14 Mar '13

Sociedad Uruguaya

Informe: Australia y las oportunidades que ofrece para Uruguay

En virtud de la presencia del experto australiano Tim Harcourt en nuestro país, Hughes & Hughes ha preparado el siguiente texto para su divulgación.

Australia siempre estuvo cerca

El intercambio comercial de Uruguay con Australia ha sido históricamente muy bajo, casi inexistente. El mercado está compuesto por unos pocos operadores, lo que se explica por la falta de vínculos que tienen ambos países, a pesar de que ha Australia es un receptor de inmigrantes uruguayos, en especial jóvenes estudiantes.

Sin embargo, hechos recientes dan una señal: a nivel comercial, Australia no está tan lejos. Las oportunidades existen, lo que resta es trabajar en la construcción de un mercado que tiene potencial.

Sin ir muy lejos en el tiempo, recordemos que el año pasado Hughes & Hughes asesoró a Petrel Energy (Australia) a invertir en la exploración de un bloque de petróleo en Uruguay, convirtiéndose en la última empresa en unirse a la búsqueda de crudo en Uruguay. La operación fue anunciada a finales de octubre y es parte de una transacción mayor que le da a Petrel, empresa australiana de exploración de recursos petroleros y de gas, el 25% del paquete accionario de su competidor estadounidense Schuepbach Energy International (SEI).

La economía australiana está entre las más pujantes del mundo. Ocupa el sexto puesto mundial en términos de PIB per cápita por encima de países como Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Alemania.

Alfredo Taullard, asociado de Hughes & Hughes y presidente de la Cámara Uruguay – Australia opinó que «es momento de plantar las semillas para el desarrollo del intercambio comercial y generar instancias en las que se difundan las características del mercado australiano». Taullard sostuvo que los dos países pueden trabajar en la complementariedad de rubros similares. «Tenemos mucho para aprender en tecnología e innovación, por ejemplo, podemos incorporar mejores prácticas en los agro negocios», agregó.

A pesar de que la distancia entre ambos países es de 13.524 km, Taullard consideró que eso «no es un problema de magnitud».

Agregó que hay que pensar en negocios que minimicen la distancia y que apuesten a la continuidad del servicio, como el outsorcing, servicios legales, call center y similares.

Fuente: Hughes & Hughes www.hughes.com.uy

 

Deja un comentario

*