MIEM defendió portabilidad numérica, el derecho del usuario a mantener su número de teléfono al cambiar de operador
12 May '20

Sociedad Uruguaya

MIEM defendió portabilidad numérica, el derecho del usuario a mantener su número de teléfono al cambiar de operador

El Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) encabezado por Omar Paganini defendió el artículo de la Ley de Urgente Consideración (LUC) sobre la portabilidad numérica, el derecho del usuario a mantener su número de teléfono al cambiar de operador.

El MIEM asistió el lunes 11 de mayo a la Comisión Especial del Senado que trata la LUC.

Compartimos el intercambio suscitado en el grupo parlamentario.

Ministro Omar Paganini: Voy a hacer una breve presentación de algo que muchos de ustedes conocen, porque ha sido discutido en etapas previas, y luego mis asesores hablarán más en detalle sobre el articulado.

Me estoy refiriendo a la portabilidad numérica, que entendemos es un derecho de los ciudadanos; es el derecho del usuario a mantener su número de teléfono al cambiar de operador. Es algo que está cada vez más asociado a la identidad digital de las personas. Estamos cansados de ver cómo cualquier aplicación que uno baja y que, por ejemplo, maneje dinero, manda un mensaje a su número para validarlo, pide una autenticación en dos pasos y si uno hace el login y pone la contraseña, después manda una clave a su celular, etcétera. Todo este tipo de cosas están asociadas al número y actualmente el número forma parte de la identidad digital de las personas. Cambiar de número es engorroso para el usuario y se transforma, de hecho, en una barrera para mantenerlo en el mismo operador o para evitar el cambio de operador y, en el fondo, esto va en contra del usuario.

Pretendemos dar un incentivo para que los operadores fidelicen a sus clientes y lo hagan activamente, pero no con esta especie de falso corralito mutual, como dijo algún legislador en alguna oportunidad.

¿Cómo estamos en América del Sur con respecto al tema de la portabilidad numérica? En el material que hemos entregado figura un mapa con los países, así como los años en que esto fue aprobado. Evidentemente, en este tema Uruguay está llegando tarde porque en el año 2008 lo hizo Brasil y el más nuevo es Bolivia, que cambió en 2018, mientras que Chile, Argentina y Paraguay lo hicieron en 2012. Entendemos que a esta altura del partido y con el actual desarrollo de las redes no se justifica no contar con esto.

Hay varias formas de implementación. Una de ellas se hace con una base de datos centralizada –es la más común– que garantiza, de alguna manera, que en cada llamada se consulte a la base de datos para ver en qué operador está el número y se lo rutee en esa dirección. También hay otra forma, un poco más barata y más rápida, que es un clearing house entre operadores; cuando cambia un cliente, un operador le informa al otro ese pasaje con algunas salvedades como, por ejmplo, que el titular no esté en el contrato o cosas por el estilo y el número se pasa a una base de datos propia. Inclusiva hay alguna solución mixta, en la que la base de datos centralizada se copia todas las noches a la base de numeración de cada operador. Les quiero contar todo esto porque, si tenemos en cuenta cómo han avanzado las redes, también hay una evolución de costos y de etapas que se pueden manejar.

Nosotros estamos proponiendo que esto quede sujeto a la reglamentación y por eso no figura en la ley. También agrego que al día de hoy y de acuerdo con costos del mercado, la inversión por cliente en Uruguay es menor a un dólar, pero no es lo que sucedía hace algunos años.

En definitiva, esto nos parece importante para que nuestros clientes, los ciudadanos, que cada vez más se identifican con un número en todo lo que hacen en el mundo digital, no tengan que cambiarlo al momento de elegir un plan más ventajoso para sus servicios de telecomunicaciones. Pensamos que el rol del Estado es velar por el interés de los ciudadanos.

Guzmán Acosta y Lara (Director de la Dinatel): Desde el punto de vista técnico, el señor ministro dio prácticamente todas las pautas generales de la portabilidad numérica que, evidentemente, tiende no solamente a defender la libertad, sino también la identidad digital de las personas. Por supuesto que aquí en el Senado esto ya se discutió en otros proyectos de ley. Recuerdo que Tabaré Viera y Amorín Batlle oportunamente presentaron un proyecto de ley, por lo que se trata de un tema que se viene discutiendo desde hace tiempo. Sin lugar a dudas, en el contexto americano, Uruguay ha quedado retrasado en la utilización de la portabilidad numérica. Acá lo que se pretende es que la Ursec cree un comité importante de portabilidad numérica dentro de un plazo adecuado. Sin lugar a dudas, se van a garantizar los derechos de las personas, evitando las prácticas abusivas que pueda haber en alguna situación para que las personas tengan la libertad de ir de una compañía a otra sin que lo intenten retener a último momento.

