17 Sep '09

Sociedad Uruguaya

Montevideo, Canelones y San José se unen en defensa del medio ambiente

El intendente municipal de Montevideo, Ricardo Ehrlich, suscribió un Memorando de Entendimiento sobre Cambio Climático para la Región Metropolitana. También fue presentado un proyecto sobre Cambio Climático Territorial, que promoverá el desarrollo local en condiciones de sustentabilidad en los departamentos de Montevideo, Canelones y San José.

El acuerdo, a través del cual el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo asistirá a la Región Metropolitana para el desarrollo e implementación de estrategias sobre cambio climático, involucra también a las intendencias de Canelones y San José, ministerios de Vivienda, Turismo y Ganadería, y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto.

Está prevista la elaboración de perfiles de emisiones de gases de efecto invernadero, análisis de vulnerabilidades sectoriales y territoriales, y medidas concretas para la mitigación y adaptación al cambio climático.

La Región Metropolitana de Uruguay fue una de las primeras en el mundo en ingresar al Programa de Naciones Unidas «Hacia territorios con menos emisiones de gases de efecto invernadero y más resistentes al cambio climático». El área metropolitana tiene una población de más de 1.900.000 de habitantes, que constituyen dos tercios del total nacional. Su Producto Bruto Interno representa aproximadamente dos tercios del PBI del país. En términos de cambio climático, se produce en ella la mayoría de las emisiones de CO2, particularmente en los sectores de transporte, industria y construcción.

Esta Región también concentra algunas de las vulnerabilidades más importantes del país, entre las que se encuentran la mayoría de los asentamientos irregulares, en los que se generan situaciones propicias para la propagación de vectores y agentes causales de nuevas enfermedades. Otras vulnerabilidades incluyen al sector agropecuario y los recursos acuáticos como los del río Santa Lucía, que son influidos por las actividades y los cambios en el uso de la tierra.

Los tres departamentos presentan extensas áreas costeras, cuya vulnerabilidad se ha considerado crítica en términos de aumento de nivel del mar, eventos extremos y la alta presión de las actividades humanas sobre los recursos naturales, así como por otros riesgos ambientales de magnitud, tales como su erosión, la proliferación de algas, la pérdida de playas, el riesgo de inundaciones con aumentos de la descarga de ríos y escorrentías, y otros como la intrusión salina y los cambios en la salinidad.

La próxima Cumbre Mundial de Regiones sobre Cambio Climático se realizará en Montevideo en abril de 2010, de acuerdo a lo resuelto por la Red de Gobiernos Regionales para el Desarrollo Sustentable.

Deja un comentario

*