13 Nov '09

Sociedad Uruguaya

En un eventual nuevo gobierno del FA el tema del aborto inducido volvería a analizarse. Organizaciones contrarias ya anunciaron manifestaciones en repudio al anuncio

El tema de la interrupción del embarazo se cuela entre los temas de la campaña electoral.

La fórmula del Frente Amplio se comprometió este viernes 13 de noviembre a votar la ley de Salud Sexual y Reproductiva, con un capítulo de despenalización del aborto bajo determinadas circunstancias, en caso de llegar al gobierno. El candidato a la Vicepresidencia Danilo Astori, en el marco del ciclo » El Frente Amplio escucha» lo confirmó ante un auditorio repleto conformado mayormente de mujeres.

El encuentro se desarrolló en la Torre de los Profesionales y allí expusieron sus puntos de vista y propuestas mujeres representantes del sector rural, académico, trabajador, empresarial y de la Comisión de Seguimiento, Mujeres por Democracia, Equidad y Ciudadanía.

Organizaciones que rechazan el aborto inducido ya convocaron a una marcha en repudio a esta futura y eventual decisión gubernamental anunciada por la fórmula presidencial frentista.
«Sepan todos que el Frente Amplio tiene una conciencia muy desarrollada acerca de las necesidades de trabajar por la equidad de género a todos los niveles. Y en particular, tanto Pepe como yo –dijo Astori-  estamos absolutamente convencidos de que combatir la inequidad que existe es una obligación de una fuerza de izquierda. Nuestro camino procurará avanzar en esta dirección. Queda mucho en temas de violencia sexual. En materia de salud sexual y reproductiva queda todo. Habrá que retomar el tema. Y yo aprovecho para decir que tanto Pepe como yo hemos votado la ley de Salud Sexual y Reproductiva y la vamos a volver a votar. Y por supuesto, cómo no estar de acuerdo con cambiar la subrepresentación de las mujeres en los ámbitos de decisión».
Lilián Abracinskas, integrante de la Comisión Nacional de Seguimiento, Mujeres por Democracia, Equidad y Ciudadanía reclamó paridad en la distribución de cargos. Citó el caso de España, donde el presidente del gobierno de ese país, José Luis Rodríguez Zapatero, instrumentó al comienzo de su gestión una paridad a la hora de designar cargos de confianza política: 50% hombres y 50% mujeres.
«Este planteo no es para que estén de acuerdo conmigo, sino para que mediten; el machismo está incrustado en la sociedad y esto se combate con vergüenza social y la batalla se da desde lo cultural» agregó el candidato a la presidencia por el Frente Amplio, José Mujica.

(foto: infomedio.org)

Deja un comentario

*