Se podrá o no discutir la oportunidad en el tiempo, pero creo que esto es un adelanto para el Uruguay en el sentido de la mejora la competitividad y también de los precios que tendrán las compañías. Sin lugar a duda, no creo que esto perjudique al ente Antel, sino todo lo contrario. La Dinatel en 2013 tuvo una encuesta –hecha con la colaboración de la Udelar– en donde se refleja que ya el 80 % de la población uruguaya estaba a favor de la portabilidad numérica. Sin lugar a duda, los costos de estos –y por ley a texto expreso– se deja constancia de que no serán trasladados al usuario, elemento que también es importante aclarar.

Sobre el sistema de implementación y la variación que puede tener en los costos, quiero decir que hay varios sistemas, pero el más conocido es el mencionado por el señor ministro de la base unificada de datos que tendrá que ser operada por un tercero para garantizar que no sea el regulador el que esté cumpliendo también esa función.

PIAGGIO: Simplemente quiero aclarar que la portabilidad numérica que se está manejando es de móviles y no involucra a la telefonía fija. Si alguien tiene alguna pregunta desde el punto de vista técnico del sistema que se llama All Call Query o de otra índole, encantados se las responderemos.

Senadora Carolina Cosse (FA): Quisiera hacer algunas consideraciones.

Si hay algo que no podemos decir de Uruguay es que está atrasado en telecomunicaciones. En ningún sentido lo está, ni en el contexto americano ni en el contexto mundial, pero me parece realmente innecesario para el Uruguay y para el Estado plantear esto hoy cuando realmente es una funcionalidad obsoleta, porque las telecomunicaciones han evolucionado en sus modelos y en sus formas. El negocio de las telecomunicaciones hace tiempo que no está orientado a la conexión y tiene muchas capas.

En particular es un tema obsoleto porque existe el WhatsApp y cada uno de nosotros es dueño de su identidad, independientemente del número que esté utilizando. De hecho, cuando uno cambia de teléfono, WhatsApp se asegura de reconfigurarse. Entonces, en el Uruguay nadie está pidiendo esta funcionalidad. Además, esta funcionalidad per se no desarrolla en ningún sentido el mercado de las telecomunicaciones, no lo hace crecer. Por otro lado, el criterio de poner una base de datos unificada, que es imprescindible para la portación del número, implica la introducción, a mi modo de ver velada, de un cuarto operador. Empieza a haber un operador más, que es el que maneja esa base de datos modificada que, como se acaba de decir, sería tercerizado. Entonces, la verdad es que no veo que haya necesidad de esto por obsolescencia.

Me parece además que, en un momento de pandemia, no corresponde embarcarse en algo, aunque cueste un dólar por usuario. Esto no es una urgencia, no aporta al mercado de desarrollo de las telecomunicaciones y se corre el riesgo de introducir a un nuevo jugador en el mercado de las telecomunicaciones que no va a aportar valor, sino que va a dar un servicio.

Senadora Carmen Asiaín (PN): Me voy a referir simplemente a una cuestión de redacción. En el artículo 495 dice «Los operadores de servicios de telefonía móvil que tengan derecho a asignación directa de numeración se obligan a prestar el servicio». Supongo que esto corresponde a la redacción de un contrato o de un convenio, pero en el tenor de la ley debería decir algo así como «tiene la obligación de» y no «se obligan».

Insisto en que es nada más que una cuestión de redacción para que se tome nota.

PRESIDENTE (Gustavo Penadés): Oportunamente lo vamos a tener en cuenta en el análisis del articulado.

