29 Oct '11

Sociedad Uruguaya

Vertedero de Las Rosas es el único operado correctamente en Uruguay

La Intendencia de Maldonado obtuvo el reconocimiento por la gestión de la Disposición Final de Residuos Sólidos Urbanos que se realiza en paraje Las Rosas, zona ubicada a unos 6 kilómetros de la capital del departamento.

El trabajo de análisis de los veinticinco Sitios de Disposición Final de Residuos del país fue realizado por el consorcio CSI – Estudio Pitamiglio para el diseño de un «Plan Estratégico de Residuos Sólidos en Uruguay» por iniciativa del programa Uruguay Integra del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES).

El documento concluye que “el único vertedero operado correctamente” de los veinticinco estudiados, es el de Maldonado. Los ubicados en Artigas y San José están en condiciones “aceptables”.

El procedimiento que se cumple en el vertedero de Las Rosas es referente en Uruguay y la región, cumpliendo con todas las normativas nacionales e internacionales vigentes. Además de la disposición funciona una planta de biogas para la generación de energía eléctrica con una capacidad instalada de 1 megavatio y un potencial de generación de energía equivalente al consumo de unos 2.300 hogares residenciales del departamento.

Antecedentes

El emprendimiento de 1 millón 500 mil dólares contó con el aporte económico y técnico del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, Intendencia de Maldonado, Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), Aborgama, Banco Mundial (BM), Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo ( PNUD) y Ute.

Comenzó a operar en octubre de 1997 bajo la forma de relleno sanitario, y gestionado por la Intendencia en forma de servicio contratado a una empresa privada nacional (Aborgama).

Beneficios

Un relleno sanitario, a diferencia de un vertedero con menores o ningún control ambiental, es una modalidad de disposición final de residuos que minimiza los impactos ambientales, a saber:

Emisión de efluentes líquidos contaminados (lixiviado de la basura). El relleno sanitario cuenta con un sistema de captación por gravedad en el fondo del mismo del lixiviado, complementado con un sistema de bombeo neumático del lixiviado instalado en los pozos de captación de biogás. El lixiviado es enviado a una planta de tratamiento de efluentes, que trata el mismo para adecuarlo a las normas vigentes (de DINAMA) para vertido a cañada. Además en las estaciones secas prácticamente no hay emisiones líquidas del relleno dado que el lixiviado tratado se recircula al mismo relleno, y se elimina por evaporación, evapotranspiración, o simplemente reinyección al propio relleno.

Contaminación por sólidos, esencialmente voladuras de elementos livianos (bolsas por ejemplo), que se minimiza mediante la tapada diaria de los residuos y la compactación permanente de los mismos.

Emisión de malos olores, por medio de la tapada diaria y la quema del biogás generado por la descomposición anaerobia de la fracción orgánica de los residuos.

Proliferación de vectores, roedores, y otra fauna. Por medio de la tapada diaria, y el control permanente del sitio, realizando a modo de ejemplo fumigaciones puntuales en caso de presencia de mayor cantidad de insectos (moscas) que la habitual.

Contaminación de la atmósfera por el metano contenido en el biogás, generado por la descomposición anaerobia de la fracción orgánica de los residuos. El metano es un potente gas de efecto invernadero, que al ser más liviano que el aire, se va rápidamente a las capas altas de la atmósfera y contribuye fuertemente al fenómeno de calentamiento global. Al quemarse se transforma en anhídrido carbónico con 21 veces menos potencial de efecto invernadero, y vapor de agua, no nocivo.

Otra característica importante del relleno de Las Rosas, es que recibe exclusivamente residuos residenciales y animales muertos (en menores cantidades). No hay residuos industriales que producen contaminación de otras características y por ende requieren de otro tipo de tratamiento, ni residuos de construcción y podas, que se destinan a otros vertederos, que no requieren tanto control (y por ende costo) para su disposición final controlada.

La planta de biogás se instaló en el relleno sanitario de Las Rosas, luego de un estudio por parte del Banco Mundial en el año 2000, que entre los sitios del país y la región seleccionó este relleno como el más adecuado.

El proyecto de biogás es demostrativo. Su objetivo es demostrar y difundir en el país y en la región, que estas tecnologías están disponibles, a costos sensatos, y pueden instalarse y operarse en países de “economías emergentes”.

Otros datos

La planta de biogás fue construida en 2004, y comenzó su operación en enero de 2005. Opera en forma continua hasta la fecha por medio de contrato con Aborgama.

El proyecto originalmente tuvo varios participantes, a saber:

Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM o GEF, por las siglas en inglés de Global Environment Facility), que donó USD 987.000.

Intendencia de Maldonado, que aportó USD 334.000.

Ministerio de Medio Ambiente (MVOTMA) que aportó USD 60.000.

Aborgama, que aportó USD 100.000.

Banco Mundial, que dirigió el proyecto, y aportó la asesoría técnica al mismo.

PNUD, que administró los fondos del proyecto.

UTE, que compra la energía generada.

Fuente: Intendencia de Maldonado. www.maldonado.gub.uy

Deja un comentario

*