16 Ago '08

Sociedad Uruguaya

Ponencia completa de Larrañaga en el CARI de Argentina

A continuación compartimos el discurso completo del presidente del órgano de conducción del Partido Nacional, Jorge Larrañaga y precandidato presidencial de Alianza Nacional ante el Consejo Argentino de Relaciones Internacionales (CARI) en Buenos Aires, el jueves 14 de agosto de 2008 en su ponencia: “Uruguay-Argentina: Roles Recíprocos”.

1.-IDENTIDAD Y HERMANDAD HISTÓRICA

Decía Carlos Real de Azúa que nuestros dos países son DOS ESTADOS de UNA MISMA NACIÓN.

Eso porque formamos parte del núcleo originario iberoamericano, más allá de que en el proceso de la independencia terminamos en la Diferenciación de estados y en la

Fragmentación, a pesar del deseo de nuestros Próceres.

Nuestros ESTADOS NACIONALES son una realidad, pero también lo es un mundo que tiende a la MULTIPOLARIDAD –eso querríamos- en base a GRANDES BLOQUES CONTINENTALES.

En ese marco debemos proyectar nuestro futuro apoyados en nuestra Identidad Cultural común y en nuestra Hermandad Histórica.

2.-NUESTRAS DIFERENCIAS: DOS PAGOS

Desde la independencia, siendo parte de la Provincias Unidas, los Orientales fuimos distintos, como los cordobeses, los correntinos, los paraguayos, los riograndenses

Las claves actuales del mundo son la unidad o integración en la diversidad (y nuestros pueblos tienen mucho más en común que otros de otra regiones y paz entre nosotros)

Paradoja: nuestro litoral es lo más parecido a Entre Ríos (el recado, el cirigote) Uruguay y Entre Ríos.

Yo como hombre del litoral, del río Uruguay (no nos debe separar sino unir)

3.-ROL DE ARGENTINA:

LÍDER / ARTICULADOR DE LOS DEMÁS PAÍSES HISPANO PARLANTES PARA EQUILIBRAR CON BRASIL. BRASIL ES DEMASIADO GRANDE EN LA REGIÓN Y EN EL MUNDO (BRIC ECONOMY Brasil, Rusia, India, China) PARA QUE EL BILATERALISMO BRA-ARG SEA REALIDAD.

Un liderazgo sinérgico, positivo, que potencie las particularidades a través de la complementación. y que sea capaz de vencer los localismos.

EXISTE LA NECESIDAD DE UNA NUEVA VECINDAD.

La relación de vecindad de Uruguay es fuertemente asimétrica. No se trata solo de la dimensión de los países vecinos, sino de la gran diferencia de los efectos de eventos o medidas económicas en una u otra perspectica. Mientras que lo que suceda en Uruguay no tiene la posibilidad de afectar mayormente las economías de Argentina y Brasil, lo que acontece en éstas tiene normalmente efectos rápidos y significativos en la economía uruguaya.

Hay proyectos prioritarios para nuestro país que dependen de la participación activa de los países vecinos. La promoción del Uruguay como plataforma logística para el transporte y el comercio del Cono Sur es probablemente el caso más notorio, pero no es el único.

Para el Uruguay el Mercosur significó la posibilidad de canalizar las relaciones de vecindad en un marco político y operativo más estable, predecible y administrable. Si bien no sería una solución total para la vulnerabilidad de la economía uruguaya, al menos condicionaría las conductas de los gobiernos y permitiría una mayor previsión y control de los efectos de eventos económicos.

Sin embargo, el Mercosur no podrá jugar ese papel mientras no se encare una efectiva armonización de la gestión macroeconómica, se respeten estrictamente los compromisos de acceso a mercado, se profundice la armonización de los distintos elementos que regulan o inciden en el funcionamiento de los mercados y se llegue a un acuerdo sobre reglas en materia de inversión. El gran desafío es como regular una relación fuertemente asimétrica, con vecinos inestables de forma de captar los beneficios y administrar los riesgos.