Senador Charles Carrera (FA): En este tema nos preocupa que, a través de precios predatorios, pueda dejarse muy mal parada a alguna de las empresas. En el articulado que tenemos no existe ninguna referencia al control y eventuales sanciones en lo que tiene que ver con los incumplimientos y el abuso de regímenes. Además, hay algunos ejemplos de países en los que se aplica este tipo de medidas, en los cuales hay empresas como Claro y Movistar –que están en Uruguay– que han tenido un historial de sanciones y de incumplimientos. La empresa Claro, por ejemplo, fue sancionada en una multiplicidad de países por abusar de dicha normativa e imponer prácticas restrictivas. Nos comentaron que en Colombia fue sancionada en reiteradas oportunidades al punto que se le tuvo que imponer una multa –que fue ratificada el año pasado por la Corte Suprema de Justicia– de USD 26:000.000. Lo mismo se puede decir con respecto a Movistar.

Nosotros queremos preguntar a las autoridades si se tuvo en cuenta el historial de incumplimientos y de prácticas abusivas realizadas por empresas que están en Uruguay y que aplican una política abusiva en ese sentido.

Ministro Paganini: En primer lugar, claramente hay que sancionar las prácticas abusivas si es que existen; no hay ningún inconveniente. Si hay que redactarlo con claridad, bienvenido sea.

La práctica abusiva más normal es, justamente, oponerse a la portabilidad numérica. O sea, es demorar el trámite, sobre todo en las primeras etapas, cuando tenía uno que era manual. Era decir: «Ah, sí, pero… », dos o tres días sin servicio antes de poder aparecer en el competidor. ¿Para qué? Para retenerlo. Esa es una práctica abusiva que hay que condenar y que justamente muestra las bondades de la portabilidad numérica, que lo que hace es dar libertad al usuario y por eso mismo los operadores a veces se resisten a ella. Así que, en ese sentido, no hay ningún inconveniente.

Con respecto a la objeción del cuarto operador, la verdad es que me resulta incomprensible. Estamos hablando de un operador de una base de datos a la que los operadores telefónicos tienen que consultar para ver de quién es el número que va a ser responsabilidad de la Ursec y que eventualmente la tercerizará como se tercerizan hoy en nuestra Antel muchos servicios y no por eso tenemos cinco, seis, siete u ocho operadores porque algunos le alquilen una torre de telecomunicaciones para su tráfico. O sea, creo que estamos confundiendo los planos cuando se dice que este es un cuarto operador que se va a meter por algún lado. No se trata de eso. Si la Ursec tiene la capacidad de implementarlo internamente, perfecto. Nosotros creemos que lo más sensato es que esto, que es algo muy específico, en una solución tecnológica para consultar de quién es en este momento el número y que va en interfaz con los sistemas centrales de cada uno de los tres operadores y no con cada cliente. O sea que no tiene nada que ver con un cuarto operador.

Isaac Alfie (Director de la OPP): Quiero hacer un par de comentarios.

Con respecto a los precios predatorios, hay una unidad reguladora y por lo tanto eso no debería pasar.

Senador Carrera: Que estamos creando y fortaleciendo.

Alfie: Tiene capacidad para regular y sancionar.

En cuanto a si agrega valor o no, ciertamente, si alguien viene y se quiere instalar, y viene una cuarta compañía y el Estado se la quiere dar, agregará valor. Ella piensa que agregará valar y, si no, agregará su capital. No es esto, además. Lo que agrega valor o no, en mi concepción, en la concepción del Poder Ejecutivo, es lo que el mercado dice que efectivamente agrega valor. Si alguien arriesga y no gana, quiere decir que no agrega valor, y por tanto es un problema de la persona o de quienes se arriesgaron. Nosotros en un papel ex ante no vamos a decir: «Esto agrega o no agrega valor».

Por último, más allá de servicios de mensajería instantánea por los cuales también se puede hablar por teléfono, lo que nosotros queremos es favorecer al usuario en términos del precio del servicio en sí, independientemente de qué servicio de mensajería use y que pueda hablar sin costo, en todo caso.

Cosse: Creo que es una medida obsoleta, que no tiene sentido en los momentos que estamos viviendo en el mundo con las telecomunicaciones ni tiene sentido plantearlo con urgencia en el momento de la pandemia, donde lo más importante es contar con servicios de buena calidad y asequibles para toda la población, cosa que está sucediendo.

Más allá de eso, una base de datos con la información de todos los clientes de telefonía celular de Uruguay sin duda requiere una operación que va mucho más allá de tercerizar una radiobase. Hay una reconocida empresa multinacional, que es la que maneja estas bases de datos en este tipo de servicios, que sería la empresa que empezaría a operar acá y sería un jugador más en el mercado de las telecomunicaciones.

