24 Ene '10

Sociedad Uruguaya

Asamblea de Gobernadores del Fondo Mundial de Medio Ambiente nucleará a más de 50 ministros de Economía

El ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Carlos Colacce confirmó en el Parlamento la realización en mayo en Punta del Este celebrará la IV Asamblea de Gobernadores del Fondo Mundial de Medio Ambiente, uno de los mecanismos fundamentales para instrumentar los financiamientos con la participación de más de cincuenta ministros de Economía de todo el mundo, y más de dos mil personas.

Colacce informó ante los legisladores de Vivienda, Territorio y Medio Ambiente de Diputados con la invitación a senadores, ocasión que informó sobre la Cumbre de Copenhague sobre Cambio Climático, el pasado miércoles 20.

Valoró los contactos previos que existieron con España y “especialmente la de los países latinoamericanos porque nos enfrascamos en discusiones francas como, por ejemplo, sobre la transparencia”, y luego marcó distancia de la postura de Argentina.

“Llamaba la atención la posición de Argentina que decía que de ninguna forma quería que les controlaran sus acciones y la pregunta que personalmente formulé fue si cuando recibían financiamiento del BID o del Banco Mundial para determinada infraestructura permitían los controles para saber si habían construido las obras para las cuales recibieron el dinero. Es un criterio que llevado al extremo llama la atención”, dijo Colacce, ante los parlamentarios en la sesión del pasado miércoles 20.

Respecto a la reunión a celebrarse en Punta del Este destacó la gestión que iniciaron en conjunto con el embajador Vieira que ya dieron como resultado el compromiso de Suiza de aportar U$S 100 mil en el marco de los financiamientos del denominado Fondo Mundial de Medio Ambiente.

Situación en Uruguay

En torno a la actual situación de Uruguay en materia de medio ambiente, Colacce señaló que “se plantea que en un horizonte inicial de aquí a 2015, la producción agropecuaria especialmente la agricultura se vería beneficiada; a su vez, se calculan los daños producidos por los efectos climáticos extremos. De todos modos, el saldo hacia 2050 es positivo en la agricultura”.

Sin embargo, “el saldo total, incluyendo todas las afectaciones como energía, turismo, temas indirectos y aspectos de salud teniendo en cuenta además el grado de incertidumbre, arroja valores de entre diez a casi treinta puntos porcentuales de pérdida del PBI calculados al 2008. Cabe señalar que cada punto del PBI representa alrededor de US$ 300:000.000”.

¿Exportaciones?

Colacce estimó que “hay otros aspectos en los que tenemos que estar muy atentos porque quizás no falte mucho para que sucedan. Por ejemplo, si a alguien se le ocurre imponer a las exportaciones una traza de carbono y gravarlas en función de eso, vamos a tener un problema gravísimo. No en vano Nueva Zelanda está encarando estas líneas de investigación porque tiene un problema igual o peor que el nuestro”.

Por la ubicación geográfica que tenemos, agregó el jerarca, “nuestras exportaciones van a ser eventualmente gravadas por tener una traza de carbono mucho mayor por el transporte para llevarlas al primer mundo. Este problema puede ser gravísimo para Uruguay, en función del contexto”.

Uruguay pagará U$S 7 mil por emisión del avión hacia Sudáfrica

En el marco de las diferentes iniciativas a nivel mundial, el ministro Carlos Colacce sostuvo que “a manera de anécdota, Uruguay se plegó a una posición del PNUD en el sentido de que las delegaciones de fútbol que concurran al Mundial compensen las emisiones producidas por el viaje en avión. Por lo tanto, nuestro país deberá destinar un monto equivalente a los US$ 7.000 por este concepto”.

En tanto, con respecto al mercado de desarrollo limpio y al mercado de carbono, en Uruguay habría mucho para decir. Para el jerarca “por supuesto que el mecanismo actual que está establecido a través del Protocolo de Kyoto es muy perfectible. Incluso, hay una cantidad de cosas que son muy injustas”.

