23 Jun '14

Sociedad Uruguaya

Repudio generalizado ante ataque vandálico a Escuelas de Flor de Maroñas

“Qué pena!!! Por la ignorancia de unos pocos pagamos todos, sobre todo, los gurises. Aguante la Escuela Pública!!!”… Así reza un cartel improvisado sobre un nylon de color azul, colgado a la entrada de las Escuelas Nos. 173 y 196, del barrio Flor de Maroñas, firmado por “Ana Clara” –seguramente- una vecina y madre, pero sobre todo, ciudadana consciente y responsable, respondiendo al insólito y vandálico ataque del que fue objeto el local escolar.

Rabia, dolor, tristeza, desazón… afloraron en la comunidad educativa de los referidos centros educativos, ubicados en un amplio local de Ruben Darío 3071, por la afectación de cinco aulas y otra dependencias, que fueron incendiadas este domingo, luego de ser robadas.

Esos sentimientos se transformaron en una actitud de decidida esperanza –sin dejar lugar a la impotencia- en el marco de sendos actos de repudio

realizados en el patio escolar, al comienzo de las jornadas matutina y vespertina –respectivamente-, a los que asistieron alumnos, padres, vecinos, el cuerpo docente en pleno, las máximas jerarquías de la educación y representantes de distintas organizaciones sociales.

Frente a las aulas quemadas se congregaron, juntos y sin protocolo alguno, la comunidad educativa, el Presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Profesor Wilson Netto, los Consejeros del Organismo, Inspector Javier Landoni y Maestra Teresita Capurro, el Director General del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Maestro Héctor Florit, la Consejera Maestra Irupé Buzzetti, la Directora General del Consejo de Educación Secundaria (CES), Inspectora Celsa Puente, el Director General del Consejo de Educación Técnico Profesional-Universidad del Trabajo del Uruguay (CETP-UTU), Ingeniero Agrónomo Eduardo Davyt, y el Subsecretario del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), Maestro Oscar Gómez.

Las autoridades –además de agradecer la solidaridad demostrada- compartieron el cronograma que se desarrollará para la ejecución del plan de obras a efectos de recuperar el local escolar, en el plazo más breve posible.

Asimismo, se reconocieron los gestos espontáneos, recibidos de parte de maestros, funcionarios, instituciones sociales, sindicales y vecinos, ofreciendo colaboración en el trabajo para mantener una propuesta de calidad educativa por parte de la Escuela Pública.

Cabe precisar, que también estaban presentes la responsable de la Dirección Sectorial de Infraestructura del CODICEN, Arquitecta Marianella Camacho y su par del departamentos de arquitectura del CEIP, quienes, al culminar el emotivo encuentro –que finalizó con las estrofas del Himno Nacional coreadas a capella por los presentes, a solicitud de los padres de los alumnos- dispusieron el comienzo de los trabajos de limpieza y acondicionamiento del local afectado, por un numeroso grupo de obreros, a efectos de realizar a la brevedad posible los trabajos de recuperación total.

TRABAJOS DE RECONSTRUCCIÓN

El Director General del Consejo de Educación Primaria, Maestro Héctor Florit, afirmó que se trata “de una demostración pública de rechazo a este tipo de actos. Son atentados irracionales, que atacan y agravian los símbolos de la escuela pública”.

En ese contexto, consideró que “la escuela tiene una importante función social y cuando esa institución es agraviada y atacada en forma tan incomprensible, es la sociedad toda la que debe demostrar que estos valores siguen firmes”.

Florit confirmó que el centro educativo fue objeto de robo, aunque destacó particularmente los actos de salvaje vandalismo y “esta forma de agraviar a una escuela que es un icono para esta comunidad”.

En otro orden, el jerarca anunció que las clases se reanudarán mañana, martes 24, gracias al ingente trabajo de la comunidad educativa y las labores de reparación previstos para recuperar el local. Al respecto, Florit estimó el costo de las obras en unos 100.000 dólares.

Por su parte, el Consejero del Consejo Directivo Central de la ANEP, Inspector Javier Landoni, explicó que en el plan de obras de la ANEP existe un rubro para atender este tipo de contingencias edilicias. La responsabilidad de los trabajos será asumida por técnicos de Infraestructura del CODICEN, la División Arquitectura de Primaria y la Corporación Nacional para el Desarrollo.

Al tiempo de precisar que el primer paso será reconstruir las aulas quemadas, el jerarca afirmó que “la educación pública es eso, se reconstruye permanentemente. Inmediatamente nos pondremos a trabajar para atender la situación planteada”.

Aclaró que los muros laterales están en buenas condiciones, por lo cual lo que corresponde es cambiar los techos, los pisos y las aberturas. Asimismo,

informó que se recibió el apoyo del Centro Comunal Zonal, que permitirá instalar aulas prefabricadas para atender la emergencia.

EMOTIVO APOYO

El Presidente del Consejo Directivo Central de la ANEP, Profesor Wilson Netto, destacó particularmente la unión de toda la comunidad educativa, así como su rápida respuesta para atender a los alumnos.

En tal sentido, resaltó la presencia de las autoridades de la ANEP y del Ministerio de Educación y Cultura, lo cual supone un apoyo muy importante para la escuela y el barrio.

“Es un hecho muy triste. Nos cuesta entender que se haya pasado este límite.

Todos disfrutamos de esta escuela y de la educación pública. Realmente, estamos todos muy acongojados”.

Visiblemente emocionado, Netto afirmó que “la escuela es sinónimo de familia y de comunidad. Aquí han estado presentes los padres y los vecinos, tratando de contribuir y colaborar para poner en condiciones, cuando antes, este centro educativo”.

Finalmente, destacó “la presencia de todo el colectivo de maestros recibiendo a los niños e invitándolos a participar, al día siguiente, de las actividades cotidianas”.

En un breve mensaje a la comunidad, la Consejera del CODICEN, Maestra Teresita Capurro, brindó un cálido apoyo a maestros, alumnos y padres para enfrentar la dramática situación.

Al respecto, consideró que por delante está el gran desafío de reconstruir el centro educativo y la esperanza. “Aceptamos el desafío, porque no podrán con la educación uruguaya”.

El Subsecretario del Ministerio de Educación y Cultura, Maestro Oscar Gómez, también valoró particularmente la masiva presencia de los vecinos del barrio, que “han tenido la oportunidad de gozar de esta escuela”.

“Lo más importante es estar rodeado de todos. Como dice el lema de nuestro sindicato de maestros, lo necesario es una escuela llena de pueblo y un pueblo lleno de escuelas”, afirmó elocuentemente.

Finalmente, Gómez manifestó su convicción que el apoyo de toda la comunidad es un “acto de la reafirmación democrática de la escuela pública”.

La Secretaria de la Escuela N°196, maestra Solange Montandón, agradeció la presencia de todo el barrio, considerando que todos son parte de la escuela.

A continuación dio lectura a un mensaje de la comunidad educativa, que atribuye el hecho a “un grupo minoritario de la sociedad”.

En ese contexto, reafirmó la fortaleza de la educación pública, basada en el esfuerzo, el compromiso y el trabajo solidario.

“Esto no puede decaer. Tenemos que demostrar que podemos seguir caminando juntos”, proclamó la maestra visiblemente emocionada.

Finalmente, agradeció el conmovedor apoyo institucional, el de la Asociación de Maestros del Uruguay (ADEMU) y también del Sindicato Único de la Construcción y Afines (SUNCA), así como “el de cada uno de ustedes que nos brinda su apoyo”.

 

Deja un comentario

*