19 Abr '09

Sociedad Uruguaya

Uruguay es tomado como «modelo» de país para erradicar el consumo de tabaco

La Organización Panamericana de la Salud presentó el primer informe que la OMS realizó sobre la epidemia mundial de tabaquismo durante 2008. Uruguay fue elegido como lugar de recepción de la versión en español, por su liderazgo en el tema. El plan «MPOWER» resume seis medidas necesarias para combatir esta epidemia y es, además, la primera publicación que reúne las políticas y actividades implementadas por los países.

Durante la Expo Interactiva de la Salud, OPS/OMS realizó la presentación formal del informe que presenta un perfil de la situación de la lucha contra el tabaquismo en todos los países miembros de la OMS y plantea un conjunto de herramientas o medidas para terminar con esta epidemia. El Consultor del OPS/OMS, Ruben Torres, expresó que este informe se lanzó a finales de 2008 en idioma inglés y por el liderazgo de nuestro país en el tema tabaquismo, se eligió a Montevideo para lanzar la versión en español.

Las cifras revelan que en el siglo XX murieron 100 millones de personas a causa del tabaquismo y se prevé que para el año 2030 morirán 175 millones si no se toman medidas pronto. El 80% de las víctimas pertenecen a los países más pobres ya que el tabaco constituye uno de los factores de riesgo de seis de las ocho principales causas de mortalidad en el mundo. Con excepción del HIV/SIDA y la diarrea, en el resto de las causas de mortalidad el tabaco está involucrado.

En tal sentido, el informe propone seis medidas de las cuales se desprende el nombre del informe «MPOWER», debido a sus iniciales en el idioma inglés: (Monitor) vigilar el consumo de tabaco y las políticas de prevención; (Protect) proteger a la población del humo de tabaco; (Offer) ofrecer ayuda para el abandono de la adicción; (Warn) advertir de los peligros del tabaquismo; (Enforce) hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio; (Raise) aumentar los impuestos al tabaco. Torres sostuvo que el plan de medidas «MPOWER» puede hacer retroceder la epidemia de tabaquismo y prevenir millones de muertes a nivel mundial.

Por su parte, el Director del Programa Nacional para el Control del Tabaquismo del MSP, Winston Abascal, explicó que desde hace cincuenta años existen evidencias que el tabaco es perjudicial para la salud y hace veinte años se reconoció el daño que ocasiona el humo de tabaco a los no fumadores. Ello llevó a que las naciones se preocuparan por estas circunstancias y que la OMS reuniera en el año 2000 a representantes políticos y técnicos de la mayor parte de los países, para discutir un acuerdo sobre cómo enfrentar esta epidemia.

Como resultado, en 2005 entró en vigor el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la OMS (CMCT) que es el primer tratado en salud pública de la historia de la humanidad. El mismo fue ratificado por la mayoría de los países y continúa abierto con carácter indefinido a la ratificación, aceptación, aprobación, confirmación y adhesión de los estados que deseen ser parte del Convenio.

En relación al plan de medidas «MPOWER», Abascal indicó que incluyen el aporte de información específica sobre el uso del tabaco que se realiza a través de la educación y promoción de la salud, mostrar el impacto en la economía y la salud pública, para lo cual es necesario realizar investigaciones. También busca que los países evalúen la eficacia de las políticas de control de tabaco y revelar las estrategias de promoción de la industria tabacalera.

En cuanto a la protección sobre el humo de tabaco, Abascal señaló que no hay protección segura contra el humo «de segunda mano» cuando se fuma en un ambiente cerrado. En tal sentido, los ambientes libres de humo de tabaco protegen la salud de los no fumadores, ayudan a los fumadores a dejar el hábito y alientan a mantener los hogares libres de humo de tabaco. Afirmó que en 2005 Uruguay contaba con tres programas de cesación de tabaquismo, mientras que actualmente existen más de cien y con mucha de la demanda satisfecha.

Señaló que las leyes que prohíben fumar son populares y no tienen efectos económicos perjudiciales. En nuestro país, las últimas encuestas realizadas demuestran que cerca del 90% de la población del Uruguay apoya la medida de Ambientes Libres de Humo de Tabaco. Además, estudios económicos demuestran que en nuestro país el comercio no sufrió pérdidas económicas, sino que se mantuvo estable y en algunos casos aumentó.

Deja un comentario

*