“No puede ser que valga lo mismo la tonelada de carbono de los norteamericanos que viajan grandes distancias diariamente y va una persona a trabajar ida y vuelta en un auto que consume mucho, es decir que es una generación y un abuso energético paradigmático de lo que ha sido el abuso del modelo de desarrollo, que lo que puede ser la reducción o el incremento de una tonelada de carbono que surge de la producción y, ni qué hablar de las pobres vacas que ahora van a ser las culpables del cambio climático”, reflexionó.

Agregó que “eso no está contemplado en el mecanismo de carbono, es decir una diferenciación en los montos”.

Forestación

En cuanto al anhídrido carbónico que absorbemos por la forestación es un tema por el que internacionalmente Uruguay es reconocido, dijo Colacce.

“Con respecto al anhídrido carbónico, es más lo que absorbemos que lo que producimos, por las superficies forestadas. Sin embargo, todos sabemos que la forestación genera, Agazzi nos puede dar cátedra sobre el tema, otras visiones y preocupaciones ambientales en el territorio nacional. Está muy claro que no podemos forestar libremente con el criterio de poder conseguir por ese lado créditos de carbono”, añadió.

Expresó que “este tema está en plena discusión técnica en el Poder Ejecutivo y hoy por hoy no ha habido ningún proyecto de forestación a pesar de que hubo algunas iniciativas, inclusive últimamente una coreana que haya sido autorizado a estar incorporado en el mecanismo de desarrollo limpio, con un argumento que es muy discutible acerca de si es razonable o no que una forestación, que en definitiva es un bosque pero que no es sustentable en el tiempo porque está destinado a ser talado, sea incorporada al mecanismo de desarrollo limpio”.

Plan Nacional de Respuesta al Cambio Climático

“¿Qué puede hacer el Parlamento?”, se preguntó Colacce, para puntualizar que “obviamente muchísimo dada la importancia y la influencia del Parlamento en todos los temas pero, ni qué hablar que el tema de la instancia presupuestal va a ser fundamental”.

Recordó que el 29 de diciembre, en el Consejo de Ministros se aprobó el Plan Nacional de Respuesta al Cambio Climático que hace hincapié en las medidas de adaptación. Incluso en febrero sale una publicación que va a estar al alcance de todos.

“Es un plan de acción, que demanda dinero, claramente hay que emprender, porque no hay inversión mejor realizada: basta con cotejar el informe de CEPAL en cuanto a la necesidad de que Uruguay reduzca sus vulnerabilidades. Dentro de este plan de acción está el Plan Nacional de Recursos Hídricos para tratar de tener el agua donde debe estar a pesar de cualquier circunstancia adversa”, indicó. Además, señaló el jerarca, “debemos tener un manejo de cuencas que está establecido en la normativa legal que se aprobó en este período a través de la Ley de Ordenamiento Territorial y la ley que reglamenta el artículo 47 modificado de la Constitución, es decir que se cuenta con una importante base para poder desarrollar el Plan Nacional de Recursos Hídricos con criterios de manejo de cuencas integrados y participativos”.

El ejemplo de Teyma

En otro tramo de su intervención en el Parlamento, el ministro Colacce manifestó que “a raíz de la referencia que se hizo al inventario del patrimonio ambiental quiero hacer un agregado”.

“La empresa constructora Teyma, una de las que más factura a nivel nacional, es una filial de una empresa española. La casa matriz obliga a todos sus suministradores imagínense las diversidad de suministros que están implicados al tratarse de una empresa constructora a que hagan su inventario de carbono”, expuso como ejemplo.

No obstante, puntualizó: “Yo sé que no sería muy razonable que Uruguay hiciera punta en esto ya que podríamos llegar a ser más realistas que el rey, porque con una imagen de muy prolijos podríamos generar más problemas. Pero realmente es interesante ver cómo el mundo va hacía ahí”.

Fuente Imagen: moodlemoot2008.vet-nantes.fr

Deja un comentario

*