29 Abr '09

Sociedad Uruguaya

«Contame que te cuento», el slogan del censo poblacional del año que viene en Uruguay

El Proyecto Censos 2010 englobará en un solo operativo, objetivos tales como actualización de Base Cartográfica del INE, actualización del Directorio de Domicilios, octavo Censo Nacional de Población, cuarto Censo de Hogares, sexto de Viviendas y Censo de Locales Comerciales. Costará US$ 10 millones y trabajarán más de 7.000 personas entre censistas, jefes regionales, de equipos y encargados de gestión de calidad.

Quedó conformada la Comisión Nacional de Censos 2010 que será la encargada de implementar logísticamente la operativa censal. Esta Comisión estará presidida por el subdirector de OPP, Conrado Ramos, la directora técnica del INE, Alicia Melgar y el director de los Censos 2010, José María Calvo. El vasto operativo tiene un lema :»Contame que te cuento».

Mediante un complejo relevamiento en campo se organizará un registro completo de domicilios, viviendas, personas y locales con actividad económica. Servirá de fuente de datos primarios para el sistema de estadísticas sociales y demográficas. Dará conocimiento preciso de la cantidad, las características y la distribución territorial de personas, hogares, viviendas y locales para la planificación de acciones futuras. Permitirá la actualización de los marcos de muestreo. Habilitará la creación de un registro de entidades con actividad económica y su ubicación geográfica, lo que redundará en un conocimiento mayor sobre su estructura locativa. Asimismo, posibilitará dar respuesta a las necesidades de información urbanística.

En cuanto a la metodología de trabajo, la captura de información será realizada con microcomputadoras portátiles. En las áreas rurales y en las urbanas que no marcan el trazado clásico de manzanas (asentamientos irregulares, viviendas dispersas y otros), se asociará un sistema de posicionamiento satelital (GPS).

El proceso de transferencia y generación de resultados será totalmente informatizado, así como todo lo referente a la gestión, con el fin de favorecer los procesos de supervisión y control.

Paralelamente al relevamiento, se cumplirá con un operativo de control de calidad mediante la modalidad de reentrevista. Se tiene previsto también, el desarrollo de una encuesta con el objetivo de estimar posibles omisiones censales.

En cuanto a la población nacional, permitirá conocer el número y la ubicación precisa así como las características de la población residente en el país. Con dicha información, se podrán elaborar diversos indicadores socioeconómicos, proyecciones de población y estimar flujos migratorios.

Referente a vivienda y hogar, se dispondrá de información sobre las características de las viviendas en el territorio nacional, conjuntamente con su precisa ubicación.

El trabajo en territorio permitirá actualizar y completar nombres de calles de todos los centros urbanos. Se pondrá al día la base de localidades censales y sus límites territoriales, respetando los criterios adoptados por los gobiernos departamentales. También serán localizados geográficamente -de manera exacta- todos los domicilios del país, usando el sistema de coordenadas internacionales. Se desarrollará un sistema de búsqueda automática y un mapeo de domicilios.

El operativo permitirá la construcción de una base de datos que contendrá la totalidad de los espacios abiertos y edificios -públicos y privados- que son una clara referencia en el terreno. Otros de los beneficios del relevamiento, es la obtención de información de los servicios para facilitar el análisis de distribución territorial de las poblaciones del área de influencia de cada uno de ellos.

Cabe aclarar que la Ley 13.032, del 7 de diciembre de 1961 -en su Art. 369- establece que se deberán realizar censos de población cada 10 años.

El Director de los Censos 2010, José María Calvo explicó que durante el año 2009, se definirá el sistema informático de gestión, se analizarán los contenidos del formulario y la consulta a usuarios. También se conformarán las Comisiones Departamentales y los talleres con especialistas para la definición final de contenidos, entre otras tareas.

Ya en los meses de mayo y junio del próximo año, se realizarán pruebas piloto. En agosto, se llevará a cabo la convocatoria, selección y capacitación de censistas y el día 1º de setiembre, dará comienzo el relevamiento propiamente dicho, el que insumirá unos 45 días de trabajo. En el mes de diciembre, se comenzarán a difundir los resultados preliminares.

Calvo explicó que se trata de un relevamiento de derecho y no de hecho. Esto significa que cada individuo será censado en su domicilio permanente y no donde hubiere pernoctado la noche anterior al censo. Tampoco se tendrán en cuenta individuos extranjeros que se encuentren de forma transitoria en el país.

El subdirector de OPP, Conrado Ramos, dijo que un censo constituye la herramienta de una nación para conocerse a sí misma. Agregó que permitirá obtener de «primera mano» cómo varían las migraciones urbanas y de campo, internas y externas, dijo.

Para Ramos, contar con este tipo de datos actualizados, posibilita un mejor diseño de la matriz de protección social. Explicó que resulta altamente beneficioso para la elaboración de políticas poblacionales que permitan mejores condiciones de vida para los ciudadanos.

Deja un comentario

*