El Mercosur no resultó hasta ahora el instrumento que permita contemplar las necesidades del desarrollo económico del Uruguay y justifique ser el eje de la inserción externa de nuestro país. Sin embargo, abandonar el Mercosur no parecería ser una opción. Debemos promover soluciones para las situaciones planteadas actualmente en materia de comercio e inversiones, en el marco de un proyecto de Mercosur efectivo y creíble, y al mismo tiempo buscar alternativas para superar las limitaciones derivadas de una prolongación de las indefiniciones e incertidumbres actuales.

Es preferible un Mercosur con un perfil más bajo que el inicial, pero que responda a la capacidad de compromiso de los países que lo forman, al mantenimiento de objetivos y mecanismos que no tienen sustento en las posiciones y conductas reales de los Estados Parte.

La integración regional sigue y debe seguir siendo la mejor opción política y económica para el Uruguay. Pero el futuro del país debe proyectarse sobre realidades y sobre las posibilidades efectivas de transformarlas, y no sobre utopías y voluntarismos.

4.-ROL DE URUGUAY: ¿NEXO O CUÑA?

A pesar de su tamaño somos bisagra entre Argentina y Brasil

Tenemos una posición geopolítica clave (esa misma es la razón de nuestra existencia como país independiente)

SI BRASIL Y ARGENTINA NOS EXCLUYEN, SEREMOS MÁS CUÑA (ESTADO TAPÓN) QUE NEXO.

Alberto Methol Ferre, un estudioso de estos temas, ha señalado que:

“El Uruguay es estratégicamente mucho más importante para Argentina que para Brasil. Éste domina con sus inmensas costas y situación, todo el Atlántico Sur. El Uruguay no le es vital. En tanto que, para Argentina, el Uruguay es cosa de vida o muerte, pues le controla su arteria de comunicación esencial con el resto del mundo: el Río de la Plata. El Uruguay está junto al sistema nervioso central de Argentina, el triángulo que forman Buenos Aires, Rosario y Córdoba. Desde el Uruguay la vulnerabilidad argentina es total. Mientras que, por el contrario, el Uruguay no afecta ningún elemento decisivo del Brasil”.

Alberto Methol Ferré

Sin embargo, los tiempos actuales parecen indicar otra cosa.

Uruguay nace como estado tapón. Se pretendió de Uruguay que se constituyera en freno del avance entre las potencias, y a la vez, de la unión entre los países del plata.

Methol señala con claridad que Inglaterra abrió un campo neutralizado en la boca del Río de la Plata, para desarticular la Cuenca y evitar su control por un centro de poder latinoamericano en el Hemisferio Sur, capaz de resistir y auto desarrollarse. Un estado tapón les resultaba necesario. Uruguay aseguraba el desmembramiento de la zona óptima de América del Sur. Como reaseguro, las Malvinas custodiaban discretamente. Esa es la operación complementaria que sigue a poco la independencia del Uruguay”.

Por tanto, la condición de existencia de mi país era no intervenir, no comprometerse jamás con sus vecinos.

Uruguay es fruto de una intervención para la no intervención. Fuimos intervenidos, para no intervenir. Esa primigenia funcionalidad :ser tapón, puede y debe, por nuestros pueblos, ser revertida.

SIGNIFICACIÓN DE URUGUAY EN LA RELACIÓN BILATERAL Y CONTINENTAL

APORTE CUALITATIVO A LA REGIÓN: SOMOS UN PAÍS DEMOCRÁTICO, INCLUSIVO, RESPETUOSO DEL ESTADO DE DERECHO Y DEL DERECHO INTERNACIONAL

5.-¿PORQUÉ EL PARTIDO NACIONAL PUEDE CAMBIAR LA SITUACIÓN?

Porque es la alternativa al actual Gobierno

Porque tiene la legitimidad para tender la mano

Hoy existen en mi país algunas certezas, en primer orden, que el próximo gobierno estará en manos del Partido Nacional o del Frente Amplio,

En segundo lugar, que ningún partido tendrá mayorías parlamentarias propias,

Apelamos a la madurez del sistema político uruguayo , que lo sentimos como un diferencial de nuestra cultura política, y por tanto, en lugar de visualizar esta circunstancia como problema, preferimos darle un sentido de oportunidad. Mi país ha sido vencido por una tentación con décadas de tradición, enfrentarnos, priorizar las diferencias, ingresar en la lógica de los opuestos, los unos o los otros, los unos contra los otros, y cada parte con un sentimiento de propiedad exclusiva de la verdad. Las próximas instancias nos dan una oportunidad.

