brinda en el centro es la atención, el tratamiento fonaudiológico y psicomotriz; tenemos la terapia educativa, que María Rosa nombraba; tenemos talleres de cocina, de música, de psicología y de plástica. Cuando el niño ingresa, se le hace una entrevista y se evalúa, porque todos los niños son distintos y el autismo se presenta en cada uno en forma diferente. Hay niños que necesitan el abordaje psicomotriz, el fonaudiológico y otros niños tienen indicado el tratamiento psicológico, de acuerdo con su individualidad. Ahí se diseña un programa. En el caso de que el niño trabaje con el área educativa, y el tratamiento sea individual, se va evaluando momento a momento. Con cada logro de los niños trabajamos en equipo. También hacemos un abordaje familiar, que es bien importante, porque en el caso del autismo tenemos que contemplar a las familias para que los tratamientos sean efectivos Sabemos que cuando el diagnóstico de autismo impacta en las familias, se genera una crisis. Entonces, sostenemos también a las familias y hacemos entrevistas y el seguimiento de cada caso.

Morais. Cuando se armó el centro de Barros Blancos, apuntamos a una población de mayor edad. Atendemos a niños desde los dos años -que es casi siempre cuando se hace el diagnóstico- hasta los cincuenta años. Tenemos adultos de cuarenta y de cuarenta y dos años que nunca se insertaron en el sistema educativo y que concurren a los talleres. Hoy en día tenemos treinta alumnos en el sistema educativo común, aparte de tener cuatro o cinco en educación especial y durante todos estos años se ha trabajado con las escuelas para ir integrándolos. Tenemos niños en lista de espera. Empezamos siendo tres personas trabajando y hoy somos diecisiete, porque cada vez es más la demanda y hay que contratar más profesionales para poder abordarlos.

AutismoRolando Rizzo. Pertenezco a la comisión de Acatu. Ellos son los encargados de la parte profesional y nosotros, con la comisión, nos ocupamos del mantenimiento de los centros y de hacer las gestiones para que lleguen los recursos. Todos los años tenemos un evento que es «Corré o caminá por el Autismo». Por el tema de la pandemia, este año no se pudo hacer. En otras oportunidades, el sdiputado Andújar estuvo acompañando y apoyando ese evento, tanto como el diputado Javier Radiccioni y la diputada Elena Lancaster; no quisiera olvidarme de nadie. Eso nos da la posibilidad de mantener los centros.

Cuando se empezó hace trece años con cinco niños, el mantenimiento del centro era uno, porque eran muy poquitos. Hoy tenemos ciento veinticinco chicos, dos lugares en Pando y en Barros Blancos.

El mantenimiento ha crecido y muchas veces se nos hace imposible llegar a brindarles lo mejor -que es lo que nosotros queremos- a los padres, a los niños y a los profesionales. Por eso estamos acá, para solicitar de parte del Poder Ejecutivo la ayuda que es tan importante para seguir trabajando de acá en más por esos niños, padres y familiares.

Soledad Debra. En realidad, se ha visto que ahora el diagnóstico se realiza más temprano, lo que permite incidir mejor en la calidad de vida de los niños. Cuanto antes comiencen los tratamientos, empiezan a mejorar. Sabemos que se trata de un trastorno crónico, o sea que lo van a tener toda la vida, pero los logros que se ven cuando el niño empieza las terapias -el tratamiento psicomotriz y el fonoaudiológico-, son muy importantes. Lo hemos visto. Por eso, decía hoy que contener a las familias es otra de las fortalezas que tenemos en la institución. Lo hace todo el equipo, lo que permite que los tratamientos sean efectivos y que seamos realmente una referencia para los niños, sus familias y la zona, porque -como decía María Rosa- tenemos personas de varios lugares del departamento, ya que es el único centro en Canelones. Entonces, eso hace que se hayan visto muchos logros en todo este tiempo que hemos ido avanzando de a poquito. En realidad, ahora se conoce más sobre el autismo, lo que hace que se consulte antes y se diagnostique, lo cual es bien importante para los niños y sus familias. Se trata de un trastorno que altera en muchas áreas. Al estar alterada la comunicación, el juego y el relacionamiento social son muy difíciles para los niños y sus familias. Otro abordaje que hacemos es con las escuelas a las que los niños asisten. Hacemos intercambios con las instituciones para lograr la integración escolar, que es otro de los objetivos que tenemos. Algunas veces se da; otras veces no, pero es importante estar acompañando siempre e intercambiando con los docentes que atienden a los niños. Por suerte, se está logrando más la integración escolar y es importante destacarlo, así como también acompañar esos procesos. Se hacen intercambios con el equipo docente que atiende al niño y se trabaja en red.

María Rosa Morais. Este año ya tenemos dos alumnos integrados a UTU. Hace dos años habíamos implementado integrar a una alumna en el liceo y no resultó. Por ahora, vamos con dos. Uno está cursando en Colonia Nicolich y otro en Barros Blancos. Vamos bien. Quiero agregar que desde que se fundó el centro a las familias que no tienen recursos se les dan becas. Este año, tenemos a ocho niños becados.

Presidente diputado Sebastián Andujar. Quiero dejar una constancia porque me compete por el departamento. Conozco la obra desde hace muchísimos años y sé el sacrificio que ha costado llevarla adelante. No solamente la he apoyado, sino que también participé de una correcaminata de las que mencionaron, en la que fui un activo participante.

Fuente Imagen: ena.com.uy

Deja un comentario

*