20 Sep '09

Sociedad Uruguaya

Llamamiento internacional para detener la expansión de monocultivos de árboles

Los impactos sociales y ambientales de las grandes plantaciones de árboles están resultando en una oposición creciente, no solo en Uruguay, sino en todos los países en los que se instalan. Por ese motivo, desde el año 2004, todos los 21 de setiembre se llevan a cabo actividades alrededor del mundo con el objetivo de generar conciencia sobre este grave problema.

El 21 de setiembre se constituyó en el Día Internacional contra los Monocultivos de Árboles.

Como parte de esas actividades, está circulando una declaración internacional que comienza enfatizando que  en todas partes del mundo, millones de hectáreas de tierra productiva están siendo rápidamente convertidas en desiertos verdes presentados bajo el

disfraz de  bosques . Las comunidades locales son desplazadas para dar lugar a interminables filas de árboles idénticos   eucalipto, pino, palma aceitera, caucho, jatrofa y otras especies   que desplazan de la zona a casi toda otra forma de vida.

Lo mismo está ocurriendo en nuestro país, donde cerca de un millón de hectáreas de tierra productiva ya está ocupada por monocultivos de eucaliptos y pinos, disfrazados bajo el rótulo de  bosques plantados . Los predios agrícolas, hortícolas y ganaderos van siendo crecientemente adquiridos por grandes empresas forestales en su mayoría extranjeras- donde los ecosistemas locales son sustituidos por interminables filas de árboles idénticos . En fecha muy reciente, la venta de gran parte de los activos de la española Ence dio nacimiento al más grande latifundio en la historia del país:

250.000 hectáreas de tierra en manos de la sueco-finlandesa Stora Enso y la chilena Arauco.

Los impactos asociados a esos monocultivos se repiten idénticamente en países tan distantes y distintos como Chile y Tailandia, Brasil y Suazilandia, Ecuador e India, Colombia y Papúa Nueva Guinea, EE.UU y Camerún:  La tierra cultivable, crucial para la soberanía alimentaria de las comunidades locales, es convertida en monocultivos de árboles que producen materias primas para exportación. Los recursos hídricos son contaminados y agotados por las plantaciones, al tiempo que los suelos se degradan .

Además de los actores vinculados a las industrias de la celulosa y la madera que conocemos en Uruguay, el problema tiende a agravarse  con la llegada de nuevos actores del sector empresarial que apuntan a obtener beneficios del cambio climático, promoviendo falsas soluciones a través del establecimiento de las llamadas plantaciones

para  sumideros de carbono , la promoción de los agrocombustibles agrodiésel y etanol de madera   y la introducción de árboles genéticamente modificados .

En el marco de este 21 de setiembre, el Grupo Guayubira hará llegar la declaración internacional a la Presidencia de la República, a las Comisiones de Medio Ambiente y de Ganadería y Agricultura del Parlamento, a los ministerios de Medio Ambiente y Ganadería, Agricultura y Pesca y a los candidatos presidenciales.

Guayubira se suma así a este Día Internacional Contra los Monocultivos de Árboles 2009 y su mensaje central: ¡detengan la expansión de los monocultivos de árboles!

Ver texto completo de la declaración y otros materiales de difusión en:

http://www.guayubira.org.uy/plantaciones/monocultivos2009.html

Por más información:

413 2989   410 0985   099 367 966

info@guayubira.org.uy

http://www.guayubira.org.uy

Deja un comentario

*