Este mensaje de unidad, de convocatoria hacia una gran coalición nacional partir del cual fijar un rumbo, establecer 5 o 6 áreas de prioridad nacional, las políticas de estado, una visión de país sustentable, solo puede ser viable en un gobierno de mi Partido.

PARTIDO NACIONAL

Origen histórico Artiguista y Federal.

Nuestra colectividad política nace para defender la ley, para precaverse de la veleidad de los hombres como expresaba nuestro prócer Artigas.

Desde el origen mismo de mi Partido, que ha cumplido 172 años el pasado 10 de agosto, estuvimos asociados a la noción federalista.

El Partido de la Libertad, Defensor de las Leyes (contra la veleidad de los hombres)

Ubicado en el Centro del espectro político nacional

Legitimado para convocar a la unidad nacional y a acuerdo básicvos de largo plazo en políticas de Estado

Su aporte al diferencial del sistema político uruguayo

DIFERENCIAL DEL SISTEMA POLÍTICO URUGUAYO

Dialogo entre gobierno y oposición. Es una tradición de mi partido, un mandato histórico ser generoso con nuestra República.

No lo vivimos como concesión, es para los blancos una obligación. Así Wilson Ferreira aldunate, luego de ser privado de la presidencia de la república al no permitírsele participar en la elección de 1985, al ser liberado de la cárcel dio un discurso en la explanada de la intendencia de Montevideo, donde señaló que al país le dábamos todo, nos inculcó el concepto de gobernabilidad. Esa lógica nos domina siempre, así hemos dialogado con el gobierno frenteamplista, hemos dado institucionalidad al país en cuestiones básicas.

PARTIDO NACIONAL garante de estabilidad (siendo oposición hemos apoyado al Gobierno, que antes como oposición no había tenido esa actitud, en el caso de las pasteras)

Continuidad de políticas (caso forestal)

REGLAS DE JUEGO CLARAS Y ESTABLES GARANTÍAS PARA LAS PERSONAS Y LAS EMPRESAS.

Nuestro próximo gobierno derogará las leyes y decretos que habilitan la ocupación de los lugares de trabajo como extensión del derecho de huelga

Reinstalará el respeto a la propiedad privada

Fortalecerá la disponibilidad de herramientas para la inversión (caso SA nominativas)

Priorizará la Seguridad Pública

Fortalecerá el funcionamiento del Poder Judicial (pilar sustantivo de la certeza jurídica)

PAÍS MODERNO, CON SEGURIDAD JURÍDICA Y UN PLENO RESPETO AL ESTADO DE DERECHO

6.-ARGENTINA TIENE QUE ASUMIR UN ROL DE LIDERAZGO POSITIVO DE LOS SUDAMERICANOS HISPANO PARLANTES, ESO NOS EQUILIBRA CON BRASIL Y HACE MÁS JUSTA A LA REGIÓN.

EN LUGAR DE ESO HABLA CON BRASIL BILATERALIZANDO EL MERCOSUR Y LE ENTREGA LA VOZ CANTANTE A VENEZUELA

Necesitamos la sinergia de las potencialidades propias de la región. Ni Argentina, ni Brasil, por sí solas, ni menos aún las demás economías, pueden interactuar exitosamente, en la actual dinámica internacional.

7.-URUGUAY PUEDE ASUMIR ESE ROL HISTÓRICO DE EQUILIBRIO, COMO DECÍA HERRERA ESTANDO “MÁS CERCA DEL PALACIO SAN MARTÍN” (PARADÓJICAMENTE LO OPUESTO A LO QUE OCURRE HOY).

Puede cumplir un rol modélico fijando el estándar regional de reglas estables, seguridad jurídica, regionalismo abierto al mundo, etc. nuestro país es modelo de democracia, de paz social y estado de derecho (aún a pesar de algunos errores de su gobierno actual).