Quería dejar esa constancia. No tengo más preguntas.

Senador Mario Bergara (FA): Si esto se hubiera planteado hace diez años, efectivamente la portabilidad numérica o su ausencia operaba como una barrera a la movilidad. Pero creo que, en el estado actual de las telecomunicaciones, la importancia de la ausencia de portabilidad como barrera a la movilidad es prácticamente nula. No es solo un tema de costos de los servicios de mensajería. Por ejemplo los de WhatsApp acomoda al nuevo número todos los contactos personales. Por lo tanto, la dificultad o el costo que podría tener el usuario por cambiar de número se redujo enormemente.

Con esto voy a que también se transforma en una evaluación de costo-beneficio. ¿Cuánto nos permite hoy ganar en competencia o en bienestar la portabilidad si la comparamos con diez años atrás? La verdad es que incomparablemente menos, y hay un costo por hacerla funcionar.

El otro punto que quiero mencionar es que esto no se debe razonar en términos de a quién va a beneficiar y a quién no, porque la experiencia internacional es mixta. Hay lugares en donde esto realmente contribuyó a que los operadores más pequeños ganaran mercado, y hay otros en donde se fortaleció la porción de mercado del operador grande. O sea, tampoco hay una clara garantía de que implementar la portabilidad, que es costosa, traiga efectivamente un componente de mayor competencia o de participación diferente de los distintos operadores.

Ministro Paganini: En primer lugar, cuando uno cambia su número –me pasó el 1.º de marzo de este año– no tiene problemas solo con WhatsApp, sino con los ene servicios de comercio electrónico en los que está usando su número. Es cada vez más complicado. Eso, sin ninguna duda.

En segundo lugar, esto obliga a las compañías a fidelizar a sus clientes. No necesariamente se genera una gran migración de personas, sino un estímulo para que las compañías fidelicen a sus clientes, los traten mejor, y creo que eso es bueno para los ciudadanos. Es lo que sucede cuando uno abre el corralito mutual: no todo el mundo se cambia, sino que las organizaciones se esmeran para que uno no se cambie. Creo que eso es bueno en todos los casos porque seguimos usando, y cada vez más, la telefonía celular.

En cuanto a que la base de datos sea propiedad de una compañía extranjera, creo que la base de datos de todos los números de Antel está provista por una compañía extranjera pero los datos no son de su propiedad. Aquí va a suceder exactamente lo mismo. No tenemos fabricantes nacionales de base de datos que estén siendo usados por Antel en este momento. Son fabricantes internacionales de bases de datos. Esta base será de un fabricante internacional, pero los datos no pertenecerán a esa empresa, sino a la Dirección Nacional de Telecomunicaciones, en particular, a la Ursec, con los contratos adecuados y las salvaguardas correspondientes.

Senador Botana (PN): Reafirmo el concepto. El señor ministro pone el tema en sus justos términos. Se trata aquí del derecho de los ciudadanos y no de la suerte de las compañías. No sé por qué hay tanta preocupación por las compañías, por su negocio y por preservarles su espacio de negocios. Lo que importa es que los ciudadanos tenemos ese derecho y el país puede contemplarlo. Seguramente sea este un fin mucho más cercano a las obligaciones de nuestro ente de las comunicaciones que algunas otras inversiones bastante más caras que esta que realiza.

Senador Sergio Abreu (PN): Simplemente debo ser el único testigo del tema de la oportunidad. Esto de calificar de obsoleto no es un problema de tiempos. Yo era senador cuando fue presentado ese proyecto hace ocho o nueve años, o más, y ahí –como dijo el exministro Fernández Huidobro– fracasó con rotundo éxito. Y fue rechazado precisamente, no por ser considerado obsoleto, sino por entender que no era el momento oportuno de presentar un proyecto de esa naturaleza.

Alfie: Era eso más o menos lo que quería decir. La verdad que me alegra mucho escuchar la reivindicación. Hace como doce años que el tema fue presentado por primera vez para la portabilidad y se nos dijo que era algo horroroso –recuerdo claramente– y que no servía absolutamente para nada, tanto eso como el triple play.

Fuente Imagen: comparaonline.cl

Deja un comentario

*