8.-URUGUAY TIENE DERECHO A BUSCAR FUERA DEL MERCOSUR LO QUE MEZQUINAMENTE SE NOS HA NEGADO DENTRO DE ÉL. ARGENTINA Y BRASIL DEBEN SER INCLUSIVOS DE LOS SOCIOS MENORES.

EL MERCOSUR DEBE REDINAMIZAR SUS NEGOCIACIONES CON LOS ESTADOS UNIDOS Y CON LA UNIÓN EUROPEA.

RECLAMO PARA MI PAÍS EL DERECHO A HACERLO UNILATERALMENTE SI ASÍ NO SE HACE (WAIVER -PERMISO- PARA TLC)

La posición del Uruguay, tanto en el Mercosur como en los demás movimientos de integración económica, debe promover la actualización de su papel estratégico, sustentada en tres pilares:

1. El enfoque integral del mercado regional, incorporando el tratamiento de los temas que tienen que ver con el desarrollo competitivo de la producción y comercialización de bienes y servicios y la obtención de ventajas comparativas dinámicas.

2. La búsqueda de mejores condiciones para la inserción de la región y los países que la forman en la economía global.

3. El tratamiento efectivo de las consecuencias de las asimetrías entre los países que se integran.

La sustentabilidad del desarrollo de Uruguay requiere consolidar una economía de vecindad con Brasil y Argentina y, al mismo tiempo, apoyar en el acceso a los grandes mercados de terceros países la actualización de sectores tradicionales y el desarrollo de producciones basadas en la obtención de ventajas comparativas y la globalización de la gestión empresarial.

No se trata de optar entre la integración regional y la apertura económica con terceros países. Al contrario, ambas cosas son imprescindibles.

Uruguay tiene dos opciones básicas para definir los términos de su inserción en la economía global. Una sería mantener al Mercosur como plataforma de la inserción externa, con una flexibilización de la política comercial común y la negociación conjunta, para buscar vinculaciones con terceros países. La alternativa, en caso de persistir el estancamiento y las indefiniciones en el Mercosur, sería establecer un ámbito de seguridad y estabilidad de los vínculos económicos, al que concurrirían el Mercosur, las relaciones bilaterales con los países vecinos, la participación en el sistema multilateral y los acuerdos sobre comercio e inversiones con terceros países.

Los tratados de garantía de inversiones, los tratados de libre comercio o aun acuerdos limitados a ciertos bienes o aspectos puntuales, son instrumentos que ya hemos utilizado y podemos emplear más ampliamente. En el Mercosur no hay lógica para una exigencia de disciplina estricta en esta área en ausencia de un programa efectivo para la formación de la unión aduanera, incumplimientos respecto a las condiciones de acceso a los mercados y perforaciones acordadas al AEC.

9.- NUESTROS PAÍSES PUEDEN ALCANZAR SUS OBJETIVOS DE MEJOR DESARROLLO SOLO SIN ESOS ROLES RECÍPROCOS SE EFECTIVIZAN, SI ESTAMOS JUNTOS.

Mi mano está tendida, la mano del Partido Nacional está tendida y esa mano muy probablemente será la del próximo gobierno uruguayo

Argentina deberá aprovechar esa oportunidad que se viene.

Hermanos, que así sea

Estamos dispuestos, hacia un proyecto ambicioso y desafiante. pretendemos un país desarrollado, inserto en una región desarrollada, marcada por una retórica de unión, pero retórica y acción. Discurso y obra. Coherencia. y esa es tarea compartida.

Ha habido una retórica merco suriana que no ha trascendido al discurso. a la hora de los hechos se ha sustituido por cualquier otro tipo de “entendimiento”.

En base a supuestas afinidades ideológicas, se ha resentido el interés nacional. lo hemos padecido los uruguayos, pero también los argentinos.

Las aparentes amistades, las afinidades de cartón, se han ido por los aires tan solo con una brisa.

No nos podemos encandilar con luciérnagas.

Necesitamos una región fuerte, unida, donde se priorice a la gente, al interés de la gente y no de ideologías o gobiernos.

Crecer y crecer juntos, es el desafío.

Fuente Imagen: news.bbc.co.uk

Deja un comentario

*